Compartir
Publicidad

'2 Broke Girls', chistes fáciles y actrices con química

'2 Broke Girls', chistes fáciles y actrices con química
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Primero, la actualidad. Y es que si preferís esperar a ver ‘2 Broke Girls‘ cuando se estrene en España, no os va a hacer falta esperar mucho. TNT empezará a emitirla el 28 de octubre, con el título de ‘Dos chicas sin blanca’. Ahora, ¿merece la pena que le echéis un vistazo? Eso es más complicado de responder. Sólo lleva dos episodios y hay posibilidad de que refine un poco más los chistes y no parezca que salen todos de una sitcom de finales de los 90, pero también puede ser que se lancen por ese humor muy de la CBS y de trazo grueso, un humor que puede funcionar en audiencia pero que resulta menos interesante.

Pero recapitulemos. Caroline es una pija de Manhattan cuyo padre está implicado en una estafa financiera similar a la de Bernard Madoff, con lo que ella se queda arruinada. Termina en Brooklyn buscando trabajo en una cafetería donde sirve mesas Max, una chica que no ha tenido mucho dinero nunca y que, para redondear sus ingresos, también cuida de los bebés de una pija del Upper West Side. Por diversas cuestiones, las dos acaban compartiendo piso y hasta un sueño para salir de la pobreza: montar su propio negocio de venta de cupcakes. De su dinámica tipo “la extraña pareja” proceden la mayoría de los chistes y, de hecho, es lo único que de verdad funciona.

2brokegirls_2

Kat Dennings y Beth Behrs, sus dos protagonistas, tienen buena química juntas y potencial para hacer una comedia mejor de la que los guionistas les permiten hacer, por el momento. Sus momentos fuera de la cafetería, especialmente en el piso de Max, las presentan como menos caricaturas y más personajes un poco más humanos (incluso para el estándar de las sitcom), pero la tentación de acabar, dicho mal y pronto, en chistes de negros y asiáticos y escatológicos aún parece demasiado fuerte para que sus responsables se resistan a ella, y es justo lo que condena a ’2 Broke Girls’ y puede terminar convirtiéndola en la versión con chicas de ‘Dos hombres y medio‘.

De todos modos, las comedias siempre necesitan un periodo de ajuste y, a veces, no acaban de encontrar su tono hasta que no han pasado cinco o seis capítulos. Quizás a ’2 Broke Girls’ no le haga falta ese tiempo y sus creadores piensen que tal y como es ahora les vale, o tal vez decidan reducir los chistes más chabacanos y empiecen a aprovechar los momentos en los que Max y Caroline apuntan a una dinámica de una amistad peculiar que puede estar divertida, sin tener que recurrir constantemente a bromas que se ven venir desde tres escenas antes (cualquier chiste que implique al cajero negro de la cafetería, el cocinero o el encargado asiático del diner es muy previsible). Si os gusta el humor tipo CBS, probablemente os reiréis con ’2 Broke Girls’. Si no, está por ver si la comedia evolucionará en siguientes episodios o no.

En ¡Vaya Tele! | Las comedias arrasan en el estreno de la temporada americana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos