Compartir
Publicidad

Cinco novelas negras españolas que merecen adaptación

Cinco novelas negras españolas que merecen adaptación
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Blogdecinechachas y blogdecinechachos! ¿Cómo estáis? Hete aquí que he llegado yo, con mi rumba y con mis dilemas, con mi dolor y con mi sirena. Pues hoy os voy a proponer cinco novelas negras hechas y escritas aquí, en esta España ruinosa e infértil, que en mi modestísima y nada señorial opinión merecen traslación cinematográfica desde ya. Doy ideas, uso la imaginación y de paso comparto lecturas. ¿Hay algo mejor? Ya sabéis, compartir lecturas, soñar películas, etc.:

1) La aventura del tocador de señoras de Eduardo Mendoza.

El Libro: Además de ser justamente popular, Eduardo Mendoza es uno de los mejores escritores de literatura de este país que también ha sido adaptado, pero con ninguna fortuna. Ya existe una adaptación de la primera aventura del Detective sin Nombre, pero esta tercera novela es, quizás, la mejor de todas y la que propone una aventura con más peripecias para que los lectores no iniciados descubran al investigador patoso más gracioso de toda Cataluña (y nuestra literatura) y también una dura y ácida crítica social, urbana y económica a la Barcelona post-Olímpica, forjada en unos (pantanosos) sueños burgueses. Además, el humor de Mendoza, inconfundible. Uno de sus fantoches suelta perlas como "Vi once veces Siete novias para siete hermanos. Esta película representaba y aún ahora representa en mi imaginación el ideal que siempre he soñado para Cataluña".

Quién debería hacerla: ¿Cómo no pensar en Javier Fesser o en un esquinado Álex de la Iglesia para esta película? Incluso Oscar Aibar sería perfecto. O una versión hiper-vitaminada de Javier Ruiz Caldera. El detective sin nombre es un personaje que, además, debería tener el rostro de un comediante nato, sea Joaquín Reyes o sea Julián López, alguien que inspire ternura, patetismo y grandeza a partes iguales.

acceso

2) Acceso no Autorizado de Belén Gopegui.

El Libro: El ordenador de una vicepresidenta es hackeado. Un joven y solitario hacker, por su cuenta, empieza a encontrar peligrosas revelaciones sobre el actual destino de España. Un abogado le ayuda. Al mismo tiempo, la vicepresidenta se enfrenta a una semana crucial para el gobierno de su país. En este poderosísimo thriller, tenemos absoluta y completamente todo: publicado y escrito antes del escándalo Snowden y con la crisis de confianza democrática en el gobierno como centro temático, es un triste y a ratos lírico relato de intriga que contiene una no menos desoladora historia de amor. Además, frases tan contundentes, dolorosas y tremendas como estas: "Ellos, los enemigos, han construido durante años bancos, fortunas, edificios, tribunales, relaciones, armas, leyes, tendidos de cables. Una información divulgada a tiempo con la tecnología adecuada puede destruir alguna de esas relaciones, quizá alguna de esas fortunas… Cuando no hay lucha, ¿hay vida? Otros contestarían que sí, pero tú te rebelarías".

Quién debería adaptarla: Solamente Rodrigo Cortés, con una primera y enérgica película y una demostración constante de ritmo trepidante, podría llevar a buen puerto una adaptación en una clave más dinámica. Pero Eugenio Mira, alguien capaz para los registros íntimos como para los más trepidantes, sería el nombre perfecto (y el más inesperado) para este tipo de proyecto.

mares del sur

3) Los mares del sur de Manuel Vázquez Montalbán. El Libro: Un crimen en la clase alta barcelonesa en plena transición (o casi) española. Un detective aficionado a la poesía, al buen comer y a quemar libros con un desprecio (y melancolía) del todo entrañable. Un millonario que esconde secretos. Y, por supuesto, visitas al mítico barrio chino, entonces no tan conocido por el nombre del Raval. Y por supuestos diálogos como estos: "-Usted es de los que se creen que los ricos no tenemos sentimientos. -Los tienen. Pero menos dramáticos. Todo lo que sufren les cuesta menos o pagan menos."

Quién debería adaptarla: Está claro que Alberto Rodríguez parece un nombre natural para filmar una pieza de época, cambiando su Sevilla natal por una Barcelona del todo excitante. Además, él y su guionista habitual, Rafael Cobos, podrían sacar partido. Está claro que en la novela negra española, Barcelona ha sido una fuente creativa tan excitante como inacabable. Aunque esta novela fue adaptada en 1992, me niego a considerar tal adaptación como válida, además, el cásting de Juan Luis Galiardo, un actor demasiado galán y elegante para el detective Carvalho me parece un error. Otra buena razón es que Los mares del sur es la mejor de las novelas del ciclo de su detective, con el misterio mejor trazado y el más interesante.

buendetectif

4) Un buen detective no se casa jamás de Marta Sanz.

El Libro: El detective homosexual Arturo Zarco se va de vacaciones, con el corazón algo roto, buscando amparo en su vieja amiga Marina Frankel. Pronto descubrirá una trama familiar en su conocida que oculta muchos y bastante perturbadores secretos. Esta es la segunda entrega de uno de mis investigadores favoritos, y solamente por su mezcla rarísima de jueguecito literario bueno (se trata de un cuento de hadas neogótico ¡en ciudad de vacaciones!) e historia detectivesca ya merece la pena. Introducido en Black, black, black, aquí el género alcanza una de sus muestras más apreciables: la de absoluta e irreprochable rareza.

Quién debería adaptarla: Evidentemente, este Pedro Almodóvar tardío y libérrimo es una opción para los más soñadores, pero una adaptación desenfadada de Daniel Sánchez Arévalo, que en su primera película demostró tener un cierto dominio para relaciones familiares un pelín complicadas, tampoco estaría nada mal.

niebladonsella

5) La niebla y la doncella de Lorenzo Silva.

El Libro: Los inspectores de la Guardia Civil, Bevilacqua y la cabo Chamorro parten hacia las Canarias para resolver un misterio que pronto se llena de amores prohibidos y secretos no demasiado agradables de oír. Confieso que estos dos guardias civiles me funcionan mejor en distancias más cortas que en grandes novelas, pero de toda su serie, el caso más interesante, tras la ya adaptada El alquimista impaciente, es éste que nos ocupa, con un escenario nada habitual en el género.

Quién debería adaptarla: Aunque ya hay una apreciable adaptación del 'Alquimista Impaciente', (id, 2002), sería deseable e incluso algo inesperado que Enrique Urbizu agarrara a estos dos personajes y les diera una versión definitiva y hasta canónica que, creo yo, debido a su popularidad y su tendencia a repartirse casos por la geografía española merecen.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio