Compartir
Publicidad
Ocho androides memorables del cine que nos asombraron antes de 'Ghost in the Shell'
Proyectos

Ocho androides memorables del cine que nos asombraron antes de 'Ghost in the Shell'

Publicidad
Publicidad

El estreno de la adaptación en imagen real de ‘Ghost in the Shell: El alma de la máquina’ nos ha llevado a repasar algunas de las películas fundamentales para adentrarse en el ciberpunk pero también hace que nos preguntemos: ¿dónde quedaría la ciencia-ficción sin los robots?

Desde el comienzo del género, los androides literarios originales de Isaac Asimov o Philip K. Dick se remontan a mitos y leyendas de diversas culturas, desde los relatos de la antigua Grecia hasta el Talmud, y en el mundo del cine se consideran un elemento básico del propio género fantástico. Aprovechamos que vuelven a tener presencia en la gran pantalla para elegir a ocho de nuestros androides favoritos:

Futura - Metrópolis (1927)

El primer Androide en la historia del cine sigue siendo el más influyente en el género de ciencia ficción. Esta mujer mecánica es creada por el científico loco Rotwang para infiltrarse y hacerse con el control de la clase obrera en esta sociedad distópica creada por Friz Lang. Cambiando su apariencia, Futura toma el lugar de María, la líder espiritual de la resistencia, llevando a la clase obrera a una violenta rebelión. Su brillante diseño de producción y frialdad exagerada encarna el tono del clímax con su gesto de ojos anchos, y mirada vacía que daba bastante miedo.

Gort – ‘Ultimátum a la tierra’ (1957)

Desde un platillo volante se alza un misterioso hombre de metal, con una sola rendija para dejar ver. Cuando dispara, destruye las armas llevadas por los soldados humanos. Esta escena forma parte de la iconografía de ciencia ficción y Gort, uno de los androides más emblemáticos, pero menos recordados. Un robot humanoide sin articulaciones mecánicas empleado como guardaespaldas de un grupo de científicos alienígenas que tratan de advertir a la Tierra para cesar su actividad bélica. Gort estableció el estándar de movimiento, mirada y andar de muchos robots.

C-3PO – ‘La guerra de las Galaxias’ (1977)

'Star Wars' esa ópera espacial que sigue llenando letras y bits diariamente también tiene muchos androides emblemáticos. C-3PO es posiblemente uno de los robots menos malévolos en esta lista, e incuestionablemente el menos violento. Siempre se está lamentando por algo y junto a su complemento R2-D2, C-3PO es una constante en la saga siendo el contrapunto realista de su grupo de aventuras, adornando el universo Star Wars con su presencia desde todas las películas —menos ese fan fiction llamado ‘Rogue One’ (2016)— a videojuegos y series de tv animados.

Roy Blatty – ‘Blade Runner’ (1982)

"Más humano que humano." Ese es el lema de la Tyrell Corporation al diseñar los replicantes androides del thriller scifi-noir de Ridley Scott. Cuesta creerlo cuando estos matan sin piedad pero muestran que pueden llegar a serlo. Rutger Hauer brilla en esta película, dando una llama existencial a su nexus 6 que consigue hacer creíbles sus problemas emocionales: miedo a la muerte, incertidumbre vital, la fe en su creador. Su monólogo final "lágrimas en la lluvia", conciso pero elocuente, es dolorosamente humano y recuerda a Rick Deckard, que todos tememos a la muerte.

Bishop –‘Aliens, el regreso’ (1986)

Scott también nos recordó en la primera ‘Alien’ que los androides no son dignos de confianza porque representan las peores intereses de la Corporación Weyland. Bishop, sin embargo, no es como los demás, y prefiere el término "persona artificial". Este es el más memorable de lejos de toda la saga y anque frío por naturaleza, es amable y bastante servicial a veces. Le es imposible hacer daño o permitir que un ser humano sea dañado". No tiene emociones verdaderas pero si rasgos que se asemejan a la compasión, puede resultar entrañable o inquietante, depende del momento.

T 800 – ‘Terminator 2’ (1991)

La reescritura del Terminator de Arnold Schwarzenegger como protagonista bueno suena sobre el papel como un intento de sacar provecho de la fama de estrella de acción que logró con su aparición en la película original de 1984. Al convertirlo en héroe, el director James Cameron sacó provecho del habla mecánica de Schwarzenegger como contrapunto cómico y generador de onle-liners memorables que aún calan en la cultura popular. El T-800 pasa la película entera tratando de averiguar por qué la humanidad es algo tan especial hasta convertrse casi en una extraña figura paterna.

Data – Star Trek: La nueva generación (1987- 1994)

Aunque técnicamente no es totalmente un androide de cine, Data ha aparecido en bastantes entregas del canon cinematográfico de ‘Star Trek’ para merecer su inclusión. El oficial de tecnología desprovisto de humanidad (tiene un chip para las emociones), es una especie de precedente de Sheldon Cooper en robot. Como muchos, tiene un deseo, siempre presente, de ser más como un ser humano y es uno de los pocos al que se le ha dado la posibilidad de convertirse en un hombre real. En la película ‘Star Trek: Primer contacto’ (Star Trek First Contact, 1996) desechaba la opción muy a su pesar.

Robocop – ‘Robocop’ (1987)

Detroit es una distopía ciberpunk en un borde de colapso financiero. Plagada por el crimen, la ciudad permite que la mega corporación OCP mantenga el orden. Después de ser brutalmente asesinado Alex Murphy renace en un nuevo cuerpo cibernético. La primera película americana de Paul Verhoeven dejó una gran impresión y se convirtió rápidamente en una franquicia con dos secuelas a principios de 1990, dos series de televisión y un remake de 2014. La inclusión de materia gris humana le convierten en un ciborg precedente de los modelos de ‘Ghost in the Shell

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos