Compartir
Publicidad
Las películas que menos me han gustado de 2014
Proyectos

Las películas que menos me han gustado de 2014

Publicidad
Publicidad

Hace ya unos días que dejamos atrás el 2014, un año en el que llegaron a los cines españoles grandes películas y también cintas cuya existencia casi sería mejor ignorar. Sin embargo, eso daría pie a que su alarmante falta de calidad cayera en el olvido y que algunos ingenuos cinéfilos cayesen en el error de dedicar un par de horas de su valioso tiempo a su visionado, por lo que me he animado a comenzar mi repaso a la cosecha del año pasado con las películas que menos me han gustado de 2014.

En estos casos suele ser necesario recordar que no considero una verdad absoluta e irrefutable lo que encontraréis a continuación -como seguro que tampoco lo fueron las elecciones de mi compañero Juan Luis cuando destacó sus películas favoritas y las que menos le habían gustado del año pasado-, sobre todo porque no es más que mi opinión personal. Sin más dilación, os dejo con las que considero que son las peores películas de 2014.

'Cuento de invierno' ('Winter's Tale')

Estoy convencido de que Akiva Goldsman creía tener entre manos una magnífica muestra de realismo mágico -la película parece estar gritando en todo momento “¡Emociónate!”-, por lo que gastó todos los favores que le debían para conseguir un llamativo reparto. Lástima que luego todo fuera para contarnos una historia en el que el porque sí es la respuesta para demasiadas cosas, los personajes llegan a dar vergüenza ajena y lo forzado y antinatural que resulta todo lo que atónitos vemos que va sucediendo en pantalla. Mi crítica aquí.

'Exodus: Dioses y Reyes' ('Exodus: Gods and Kings')

Estoy convencido de que habrá quien vea incluir aquí el último trabajo de Ridley Scott como un intento de llamar la atención, pero es que es un fracaso absoluto a todos los niveles. Como drama épico nunca logra superar los límites del -muy molesto- tono tan superficial como trascendente que se quiere imprimir al relato y como mero entretenimiento palomitero es tan insatisfactorio -lo mejor que puede decirse de ella en ese apartado es que es de lo más insípida- que aún me arrepiento de haber aguantado despierto para soportar su interminable metraje. Y a eso hay que añadirle un reparto en horas muy bajas -¿la peor actuación de toda la carrera de Christian Bale?-. Una pérdida de tiempo.

Hércules: El origen de la leyenda' ('The Legend of Hercules')

Este año he visto tres películas sobre Hércules. Una era un entretenimiento bastante aceptable y las otras dos unos bodrios horribles en los que lo único que competía con su falta de calidad era el aburrimiento que me produjo su visionado. Esta era una de ellas, donde Kellan Lutz demostraba que no tenía talento y carisma alguno, mientras que Renny Harlin dejaba clara su decadencia definitiva tras las cámaras en un ridículo subproducto en el que no se nota por ningún lado esos 70 millones de dólares que supuestamente costó. Puro anticine.

'La Hermandad

El cine de género español pasa por un gran momento, pero no gracias a engendros como este. Diálogos bochornosos, actuaciones lamentables, plagios mal hechos disfrazados como homenajes, un guión a caballo entre la desgana, el tópico y el disparate, una puesta en escena sin pulso y que fomenta un tono que llega a coquetear con una infame sensación de parodia y el hecho de que el misterio ya no es que funcione -lo único a la altura de su falta de interés es lo previsible que resulta-, es que transmite tal sensación de rutina que hace que el resto de sus numerosas debilidades sean aún más evidentes.

'Maléfica' ('Maleficent')

¿Qué sentido tiene coger a la que quizá sea la villana Disney más querida por el público para convertirla en algo completamente distinto? Ojalá eso fuera lo único negativo de una película en la que todos los actores dan pena de una forma u otra para que Angelina Jolie destaque positivamente, algo a lo que también ayuda su infame guión que alcanza cotas especialmente indignantes durante su desastrosa última media hora. Mi crítica aquí.

'Ouija'

Son varios los títulos de terror de paupérrima calidad que nos han llegado desde Estados Unidos a lo largo de 2014 y todos ellos tenían una estructura más o menos similar: Algo pasa al comienzo, luego unos personajes idiotas hacen el memo durante tres cuartas partes del metraje y al final la cosa se acelera y nos importa un pimiento lo que pase. ¿Qué es entonces lo que hace que 'Ouija' (Stiles White, 2014) se imponga a porquerías como 'El heredero del diablo' ('Devil's Due', Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, 2014) o 'Annabelle' (John R. Leonetti, 2014? Pues que era la más aburrida y cansina de todas.

'Pancho, el perro millonario'

¿Una película sobre el perro de la lotería? No sonaba especialmente apetecible y la realidad acabó siendo aún peor. Podría solventarlo diciendo que se trata de una de las cosas más absurdas -y cargantes- que he visto, algo en lo que resulta esencial las tonterías que hacen protagonizar al pobre perro -y mejor no hablar de sus ridículos trucajes visuales-, pero es que los protagonistas humanos dan la misma o más vergüenza ajena que él.

'Pompeya' ('Pompeii')

Paul W.S. Anderson es uno de los directores más maltratados por la crítica pese a que también nos ha dado entretenimientos reivindicables como 'Los tres mosqueteros' ('The Three Musketeers', 2011), pero aquí metió la pata a lo grande. Su primer error fue contratar a Kit Harington, un actor con escaso talento dramático y nulo carisma, para liderar el reparto, el segundo confundir la épica con una sobredosis de destrucción en la que los deficientes efectos visuales llegan a sacarte de lo que sucede en pantalla y el tercero y más grave es contarnos un auténtico despropósito sin sentido del humor alguno, lo cual convirtió su visionado en una experiencia soporífera que no recomendaría a nadie.

'Vampire Academy'

No tengo mucho nuevo que decir sobre ella que no comentase ya cuando os hablé de las peores películas estrenadas durante el pasado verano. Bueno, sí, ya que este desafortunado cóctel cinematográfico que nunca sabe lo que quiere ser es tan intrascendente y anodino que es el título de la lista del que menos cosas recuerdo y sospecho que en unos meses ya la habré olvidado por completo. Es que ni siquiera su veleidosa absurdez tiene alguna salida de tono tan llamativa como para ser recordada por lo mala que es, ese es el nivel.

'Yo Frankenstein' ('I, Frankenstein')

Creo que a nadie le gustó enterarse de que Universal va a convertir a sus míticos monstruos en héroes de acción, algo que en mi caso fue aún peor al recordar que podrían parecerse a este bochornoso engendro en la que todo resulta monótono y cansino, pues lo que debería haber sido un entretenimiento sin prejuicios se convierte en un relato que se toma demasiado en serio a sí mismo para desesperación de un espectador que asiste a una sucesión de disparates sin apenas sentido.

Cartel de

Este año he preferido dejar de lado las menciones especiales en mi selección de las peores películas de 2014, pues han sido demasiados los títulos estrenados en España el año pasado a los que suspendo de forma tajante -¡ojalá sepa elegir mejor en 2015!-, aunque de las restantes ninguna llegó a dejarme tan mal sabor de boca como la última entrega de El Hobbit -las dos anteriores al menos eran entretenidas-, y necesitaría extenderme casi tanto como lo hecho hasta ahora en este artículo para hablar de todas ellas y creo que bastante tiempo os he robado ya, así que ahora os doy paso a vosotros. Adelante, disparad.

  • En Blogdecine:

Las diez mejores películas de 2014

Las diez peores películas de 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos