Publicidad

Amazon debe encargar una temporada completa de 'Transparent', sí o sí

Amazon debe encargar una temporada completa de 'Transparent', sí o sí
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una plataforma de contenidos como Amazon, si se dispone a producir series originales, debe pensar muy bien a qué colectivos quiere apelar. No basta con proponer algo que ya tengamos en televisión, una serie muy convencional o algo mediocre. Su estrategia es mejorar su imagen de marca y llamar la atención, y esto se consigue ofreciendo algo distinto o abasteciendo nichos normalmente ignorados. El piloto de ‘Transparent’ es exactamente esto.

Quienes ya estén buscando algo de ‘Transparent’, mejor avanzar que sólo existe un episodio piloto. Es uno de los cinco que Amazon ha colgado en su página web americana para ver las reacciones de los usuarios y decidir de qué series prefiere encargar una temporada completa. De momento, justo este proyecto es el que más ha llamado la atención, una cosa curiosa si tenemos en cuenta que no es precisamente el proyecto más seguido en su preproducción. En este aspecto la superaban claramente ‘The After’ por ser de Chris Carter, ‘Bosch’ por adaptar las novelas de Michael Connelly y hasta ‘Mozart in the Jungle’ por tener a Gael García Bernal.

Sin embargo, ‘Transparent’ llama la atención porque es como su título. No es una cuestión de que sea previsible, más bien que se leen sus intenciones desde el primer momento. Amazon le compró el proyecto a Jill Soloway, que había trabajado en televisión en proyectos ambiciosos (‘A dos metros bajo tierra’, ‘United States of Tara’) y que el año pasado ganó el premio a la mejor dirección en Sundance por su primera película, ‘Afternoon Delight’. Y Soloway aporta lo que se espera de ella: una voz reconocible desde un primer instante.

Jeffrey Tambor en
Jeffrey Tambor, un patriarca que querría ser mujer.

Soloway se inmiscuye en el si de una familia de bien de Los Angeles, en lo que ella misma ha calificado como una versión más cómica de la serie de HBO donde apareció. Hay un patriarca en proceso de cambio de sexo y tres hijos ya mayores bastante perdidos: la mayor todavía preserva recuerdos de sus escarceos lésbicos en la universidad, el hijo vive en una eterna adolescencia y la menor, como su propio padre le dice, heredó el gen de la depresión, de aquí que sea incapaz de hacer algo de provecho con su vida.

Una comedia muy indie

Tanto en su dirección como en los diálogos, ‘Transparent’ es la respuesta televisiva a la comedia cinematográfica más indie. En este aspecto podría decirse que tiene un punto snob, que incluso su uso de la música al final del episodio está muy estudiado. Es muy consciente de lo indie que es y quiere ser. Pero esto no juega en su contra porque en todo momento resulta una propuesta honesta y el uso de la canción ‘Operator’ de Jim Croce resulta honesto.

Por esta razón ‘Transparent’ es un triunfo. En el fondo responde a un público en concreto que no tiene porqué encontrar su género favorito en la televisión comercial. Es una comedia, sí, pero una comedia muy dramática. Probablemente tiene dos de los instantes más tristes de los últimos meses: uno en la conversación padre-hija mencionada, otro en un monólogo de Jeffrey Tambor, que interpreta al protagonista. “No sé cómo he educado a tres hijos que solamente saben mirarse al ombligo”, dice en un momento de honestidad. Y esa frase trasciende.

¿Que podría tener cabida en Showtime o HBO? Curiosamente no lo creo. Aquí no quiere escandalizar a nadie con la transexualidad (y Showtime no lo toleraría) y HBO no sé hasta qué punto está por la labor, sobre todo desde que ‘Enlightened’ fue cancelada y respondía a la misma demanda, con ese deprimente, loco y desbordado optimismo. Pero le pasa la mano por la cara a ‘Looking’, por ejemplo, que no sabe tener una voz reconocible y en este aspecto recuerda a ‘Girls’, donde Lena Dunham también supo aclarar desde un principio su punto de vista, algo que hasta entonces no habíamos visto en televisión.

Este podría ser el año de Gaby Hoffmann.
Este podría ser el año de Gaby Hoffmann.
Y, puestos a compararlas, hay que reivindicar a Gaby Hoffmann. No tanto por su obsesión por enseñar a todo el mundo que no se depila (lo hace en ‘Girls’, lo hace también aquí), lo cual también es un soplo de aire fresco, sino por su talento. No existe nadie más natural a la hora de interpretar a una desequilibrada y este podría ser su año si Amazon decide apostar por ‘Transparent’. Y debería.

Siempre es una buena idea dar un altavoz a alguien que tiene algo que decir, sea sobre la sexualidad, la paternidad, la hermandad o la depresión. De forma egoísta para Amazon, ayuda a venderte como un ente cultural que apoya las expresiones artísticas, lo que no le vendría mal a la empresa. Pero también sería una alegría para el espectador, que no encuentra artistas tan viscerales a la hora de transmitir sentimientos. A veces parece que se necesitan coartadas para hablar de ellos (miremos las series que se consideran las mejores) y un experimento tan directo como este resulta necesario.

Además, el piloto consigue lo que se propone y en menos de treinta minutos ya sentí que conocía a los cuatro protagonistas, ni que fuese un poquito. Y me quedé con ganas de más, sobre todo con los calculados últimos cinco minutos, tranquilos y chocantes. Como Gaby Hoffmann expresando todas sus pulsiones sexuales mientras hace ejercicio o los demás perdiendo la compostura. Quiero ver más de esta familia disfuncional.

En ¡Vaya Tele! | 'Bosch' y 'The After', dos pilotos de drama de Amazon con muchas posibilidades

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios