Compartir
Publicidad

De 'Catastrophe' a 'Wishful drinking': el legado de Carrie Fisher en televisión

De 'Catastrophe' a 'Wishful drinking': el legado de Carrie Fisher en televisión
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia de la muerte de Carrie Fisher ha sido un duro golpe no sólo para todos los fans de la saga 'Star Wars', sino para todos los que disfrutaban de su ingenio y su rapidez mental, además de la gran vis cómica que siempre desplegó en todos sus trabajos. Escritora y guionista además de actriz, Fisher es más conocida por sus películas, pero también tuvo algunas participaciones memorables en televisión.

La última es la tercera temporada de 'Catastrophe', que acababa de rodar en Londres antes de fallecer, y en la que interpretaba a la terrible madre de Rob. En el pasado festival de Tribeca, Sharon Horgan, co-creadora de la comedia, explicaba que habían tenido la idea de buscar a Fisher al verla presentar un premio en el Reino Unido, y sí, en esa serie también saldrá su perro Gary.

En el principio estuvo 'Saturday Night Live'

Carrie Fisher empezó a actuar siendo todavía una adolescente, en los especiales en teatro de su madre, Debbie Reynolds, y luego en 'Star Wars', que rodó con 19 años, y sus primeras apariciones televisivas estuvieron unidas inevitablemente a la princesa Leia, el papel que la hizo famosa. De ese infame especial de Navidad de 'La guerra de las galaxias' a su labor como presentadora de un programa de 'Saturday Night Live', en 1978, en el que dio el monólogo inicial disfrazada de Leia.

30rock

Su participación en 'Saturday Night Live' la llevó a trabar amistad con John Belushi y aparecer en uno de sus roles más locos en 'Granujas a todo ritmo', pero nos desviamos del tema. A partir de ahí, tuvo bastantes apariciones episódicas en series, ya fuera en una historia de 'Cuentos asombrosos' o poniendo su voz a uno de los oyentes del programa de radio de 'Frasier'. Lo más habitual era que hiciera algún cameo interpretándose a si misma, como ocurrió en 'Entourage' y en 'Sexo en Nueva York'

Sus papeles más recordados en televisión llegaron todos a partir de la década de los 2000. En 'Weeds' dio vida a la abogada que llevaba el divorcio de Celia y, en la segunda temporada de '30 Rock', Tina Fey le dio el papel de una antigua guionista de comedia a la que Liz Lemon idolatraba, pero que resultaba ser demasiado excéntrica, por decirlo de algún modo. En una serie en la que Liz se había librado de ser jurado disfrazándose de Leia (y en la que las referencias a 'Star Wars' son innumerables'), era inevitable que Fisher apareciera en algún momento.

Es curioso que, habiéndose hecho conocida con un personaje tan serio como Leia, Carrie Fisher dedicara una parte importante de su carrera a la comedia, sobre todo en televisión. Uno de sus episódicos menos orientados a ese lado fue el que tuvo en 'Smallville' como Pauline Kahn, editora del Daily Planet, pero incluso cuando se dedicaba a labores de doblaje, el humor y la parodia seguían ganando. Así participó en 'Padre de familia' como Angela, jefa de Peter Griffin, y lo hizo también en el segundo especial que 'Robot Chicken' dedicaba a 'Star Wars'.

Entre sus últimos papeles en televisión no sólo figuraba el de 'Catastrophe', sino también un par de episodios en 'Girlfriends' guide to divorce'.

La vida de Carrie Fisher en 'Wishful drinking'

En 2010, HBO grabó una representación de su monólogo 'Wishful drinking' (que puede verse en HBO España con el título de 'Bendito alcoholismo'), adaptado por la propia Fisher del libro autobiográfico del mismo título. En él, repasaba, durante un poco más de una hora, toda su vida, desde quiénes eran sus padres (Debbie Reynolds y Eddie Fisher) a, por supuesto, su experiencia en la saga 'Star Wars' y con el merchandising puesto a la venta con su imagen.

Fisher también era muy abierta en el espectáculo con sus problemas con las drogas y, sobre todo, con su enfermedad mental. La actriz padecía trastorno bipolar, y hablar con franqueza de ello le había ganado un gran respeto y consideración en Estados Unidos. "Si mi vida no fuera divertida sería real, y eso sería inaceptable", decía en un momento de 'Wishful drinking'. De su enfermedad habló también en un documental de Stephen Fry sobre sus propios problemas con el trastorno bipolar ('The secret life of the manic depressive'), y siempre conseguía sacar los comentarios más mordaces de toda su experiencia.

El especial es una buena manera de acercarse a la figura de la Carrie Fisher escritora (suyo era el guión de 'Postales desde el filo', basado en su libro sobre su relación con su madre), alguien que se tomaba su vida con sentido del humor porque, si no, habría sido demasiado terrible vivirla. Sólo por el segmento sobre las vueltas sentimentales de su familia merece la pena ese 'Wishful drinking'.

En ¡Vaya Tele! | Quiénes eran 'Absolutamente fabulosas' y por qué eran unas clásicas de la comedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos