Publicidad

'Entourage', la serie que no podrás dejar de ver

'Entourage', la serie que no podrás dejar de ver
45 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace un mes pedí consejo en Twitter sobre qué serie debía empezar a ver. Tenía que ser una comedia de transición, de duración no mayor a 30 minutos, ligerita para el verano y que sirviera para desconectar entre capítulo y capítulo de otras series con episodios más largos. Entre las muchas respuestas que recibí, la de mi compañero Manuls fue la más simple y efusiva; literalmente: “Entourageeeeeeee“. Decidí hacerle caso, pero lo que en principio iba a ser algo ligerito de consumo alargado se convirtió en una droga que me enganchó casi más que los cliffhangers de ‘Lost’.

Como ya sabéis todos, ‘Entourage’ cuenta la vida, obra y milagros de Vincent Chase, un afamado actor de Hollywood, y de su séquito de amigos que le sigue a todas partes. Una premisa simple y que incluso podría considerarse poco llamativa, pero entre los logros profesionales de Vince y los líos sentimentales de la panda de cuatro, ‘Entourage’ ofrece todo lo necesario para tenerte pegado a la pantalla durante horas. Pero específicamente, ¿por qué engancha tanto ‘Entourage’? (aviso que a partir de aquí puede haber pequeños spoilers).

En primer lugar, la espontaneidad. Cuando Jeremy Piven, el actor que da vida a Ari Gold, recogió su Emmy en 2007 a Mejor Actor Secundario en Comedia, dijo que lo que más le gustaba de trabajar en la serie es que mucha gente pensaba que todo era improvisado. La atmósfera que envuelve a los personajes resulta tan realista que terminas por pensar que eso está sucediendo de verdad, que Vincent Chase es un actor archifamoso en todo el mundo y que cuando vayamos al cine habrá alguna película suya en cartel.

Esto se debe, en gran parte, al enorme elenco de estrellas invitadas, con actores, cantantes, artistas, productores, guionistas e incluso directores de cine que se interpretan a sí mismos y que dan a la serie un toque muy real. Puedes encontrarte a Mary J Blige intentando buscar una nueva agencia de representación, a Vince como invitado en el programa de Jay Leno, a James Cameron dirigiendo la nueva película de Vince o a Bono de U2 felicitando el cumpleaños a uno de los protagonistas en medio de un concierto. Pequeños detalles que en su conjunto hacen grande a la serie.

En el terreno de lo argumental, ‘Entourage’ es una serie que apenas evoluciona con el paso del tiempo. No hay giros argumentales, saltos en la trama o hechos que cambien la personalidad de sus personajes. Después de siete temporadas, la serie sigue girando en torno a cuatro amigos que intentan buscarse la vida y triunfar dentro de la alta sociedad de Hollywood, intentando aunar la vida amorosa y sexual con el trabajo. Esto podría haber jugado en su contra, pero por el contrario constituye la base por la que se ha mantenido durante tanto tiempo en antena.

Y no podía dejar pasar este artículo sin mencionar al enorme Ari Gold (Jeremy Piven), el representante de Vince que hará todo lo posible para conseguir el mejor proyecto para el joven actor. Su carácter irritable, esa mala leche intrínseca y un sinfin de frases lapidarias han hecho de Ari el personaje más adorado de toda la serie, reconocido también por la Academia de Televisión americana con tres Emmys consecutivos en 2006, 2007 y 2008.

Nos pedís frecuentemente consejo para comenzar con una serie nueva. Aquí va mi apuesta, una comedia fresca, ligera, simple y divertida que os enganchará desde el principio. Que no os tiren para atrás sus seis temporadas (con una séptima actualmente en emisión), y no seáis tan necios como yo de devorarla en pocos días. Racionad los capítulos y saboread cada momento; con el tiempo veréis que es lo mejor.

En ¡Vaya Tele! | ‘Entourage’ vuelve como siempre

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir