Compartir
Publicidad

'Dark Blue', Bruckheimer no convence con sus policías infiltrados

'Dark Blue', Bruckheimer no convence con sus policías infiltrados
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque el verano ya ha llegado casi a su fin y los estrenos de otoño en las cadenas americanas están a la vuelta de la esquina, me gustaría comentar uno de los estrenos de la época estival, ‘Dark Blue’, cuya primera temporada de diez episodios llegó a su fin en la cadena TNT esta semana.

La serie, una más de la factoría de Jerry Bruckheimer y protagonizada por Dylan McDermott (‘El Abogado’), cuenta la historia de un grupo de policías infiltrados liderados por Carter, un misterioso y oscuro policía con un pasado más misterioso aún. En su equipo están además está su fiel compañero Ty, el impulsivo Dean y la novata Jaimi, una antigua agente de uniforme con un oscuro pasado a quien Carter contrata en el primer episodio.

En los diez episodios que componen la primera temporada, cada uno de estos policías encubiertos se infiltran en alguna banda criminal. Hemos visto cómo desbarataban bandas de blanqueo de dinero, cárteles de droga y hasta secuestros. Suena interesante, ¿verdad? Pues nada más lejos de la realidad, porque ‘Dark Blue’ es una serie tan descafeinada como prescindible.

A la serie le veo básicamente tres problemas. El primero de ellos, los personajes. No sólo son planos y típicos, sino que su protagonista es quizás el peor de todos. De tan misterioso que lo quisieron hacer, el personaje al que interpreta un descafeinado Dylan McDermott no interesa al espectador. La evolución del personaje en los diez episodios es nula, y prácticamente está allí de adorno. Lo mismo ocurre con sus tres compañeros. Si los hubieran cambiado a mitad de temporada ni los habríamos echado de menos.

darkblue.jpg

El segundo problema son los arcos argumentales. No sólo son previsibles y aburridos, sino que además desaprovechan la oportunidad que da el poder jugar con el tema de las infiltraciones. Incluso en el último episodio de la temporada, donde el caso afecta personalmente a los propios miembros del equipo, parece demasiado rebuscado y no consiguen crear la tensión necesaria como para interesar al espectador.

El tercero, y último, es lo poco que parece ser una serie de cable. Sin las restricciones que tiene una serie que se emita en las cadenas públicas, las series policiales de este estilo siempre suelen dar más juego en el cable por la libertad que tienen (que se lo digan a ‘The Shield’, por ejemplo). ‘Dark Blue’ no se aprovecha de ello y es una serie más de las que podría emitir perfectamente la CBS a las diez de la noche.

reviewdb.jpg
En definitiva, ‘Dark Blue’ es una serie completamente prescindible que poco aporta al espectador. No sé si volverá por una segunda temporada, ya que la cadena TNT aún no ha confirmado nada, pero si dependiera de mí, le daría carpetazo e intentaría darle la oportunidad a otra serie. Al fin y al cabo, el slogan de la cadena es “We know drama” y con esta serie, al igual que con su otro estreno de verano (‘HawthoRNe’), no lo parece.

En ¡Vaya Tele! | ‘The Line’, la nueva apuesta televisiva de Jerry Bruckheimer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos