Compartir
Publicidad

'Aída': Del piloto al desenlace

'Aída': Del piloto al desenlace
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 16 de enero de 2005 fue el día elegido por Telecinco para que Carmen Machi volara en solitario con una serie que giraba en torno a uno de los personajes más carismáticos vistos en '7 vidas'. Arrancaba así 'Aída', una ficción que nacía con mucho recorrido por delante y que incluso tendría que vivir la marcha de su protagonista pese a que contaba con el privilegio de tener a su disposición el nombre de la comedia. A esas alturas, ya no importó. 'Aída' había evolucionado de tal manera que podía sobrevivir sin el personaje gracias al que nació y la ficción continuó con éxito su larga trayectoria por la televisión.

Nueve años y cinco meses después, o lo que es lo mismo, 237 episodios más tarde, la serie de Telecinco se despide del público, después de convertirse en una de las más aclamadas ficciones que han pasado por nuestra televisión y ser todo un referente en el mundo de la comedia en nuestro país. Telecinco quiso adelantarse a ese estreno emitiendo de nuevo el primer episodio de la serie el pasado domingo, donde pudimos revivir cómo comenzó todo y cómo se asentaron las bases de lo que se explotaría en el futuro. Lo que vimos en este primer capítulo ha tenido mucha relación con lo que ha venido más tarde, y es que, aunque 'Aída' evolucionó hasta alcanzar el tono que tanto la ha caracterizado, en ese primer episodio ya pudimos ver la esencia de lo que sería la serie en el futuro.

Personajes con fuerza

A diferencia de '7 vidas', 'Aída' se ha caracterizado por la presencia a lo largo de toda su historia de la mayoría de los personajes con los que arrancó en 2005. Al margen de su protagonista y Ana Polvorosa, el resto del reparto se ha mantenido durante todos estos años, y a ellos se han ido añadiendo nuevas caras que se han ganado a pulso tener su hueco dentro de la ficción. Sin duda, la gran baza de la serie ha sido presentar ese amplio abanico de personajes que han sabido ganarse el cariño de buena parte de los espectadores.

El piloto de 'Aída' se encargó de presentar a la perfección los perfiles de estos personajes. La historia arrancaba con la mudanza que hacía la protagonista tras la muerte de su padre, quien le dejaba el piso donde se crió como herencia. Esto provocó que Aída y sus hijos dejaran atrás su antigua vida (la que estaba relacionada con el Casi Ke No) y comenzaran una nueva etapa en solitario. Así, con el título "Una nueva vida", conocimos a la familia de Aída, algunos de los cuales ya habíamos oído en sus apariciones en '7 vidas'.



Desde el primer momento Luisma se presentó como un personaje de referencia, apareciendo y destacando en la mayoría de las escenas del primer episodio. Los guionistas de la serie supieron desde el primer momento sacarle todo el provecho posible a Paco León, convirtiendo su personaje en uno de los más destacados que han pasado por nuestra televisión en los últimos años y que incluso llegó a superar el papel que interpretaba Carmen Machi. En este primer episodio ya se veía venir el peso que tendría este personaje, que incluso llegó a tener un acercamiento sexual con Paz. Se sentaba así la base de su relación que se explotaría durante toda la serie, con varios tiras y aflojas que han culminado con la unión ¿definitiva? que hemos visto en el penúltimo capítulo de la ficción.

La familia directa de 'Aída' se completaba con la aparición de Lore y Jonathan, los dos hijos que complicarían la vida de la protagonista, y Eugenia, la madre de Aída que desde el principio apareció como un personaje antipático, una característica que también se ha mantenido a lo largo de la historia de la serie. Como curiosidad, el primer episodio de 'Aída' nos presentaba este personaje como diabética, una característica que desaparecería con el tiempo.

En este primer capítulo también conocimos a Chema y Mauricio, donde se comenzaba a explotar una relación que también ha sido uno de los ejes que ha mantenido la ficción. Chema, como ese intelectual perdedor buscando la armonía y Mauricio como jefe déspota y explotador que busca el beneficio a toda costa, han vivido muchos desencuentros en estos nuevos años, pero siempre han mantenido la conexión que vimos en el capítulo piloto. Llama la atención que en la trama que protagonizaron en el primer episodio vemos a un Mauricio mostrando remordimiento por el extremo al que llegaban sus acciones, algo que también desaparecería con el tiempo.

Mauricio

Sin duda desde el principio Mauricio fue el personaje más incorrecto, protagonizando los chistes más extremos aunque no tan radical como lo veríamos después. Es uno de los personajes con el que más se ha experimentado hasta colocarlo en ese extremo de la sociedad de la que 'Aída' también ha buscado extraer humor, aunque no sin evitar la polémica debido a lo que algunos entendían como chistes hirientes sobre extranjeros, homosexuales o personajes de otra clase social.

Estos fueron los principales personajes que estuvieron en el primer episodio de 'Aída', donde ya se hicieron menciones a Fidel (que se incorporaría en esa misma primera temporada) y Soraya. Más tarde también aparecerían personajes como Barajas, Macu, Machu Pichu, Toni o Simón, que ampliarían el reparto explotando su personalidad con elementos que les harían destacar sobre el resto. Ha sido el gran acierto de 'Aída' durante estos amplios nueve años, donde la audiencia ha podido reírse con sus historias sin necesidad de empatizar con su forma de ser.

La familia y otras tramas

La fuerza de la unidad familiar estuvo presente en el inicio de 'Aída'. Fue el motor que permitió arrancar la serie y comenzar a explotar las tramas de la ficción. Quizá por eso tenía tanto sentido que la serie acabara con un nuevo regreso de Carmen Machi, permitiendo unir a la familia una vez más antes de decir adiós para siempre. A partir de este punto se han expandido las miras, buscando profundizar en otros personajes que también destacaron pese a que no pertenecían al clan de los García.

familiaGarcia

Al final, como ocurre con toda serie de las características de 'Aída', los lazos familiares van mucho más allá que la sangre, provocando que el espectador considere una única y amplia familia a todos los residentes del barrio de Esperanza Sur, con quien la audiencia se ha sentido acompañada durante estos últimos nueve años y que de alguna manera ha terminado por hacer suyo, algo fundamental para que una serie como 'Aída' consiguiera triunfar.

'Aída' destacó por su esquema de varias tramas por episodio, característica fundamental en las sitcoms que la serie de Telecinco ha respetado durante toda su trayectoria. También se ha tratado de una ficción cuyos capítulos contaban con una duración menor que la que vemos actualmente en el resto de ficciones españolas, algo que la ayudó en ser más ágil y conectar mejor con la audiencia.

Humor irreverente

Si algo ha caracterizado a 'Aída' desde sus inicios ha sido ese humor irreverente del que ha hecho gala desde su primera escena. En ella veíamos a la familia García enfrentarse a la muerte del padre de Aída, extrayendo el humor de una situación trágica. Con el tiempo, 'Aída' ha conseguido reírse de todo y de todos, sacando punta a un humor incómodo que no siempre ha sentado bien a todos los espectadores.

También es cierto que la ficción ha pecado de repetitiva. Aunque se añadieran nuevos personajes son muchas las ocasiones en las que el espectador ha podido sentir que 'Aída' exprimía las mismas situaciones una y otra vez, con tramas en las que Mauricio buscaba sacar rentabilidad a un negocio turbio o se sucedían las mismas confusiones y situaciones sobre las que la ficción ha dado muchas vueltas durante sus últimas temporadas.

Aún así, su esencia se ha mantenido durante toda su historia, explotada gracias a personajes como Mauricio, Luisma o Chema, aunque no han sido los únicos con la capacidad de reírse de esas situaciones incómodas. Este elemento ha conseguido que la audiencia en masa se acercara a la ficción cada semana, conectando con la historia de unos personajes de clase baja que han buscado sobrevivir en un barrio problemático mientras hacían de las suyas. Una radiografía de la sociedad en tono de humor no siempre entendido que ha colocado a la ficción de Globomedia como una de las series más icónicas de nuestra televisión. 'Aída' se marcha dejando huella y siendo fiel a una personalidad que ya pudimos disfrutar e intuir en su primer episodio.

En ¡Vaya tele! | 'Aída' terminará para siempre en 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio