Compartir
Publicidad
Publicidad

El surrealismo del doblaje en la películas de los Hermanos Marx

El surrealismo del doblaje en la películas de los Hermanos Marx
Guardar
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente esta secuencia debería tener un sitio en la serie de secuencias mágicas que estoy realizando (tendrán cabida otras menos conocidas). Sin embargo, la escena del camarote de ‘Una noche en la ópera‘ de los Hermanos Marx es de esas que difícilmente no está en el panteón de cada uno de nosotros. Así que la idea de esta entrada, a parte de recordar la genialidad de los Hermanos Marx, y en concreto en la película en la que más se ve la quinta esencia de su arte, va a hablar de su doblaje. De como, según un estudio elaborado recientemente, se dice que en la traducción se perdió hasta el 35% del sentido del humor que expresaban los juegos de palabras de Groucho y compañía.

El estudio en sí, La traducción para el doblaje del humor basado en la polisemia: Los Hermanos Marx cruzan el charco, dirigido por John Sanderson de la universidad de Alicante, y desarrollado por Anjana Martínez Tejerina, indica que “tras visionar las películas originales y las dobladas al castellano de los Hermanos Marx, (...) analizado un total de 240 juegos de palabras, de los que en el 65 por ciento de los casos se logró trasvasar el efecto del humor de un idioma a otro“. Lo curioso es que eso se consiguió gracias a que el juego de palabras en inglés, al realizar su traducción al español, era bastante parecido. ¿Y el otro 35%? No se entendió o el traductor extralimitó sus funciones.

Un ejemplo de esto lo podemos encontrar con la secuencia del camarote de ‘Una noche en la Ópera‘.

El humor de los Hermanos Marx se basaba en unos juegos de palabras que en la mayoría de los casos son prácticamente intraducibles. Si nos fijamos en la escena en cuestión cuyo ejemplo analizamos, se ve cuando entra el plomero en escena. En la versión española éste dice: “Vengo a cortar la calefacción.“ La respuesta de Groucho es de lo más surrealista y recordada por muchos cinélifos, y más cuando no tiene nada que ver con la pregunta: “Puede usted empezar por el rubio ése“, señalando a Harpo.

Si nos pasamos a la versión inglesa, lo que en realidad se dice es lo siguiente: “I’m here to turn off the heat.“ “You can start right on him“, contesta Groucho. Y la broma en inglés, aunque podamos llegar a coger el sentido de la traducción al español, sí se entiende mejor, porque “heat“ significa calefacción o calentón, y la respuesta de Groucho se refiere a lo interesado que está Harpo por las mujeres que hay en el camarote.

A eso es a lo que nos referimos cuando defendemos, y nos lo criticáis, las versiones originales. Incluso en buenos trabajos, si se puede defender eso en el doblaje, como se puede observar, pierde mucho el sentido de la gracia. Sobre todo esto que hablamos, hay buenos ejemplos recientes, cómo sucede con el doblaje y el subtitulado de Diario de un escándalo (Notes on a scandal), y la forma en la que afrontan los juegos de palabras, incluídos los subtítulos.

El problema existe en el resto de sus películas cuando el sentido del humor americano y el contexto en el que se cita, choca con el sentido del humor español. No obstante, pensando en todo el mundo, y dada la oportunidad que nos ofrece Youtube de poder disfrutar de vídeos de ‘Un noche en la Ópera’ (incluida la película en V.O.), a continuación os dejamos, doblada, la secuencia entera del camarote, desde el momento en que Groucho llega al mismo y empieza a dar rienda suelta a su inmenso talento.

Vía | Plumas de caballo
En blogdecine | ‘Una Noche en la Ópera’, cosi-cosa, it´s a wonderful world

En blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos