Compartir
Publicidad
Los 13 personajes más fascinantes de 2016
Proyectos

Los 13 personajes más fascinantes de 2016

Publicidad
Publicidad

El 2016 está llegando a su fin. Es hora de listas y tops. Los distintos editores ya han hablado de sus mejores películas estrenadas durante el año que concluye, también de las peores, y el modo "listas" se ha incrementado a la de mejores películas españolas, a los films más terroríficos y las más destacables dentro del género fantástico. Todo ello según el criterio del firmante en cada texto.

A un servidor este año le ha tocado hacer una lista sobre los personajes más fascinantes visto a los largo y ancho de los últimos doce meses. Trece personajes por orden cronológico, esto es, según la fecha de estreno en España. Son los trece primeros que me han venido a la mente. Así pues, ni están todos los que son ni son todos los que están.

Daisy Modergue (Jennifer Jason Leigh en 'Los odiosos ocho')

Probablemente el mejor personaje femenino salido de la mente de Quentin Tarantino, y que da una oportunidad única a Jennifer Jason Leigh de lucirse como nunca en su carrera. Todos los personajes femeninos vistos en el western subvertidos hasta lo indecible en el mejor personaje de la película.

Carol Aird (Cate Blanchett en 'Carol')

Una de las mejores actrices de la actualidad se hace cargo con el difícil personaje de Carol, salido de la novela de Patricia Highsmith. La que para mí es la mejor película del 2015, y una de las mejores love stories de la historia, narra la historia de dos personajes femeninos fascinantes y complementarios, aunque Carol sobresale. Blanchett es Carol y viceversa. ¿Quién no lo dejaría todo por ella?

Pruitt (John Carroll Lynch en 'La invitación')

Carrolllynchinvitation

John Carroll Lynch es uno de esos actores de carácter que con su sola presencia son capaces de provocar todo tipo de sensaciones en el espectador. Su rol en la magistral 'La invitación' ('The Invitation', Karyn Kusama, 2015) es buena prueba de ello. La violencia contenida representada interpretativamente. ¿Quién no se cagaría encima si se lo encuentra de noche en un callejón?

Ed Phoerum (Jeremy Irons en 'La correspondencia')

Ironscorrespondenza

Por lo que sé en el momento del nacimiento, todos nosotros poseemos el don de la inmortalidad. Te preguntarás "entonces, ¿por qué morimos?". Debido a que en el transcurso de nuestra existencia cometemos un error que nos hace perder el don de la vida eterna. Ya puedo escucharte preguntando: "¿qué error?". No se nos permite saber, pero, es debido a ese error que los seres humanos se convierten en mortales. Por supuesto, es probable que objetes, que nadie ha vivido lo suficiente para demostrar la fiabilidad de esa teoría. Bueno, eso es cierto. Pero, también es cierto que nadie ha sido una excepción a la misma. Lógica... lógica... lógica... He entendido cuál fue mi error. No todo el mundo llega a eso, pero yo lo hice. Mi error fue no conocerte antes.

Finnegan (Glen Powell en 'Todos queremos algo')

De esa maravilla de Richard Linklater, en la que realiza un reflejo de la época pre-universidad con un montón de personajes y el objetivo cargado de nostalgia de la buena, Glen Powell se marca la interpretación de su vida. Finnegan es el canalla que todos llevamos dentro, el seductor del grupo, egoísta pero también muy amigo de sus amigos. Una nominación al Oscar sería muy justo.

Viola (Greta Scarano en 'Suburra')

En ese fresco que es 'Suburra' (íd., 2015), de Stefano Sollima, todos los personajes están llenos de interés. Destaca, a mi parecer, la actriz italiana Greta Scarano, dando vida a Viola, la novia yonqui de uno de los gángsters. Viola es débil, a veces violenta, a ratos sumisa, y está enamorada completamente de su pareja. Viola parece muy poca cosa, pero es la demostración física de lo peligrosa que puede ser una persona que no tiene absolutamente nada que perder.

El hombre ciego (Stephen Lang en 'No respires')

El pedazo de cabrón de 'Avatar' (íd., James Cameron, 2009) se ha quedado ciego y vive aislado del mundo en una casa a la que un día tres jóvenes un poco gilipollas —valga la redundancia— deciden ir a robar. Lang se hace con la película con su sola presencia, un ogro con algún que otro secreto y muy, muy mala leche.

José (Antonio de la Torre en 'Tarde para la ira')

Antoniodelatorretardeparalaira

En una de las cintas patrias más laureadas del año, ópera prima de Raúl Arévalo —muy probablemente se alce con el Goya al mejor director novel en la próxima edición de los premios—, su buen amigo Antonio de la Torre se marca una señora interpretación de un hombre en busca de venganza. Una venganza llena de rabia, pero silenciosa y contenida, como uno de esos pistoleros del lejano oeste.

El japonés (Jun Kunimura en 'El extraño')

Junkunimurathewailing

En una de las cintas más apasionantes del año, Jun Kunimura interpreta uno de los personajes más llamativos y alrededor de quien parece suceder todo. El diferente, el otro, el extraño, aquello que los ojos más temerosos y prejuiciosos quieran ver. Es eso y mucho más...

Michèle Leblanc (Isabelle Huppert en 'Elle')

Isabellehuppertelle

Probablemente la mejor película de Paul Verhoeven, marcada por una muy matizada composición de Isabelle Huppert en uno de esos papeles caramelo por los que muchos actores darían media vida. Frágil, sensual, poderosa, manipuladora y capaz de dejarse seducir por el lado más oscuro del hombre para acabar dominándolo.

Sir James Martin (Tom Bennett en 'Amor y amistad')

Bennettloveandfriendship

El personaje más desternillante del año lo interpreta Tom Bennett en 'Amor y amistad' ('Love & Friendship', Whit Stillman, 2016), adaptación del universo de Jane Austen, con dicho personaje como contrapunto cómico y delirante que dibuja un tipo de hombre que todos podemos llevar dentro: el ridículo y entrañable. Una nominación al Oscar sería hacer justicia.

Louise Banks (Amy Adams en 'La llegada')

En la película de Sci-Fi del año, y una de las más importantes del milenio, Amy Adams da vida a una lingüista con un poder especial, que no es otra cosa que saber abrir la mente, supondrá la clave para un gran avance en la humanidad. La actriz nunca ha utilizado tan bien sus ojos como en esta obra maestra.

Ruby (Jena Malone en 'The Neon Demon')

Maloneneondemon

En el film narcisista del peculiar Nicolas Winding Refn existe un fascinante universo en general. Sobresale esa vampírica Ruby, personaje perfecto para Malone, quien le aplica todo el morbo necesario llegando a protagonizar la secuencia más atrevida del año. Sí, esa que estáis pensando.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio