Compartir
Publicidad

Damages: El show de Patty Hewes

Damages: El show de Patty Hewes
8 Comentarios
HOY SE HABLA DE
Publicidad
Publicidad

Desde su estreno veraniego en FX, Damages no ha dejado de sonar en todas las nominaciones de la temporada de premios, las listas de los críticos de lo mejor de 2007, en las disecciones que los blogs televisivos han hecho de su trama... De aquí a que la estrene en España Canal+, con el título de Daños y perjuicios, aún oiremos más hablar de ella, y todo lo que se diga se centrará, muy probablemente, en un personaje: Patty Hewes.

La serie se nos presenta como un drama legal en el que lo primero que vemos es a una joven corriendo semidesnuda, y cubierta de sangre, por las calles de Nueva York. Enseguida descubrimos, a través de flashbacks, que esta joven, Ellen, es una abogada con un futuro brillante que empieza a trabajar para el bufete de Patty Hewes, cuyo mero nombre ya asusta a sus rivales, y su tarea será colaborar en el caso montado contra Arthur Frobisher, un empresario que desfalcó millones y dejó a sus empleados en la calle y arruinados. No es conveniente añadir más porque la gracia de la serie está en la manera en que se nos dosifica la información a través de flashbacks, o contándonos la trama sólo desde el punto de vista de uno de los personajes. De este modo, las maquinaciones de Patty son todavía más sorprendentes y nos admiramos más de lo calculadora y maquiavélica que es.

Porque, en realidad, lo que Damages nos pregunta es hasta dónde somos capaces de llegar por conseguir nuestros propósitos. ¿Venderíamos nuestra alma al mejor postor? Y una vez hecho esto, y alcanzado nuestro objetivo, ¿qué nos queda? El viaje personal de Ellen, enfrentado a cómo es Patty, deja bien claras estas cuestiones. Pero es que Patty es mucha Patty, y todavía más cuando se encarna en una actriz con mucha experiencia en estos papeles de "mala" como Glenn Close. Ella logra hacernos ver, en pequeños detalles aquí y allá, que Hewes no deja de ser humana, incluso aunque sus maquinaciones puedan llegar a unas cotas impensables.

Hay que hacer mención especial a Ted Danson, realmente estupendo como Arthur Frobisher, lleno de contradicciones, y a Zeljko Ivanek, el actor que interpreta a su abogado, Ray Fiske. Fiske debe ser el personaje que más sufre, junto con Ellen, en esta lucha sin cuartel, en la que todo vale, que se entabla entre su cliente y Patty Hewes. Él es sólo uno de los daños colaterales a los que hace referencia el título.

Página oficial | Damages En ¡Vaya Tele! | Damages tendrá dos temporadas más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio