Compartir
Publicidad

'Cuéntame cómo pasó', la irregular mezcla de géneros

'Cuéntame cómo pasó', la irregular mezcla de géneros
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pocas series de la historia de nuestra televisión pueden presumir de las catorce temporadas que lleva 'Cuéntame cómo pasó' en La 1. La ficción despidió anoche una nueva etapa, en la que de nuevo ha contado con el apoyo mayoritario de la audiencia, que no ha querido perderse su cita semanal con la familia Alcántara. Pese a perder algunos espectadores en la primera mitad de temporada, 'Cuéntame cómo pasó' ha conseguido volver a superar la cifra de los cuatro millones de espectadores en su recta final, con un share que se ha mantenido cada semana por encima del 20%.

Los datos apuntan a que seguimos ante una de las series más sólidas de nuestro país, que durante su decimocuarta temporada ha traspasado la mágica cifra de los 250 episodios. Muy pocas ficciones españolas pueden presumir de contar con una vida tan larga, algo que 'Cuéntame cómo pasó' ha conseguido mostrándonos una historia cercana, firme y llena de momentos históricos referenciales en los que buena parte de la audiencia ha podido sentirse reflejada. Aunque marcada por el drama, la serie también nos ha dado momentos cómicos, que en el pasado han sabido endulzar la mayoría de sus tramas. El problema de la decimocuarta temporada ha sido que esa mezcla se ha intensificado, dando como resultado una ficción que ha mostrado distintas caras de una misma moneda.

Y, para ser francos, como comedia 'Cuéntame cómo pasó' deja mucho que desear o, al menos, no está a la altura de los momentos dramáticos que hemos podido seguir a lo largo de su historia. Ese es el motivo por el que la mayoría de los capítulos en los que la comedia ha tenido una presencia predominante hayan sido lo más flojo que hemos visto este año. La temporada empezó con las absurdas situaciones que vivimos en el Golpe de Estado a través de dos episodios que ya nos dejaron un sabor agridulce entonces y que no fue más que el aperitivo de las tramas que se sucederían con posterioridad.

La puntual atracción sexual de Antonio por Pili, las milagrosas lágrimas de la virgen de la parroquia o el toro suelto por el pueblo de los Alcántara son solo algunos de los numerosos recursos cómicos que se han explotado en esta temporada, dando como resultado una serie que se ha distanciado bastante de lo que nos tenía acostumbrada. Es cierto que en anteriores temporadas también hemos visto tramas cómicas, pero el abuso de ellas durante este curso ha hecho que haya ocasiones en las que 'Cuéntame cómo pasó' se alejara de su esencia, por acumulación y por el absurdo que este tipo de historia ha terminado reflejando.

La fortaleza del drama

Por eso la temporada ha dado un cambio tan radical tras la emisión del capítulo "Un regalo para Karina", en el que pudimos ver no solo cierta novedad en su emisión, otorgando un agradecido toque de originalidad en el desarrollo, sino también por el golpe sobre la mesa que supuso al devolver a 'Cuéntame cómo pasó' al drama más absoluto para regocijo de los espectadores. Con Carlos Alcántara metido en prisión y gracias a un Ricardo Gómez ya licenciado como actor, hemos vivido los momentos más trágicos de una temporada que de nuevo nos ha puesto el nudo en la garganta en su recta final.

Antonio y Mercedes

Y es aquí cuando la mejor parte de 'Cuéntame cómo pasó' sale a relucir, brillando muy por encima de lo que ha sido la temporada en su conjunto. De hecho, la trama de Carlos, primero ayudando a Karina y después ya metido en la cárcel (y ya van tres Alcántara entre rejas) ha sido lo más destacable de una temporada un tanto irregular, cuyas tramas secundarias nos ha dejado una sensación más bien fría. Aún así, el matrimonio Alcántara ha tenido tiempo de volver a emocionarnos, algo con lo que ya contamos que suceda al menos una vez por temporada.

En cuanto al resto de historias, ha sido novedoso ver a la familia mudarse al pueblo, tras una trama del aceite que se insertó con acierto en el momento histórico que se reflejaba, pero sabíamos que esta decisión no duraría y que tarde o temprano los Alcántara volverían a su punto de partida. Es curioso observar la de idas y venidas que ha dado el núcleo principal de la familia, que siempre ha vuelto a sus orígenes como una manera de poner el contador a cero y arrancar con otra historia.

En este recorrido hemos visto a Antonio Alcántara en un nuevo negocio (hemos perdido la cuenta ya de todas sus profesiones), a Toni sufriendo la paternidad a distancia, a Inés peleando por hacerse un hueco en el mundo del cine y a Miguel y Paquita en un tira y afloja constante tras la decisión de separarse. Como decía anteriormente han sido tramas que salvo momentos puntuales han aportado bien poco al conjunto de la temporada, que no pasará a la historia precisamente como la mejor de la serie.

Bienvenidos a 1982

La decimocuarta temporada de 'Cuéntame cómo pasó' ha transcurrido en su mayoría en 1981, dejando la historia aparcada en enero de 1982, año en el que suponemos que arrancará la próxima temporada. A la vista se encuentra la victoria del PSOE en las elecciones generales y la celebración del Mundial de fútbol en España, dos acontecimientos que tendrán cabida de alguna forma en las tramas del curso que viene. Pero, en cuanto al desarrollo de personajes, la ficción debe seguir cuidando la estructura de sus capítulos, haciendo mayores esfuerzos para que el nivel de calidad del pasado no descienda.

Cuentame review

La noche de los jueves ha vuelto a quedarse algo huérfana tras el final de 'Cuéntame cómo pasó', una de esas series indispensables que sigue ofreciendo materia prima para tener una vida aún más larga de lo que ya ha mostrado, capaz de ofrecer una buena historia mientras se mantienen los detalles de su alrededor. Esto es lo que ha ocurrido con la recta final de temporada, que nos ha ofrecido los aspectos con los que más hemos disfrutado en otras ocasiones. Pero ha sido una pena que esta premisa no se haya mantenido en el resto de la temporada, que ha querido servir un cóctel que finalmente no ha dejado el sabor que se esperaba.

En ¡Vaya tele! | 'Cuéntame cómo pasó', luchar contra la adversidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio