Compartir
Publicidad

'Fargo', un toque personal con el espíritu de los hermanos Coen

'Fargo', un toque personal con el espíritu de los hermanos Coen
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los anuncios de adaptaciones de películas a televisión se han vuelto tan comunes, que el espectador los recibe con cierto escepticismo, sobre todo cuando se refieren a cintas que tienen casi veinte años y que, aunque en su momento alcanzaran bastante repercusión, no tienen por qué ser recordadas todavía pore el gran público. En el caso de la película 'Fargo', de 1996, es uno de los trabajos más exitosos de los hermanos Joel y Ethan Coen, llegando a ganar un Oscar al mejor guión original y a la mejor actriz principal para Frances McDormand. No estaba muy claro qué pretendían FX y el guionista Noah Hawley volviendo a ese mundo de los pueblos de Minnesota cubiertos por la nieve, pero lo cierto es que, después de haber visto tres capítulos, se nota que tenían bastante claro qué querían adaptar de aquella cinta.

Esta 'Fargo' tendrá diez capítulos y sí utiliza el esqueleto argumental de la película para construir su premisa. Tenemos a Lester Nygaard, un apocado empleado de una aseguradora local, que nunca quiere meterse en problemas y que está constantemente soportando que su mujer y su hermano le digan que es un don nadie. Está Lorne Malvo, un misterioso personaje que está a medias entre un asesino a sueldo y un solucionador de todo tipo de problemas para sus clientes, y sus soluciones implican muy a menudo la utilización de la violencia, y está Molly Solverson, policía local de Bemidji, que junto a su jefe empieza a investigar por qué aparece un tipo medio desnudo en la nieve, y no muy lejos de un coche accidentado.

Una comedia muy negra

fargo2

La 'Fargo' televisiva capta desde el primer momento el peculiar tono que los Coen aplican a sus historias criminales. Hay un humor a ratos absurdo, a ratos irónico, y siempre bastante negro, y por debajo de los momentos más divertidos subyace la idea de que esa gente puede ser entretenida, y tener unas meteduras de pata que nos hagan reír, pero que esas meteduras de pata cuestan vidas. La espiral en la que Nygaard se ve metido es un buen ejemplo de ello; está harto de que no lo tomen en serio, pero siempre qie intenta solucionar alguno de sus problemas, lía la madeja todavía más. Es una torpeza que da para momentos cómicos, pero que muchas veces impliquen que alguien acabe herido o muerto.

Malvo, por ejemplo, es una mezcla entre Anton Chigurh, el asesino de 'No es país para viejos', y el criminal al que interpretaba Steve Buscemi en la película, siempre exasperado de tener que tratar con tipos estúpidos, y le gusta también crear pequeños malentendidos entre la gente sólo para ver la exagerada reacción que les sigue. Billy Bob Thornton es el único de todo el reparto que ha trabajado con los hermanos Coen (en 'El hombre que nunca estuvo allí'), y compone un Malvo que a veces es cruel, otras divertido, otras misterioso y otras, muy peligroso. No sólo es está muy bien, todo el resto del reparto raya a gran altura, incluyendo a la debutante Allison Tolman, encargada de interpretar a esa policía que, bajo ese exterior amable tan de Minnesota, nunca suelta una investigación hasta que no llega hasta al final.

Con estilo visual

fargo_malvo

'Fargo' juega también con la metáfora que ofrece esas extensiones planas cubiertas por la nieve, que ofrecen una falsa sensación de tranquilidad. En Estados Unidos, los nativos de Minnesota suelen tener fama de gente amable que rara vez dice tacos y siempre tiene una sonrisa en la cara, pero con esa actitud pueden estar amenazándote de muerte o planeando algún tipo de empresa mafiosa. La colección de habitantes de Bemidji que vamos conociendo son un poco así, todos con sus pequeñas mezquindades, desmontando esa fachada de amabilidad que les da su acento. El contraste entre la personalidad de la gente y la violencia que aparece en la serie es su principal punto destacable, un punto que han trasladado muy bien de la cinta de los Coen.

Pero como decimos, Hawley está haciendo su propia obra, manteniendo el tono de la película y hasta el estilo visual, componiendo muchos gags visuales e insinuando cosas simplemente con un plano-contraplano que luego no es necesario que nos enseñen. Ha poblado su serie de una colección de personajes memorables, desde la viuda de Sam Hess y sus hijos (que parecen la versión en bruto de Hernández y Fernández) hasta esos dos matones que llegan de Fargo para averiguar qué está pasando con sus negocios. Y luego está Molly, que va perfilándose como la protagonista real de la serie del mismo modo que Marge Gunderson lo hacía según transcurría el metraje del filme. Esta 'Fargo' ya tiene una personalidad propia a partir del tono de los Coen.

En ¡Vaya Tele! | Así luce el tráiler de la adaptación televisiva de 'Fargo'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio