Compartir
Publicidad
Diccionario teléfilo: running gag
Series de ficción

Diccionario teléfilo: running gag

Publicidad
Publicidad

Cuando un chiste o una situación cómica se da más de tres veces en una serie se considera recurrente. Es otra de las aplicaciones de la 'Rule of Three' o Regla de tres: después de las dos primeras veces se consigue captar la atención del espectador; la tercera sirve para sorprenderle con un giro, una vuelta de tuerca a lo que esperan ver.

Así el running gag se convierte en parte del universo de la serie: es la gracia que se repite -aunque siempre encuentra nuevas formas de hacerlo- y que contribuye a crear esa sensación de familiaridad con la historia y a estrechar lazos con sus fans. Es como si nos hicieran un guiño cada vez que lo usan.

Uso y disfrute del Running Gag

RobinSparkles

Hay que distinguir, en el uso del 'running gag', la 'catchphrase' o latiguillo; esa frase graciosa que esperamos oír de un personaje porque le define, es parte de su carácter; es el caso de Barney y su "Legen... wait for it... dary". 'How I Met Your Mother' es precisamente una de las sitcoms que más tira de este recurso narrativo: Canadá, los "bocadillos", Robin Sparkles,¿Conoces a Ted?... La narración se va desarrollando en gran parte a partir de esta colección de momentos que unen al grupo (dentro del universo de la serie) y fidelizan al espectador; algo muy necesario en historias tan largas.

Como en ésta, podemos encontrar buenos ejemplos en cualquier comedia. Pero hay algunas que lo exprimen más que otras y demostrando además más habilidad para sacarle todo el jugo cómico: 'Cougar Town' con los sombreros, los guantes y hasta las manos de garfio imaginarias, 'Arrested Development' en todos estos casos, o 'Community', que -entre muchísimos otros ejemplos- hizo un creativo y muy oportuno uso de la Regla de tres al hacer aparecer a Beetlejuice después de colarle tres veces entre sus diálogos. Magia narrativa.

En algunos casos cuanto más desarrollo narrativo se le da más se sobredimensiona y más disparatado acaba siendo. Como las bofetadas de Marshall a Barney. En el ejemplo que ilustra esta entrada de nuestro Diccionario Teléfilo, la desesperación de Ross en 'Friends' va en aumento cada vez que sale el tema del "descanso". Y al final, con el tiempo, aprende a reírse de ello. El famoso "nos estábamos tomando un descanso" funcionó tan bien como 'running gag' que como indicador del estado de una de las tramas principales -la relación de Ross y Rachel- durante toda la serie.

El ejemplo práctico: "We were on a break!", origen y apariciones


Episodio 3x15. En la noche de su aniversario la relación de Ross y Rachel se ve amenazada por el monstruo de los celos. Rachel ha empezado a trabajar en moda con un Mr. Right llamado Mark y no tiene tiempo ni para cenar con su novio. Ross no muestra mucha empatía y se deja llevar por sus inseguridades. Ella, en un ataque de sensatez -o de hartura- le propone que se tomen "un descanso de ellos mismos" para aliviar tensiones.

Ross lo interpreta literalmente, un malentendido lleva a otro y acaba inclumpliendo esa ley no escrita que dice que no está permitido acostarse con otra a los cinco minutos de discutir con alguien. Ross intenta culpar a la semántica pero en el capítulo 3x17 se siembra la semilla de la discordia y queda claro que nunca tendrán el mismo concepto de qué es un descanso. Y Rachel no puede perdonarle, así que el descanso durará al menos hasta el episodio 4x01 con el incidente de la carta (y la calva) y una de las mejores escenas de la serie.

via GIPHY

Las "divagaciones" de Rachel durante "18 páginas ¡por las dos caras!" hacen que Ross se quede dormido sin llegar a saber que admitiendo "lo que la carta decía", asumía toda la responsabilidad por lo de su escarceo y no habría tecnicismo que le librara de su culpa. A partir de aquí Ross defenderá a muerte su concepto de descanso y esta lucha será irresoluble a lo largo de la serie. Cuando Chandler vive una situación similar en el 4x13, vuelven a enfrentar sus posturas. Es el gag que cierra, además, el capítulo.

Rachel: "Ninguna discusión justifica que ella se acostara con otro"

Ross: "Bueno, si ella pensó que os estabais tomando un descanso..."

La discordia del descanso se hizo tan popular en la serie que hasta invitaron al mismísimo Hugh Laurie para opinar sobre el tema, en el final de la cuarta temporada. Según él, que comparte (o más bien sufre) un vuelo a Londres con una Rachel a punto de sabotear la boda de Ross y Emily, está claro que cuenta como ruptura provisional.


Con esa perspectiva que da el paso del tiempo que te permite reírte incluso de las peores situaciones, Ross empieza a usarlo como chiste propio. Pero nunca acierta con el momento. Cuando Chandler le pide matrimonio a Mónica "para pedirle perdón" (5x15): todos ridiculizan la situación al máximo encontrando disculpas absurdas por las que proponer matrimonio a alguien. Ross intenta jugar la baza del descanso, pero a nadie le parece apropiado.

Tampoco a Rachel, cuando en el episodio 6x05 descubre que sigue siendo la tercera mujer de Ross y afirma no haber estado nunca tan cabreada con él y él le recuerda ese otro incidente para sacarle una sonrisa. Pésima elección del momento, de nuevo.

Pero aún consiguieron darle otro giro cómico al introducirlo en el guión del episodio especial What if... (6x15). Rachel quiere enrollarse con Joey, pero en este universo alternativo nunca abandonó a Barry en el altar. Así que se lamenta de no estar "tomándose un descanso" para poder cumplir su fantasía. La versión pija y egoísta de Rachel acaba dándole la razón a Ross.

Ross y Rachel también hacen partícipe a sus hijos de esta confrontación histórica; cada cual barriendo para casa, claro. Rachel convence a Ben en el 7x16 de que ella tiene razón. Años más tarde, durante el episodio 9x07, vemos a Ross contándole (aparentemente) un cuento a Emma: "y por eso, no importa lo que mamá diga, de verdad estábamos tomándonos un descanso".

Para cerrar el ciclo (y demostrar la genialidad de sus guiones), 'Friends' nos regaló un último guiño en el capítulo final de la serie, después de habernos tenido conteniendo la respiración por esa historia de amor que finalmente se resuelve. Ross, el inoportuno, casi la vuelve a liar en su última oportunidad con Rachel:

Rachel: "Somos tú y yo, así debe ser"

Ross: "A no ser que nos tomemos un descanso..."

El final de la serie no supuso el final del gag. Podéis seguir riéndoos de él gracias a todo tipo de merchandising no oficial, como esta taza, este cuadro o este cuaderno de notas.

En ¡Vaya Tele! | Diccionario teléfilo
En ¡Vaya Tele! | El mejor episodio de... 'Friends'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos