Publicidad

Cinco razones para ver 'The Americans'

Cinco razones para ver 'The Americans'
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy, 26 de febrero, muchos aficionados a la buena ficción estamos de enhorabuena pues, tras esperar pacientemente durante más de un año, por fin, nos encontramos con el regreso de uno de los mejores estrenos de 2013, la segunda temporada de la serie del canal FX: 'The Americans'. Esta producción, creada por Joe Weisberg y protagonizada por Keri Russell, Matthew Rhys y Noah Emmerich, consiguió posicionarse entre las favoritas de la audiencia por su interesante trama y los personajes que la componen.

Ahora, encaramos su segunda temporada con muchas más ganas, pues ya sabemos de lo que son capaces de ofrecernos las tramas de esta serie. Con todas las espadas en alto, nos preparamos para recibir a Phillip, Elizabeth y sus complejas existencias. ¿Y vosotros? ¿Habéis visto ya los suculentos trece primeros capítulos? Si tenéis dudas sobre si darle o no una oportunidad a esta estupenda ficción, no perdáis de vista las cinco razones que destacamos más abajo para animaros a ello.

La doble vida de un agente

americans-familia

Como sabéis, 'The Americans' trata de las vicisitudes de dos agentes rusos infiltrados en Estados Unidos como dos ciudadanos americanos más, con sus trabajos, sus tareas cotidianas y... sus tapaderas. Phillip y Elizabeth son agentes entrenados, pero también son ciudadanos "normales" con todo lo que eso conlleva y acarrea, y la conjunción de esta doble vida es uno de los aspectos más interesantes de la serie.

La época

Para hablar de la Guerra Fría, algunos habrían considerado más conveniente tratar una época más inmediata a la Segunda Guerra Mundial, pero los guionistas han decidido colocar la acción en los 80 porque supuso un momento muy interesante, pues las tensiones entre Estados Unidos y Rusia se intensificaron notablemente. El miedo a la "bomba", al peligro nuclear, unido a eventos internacionales como los Juegos Olímpicos de Moscú o la guerra entre Irán e Irak, contribuyeron a un clima de tensión en el que los ciudadanos no bajaron la guardia precisamente.

Las ataduras emocionales

El punto anterior entra en contradicción cuando, oh, sorpresa, resulta que nuestros protagonistas no pueden dejar de lado el hecho de que no son máquinas frías y eficientes, sino que, como cualquier ser humano, tienen un corazoncito que no puede ser permanentemente apartado. La utilidad de estos dos agentes es fundamental, y desde las altas estancias no van a consentir un solo fallo.

Durante la primera temporada, fuimos testigos de muchos conflictos de este tipo, pues, aunque Phillip y Elizabeth están juntos, eso no quiere decir que cada uno de ellos no pueda tener otras historias. De la misma forma, el hecho de que lleven viviendo tantos años juntos, puede provocar situaciones de celos. Además, también es muy interesante cómo entra en juego la fidelidad a su país de origen y cómo la vida en Estados Unidos puede influir en sus convicciones más profundas.

Las elaboradas misiones

americans-phillip-martha

A parte de las tramas familiares y cotidianas, no podemos olvidar (de hecho, no lo hacemos) que esta serie trata sobre misiones de espionaje, por lo que las situaciones de acción y peligro tienen muchísima importancia. Y debo decir que, en la mayoría de los casos, me ha resultado muy entretenido e interesante cómo se han llevado a cabo las mismas. La estructura de los capítulos en estos casos, muchas veces desarrolladas como tramas verticales, han sabido conjugarse de manera inteligente: situaciones in media res, giros inesperados, personajes que no son quienes parecen... todo ello juega a favor de la serie.

Phillip y Elizabeth

Uno de las cualidades a los que yo, desde luego, no he podido resistirme, es al encanto y a la resignada eficacia del protagonista masculino: Phillip, encarnado por un estupendo Matthew Rhys. Confieso que cuando empecé a oír hablar de esta serie, no me convencía demasiado el hecho de que este actor fuera el escogido para ponerse en la piel de tan fundamental personaje, pero, después de haber devorado la primera temporada, me pareció no sólo una elección correcta, sino perfecta. Phillip es un buen hombre atrapado en un ritmo de vida que le supera. Los problemas de la vida dual se ven reflejados en él con un dolor muy sincero, que nos llega perfectamente a los espectadores.

americans-elizabeth

Al igual que Phillip, la construcción del personaje femenino es uno de los pilares fundamentales para el éxito de la serie, que hace mucho hincapié en los sentimientos y motivaciones de ellos, y cómo éstos nunca pueden llegar a chocar con los objetivos que se les han marcado. Keri Russell sorprenderá a muchos con este duro papel. A Elizabeth le han enseñado a no dejarse llevarse por sus sentimientos y el terrible escudo que pone delante para protegerse puede resultar aún más doloroso que la sincera sensibilidad de su acompañante.

En ¡Vaya Tele! | 'The Americans', la más caliente guerra fría

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir