Publicidad

Las seis interpretaciones más ridículas de 'Scandal', de mal en peor

Las seis interpretaciones más ridículas de 'Scandal', de mal en peor
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

‘Scandal’ es una serie que despierta disparidad de opiniones. ¿Es basura bien enlatada o se trata de una buena serie? Por el título de esta entrada, podéis imaginar que me englobo dentro del primer grupo. Pero lo interesante es que su creadora Shonda Rhimes, todo el equipo y sus acérrimos seguidores están absolutamente convencidos que están ante una obra maestra contemporánea. Esto se nota sobre todo en las interpretaciones de los actores, que derrochan una intensidad que proporciona algunos de los momentos más ridículos de la televisión actual.

Ellos piensan que están recitando monólogos con reminiscencias shakespearianas y no los últimos delirios de grandeza de la creadora de ‘Anatomía de Grey’. Pero más allá de la calidad de los diálogos, sorprende como se pasan tres pueblos cuando están delante de las cámaras. Yo, que he consumido mucho reparto nefasto del canal CW, nunca he visto nada igual. Actores muy limitados que creen estar haciendo el trabajo de sus vidas. Por esto, porque el otro dije “¡basta, hay que predicarlo a los cuatro vientos!”, aquí viene un ránking con las peores interpretaciones de ‘Scandal’. Van de mal en peor.

Scott Foley (Jake Ballard)

Scott Foley en
¿Como galán romántico de rebajas? Pasable. ¿Sicario? Ni en broma.
Scott Foley lleva toda una vida cultivando su imagen de “sé que soy muy atractivo pero yo no me fijo en el físico, sólo en lo interesante que eres como persona”. Todo fue gracias a ‘Felicity’, donde Noel era un chico mono y corriente, y ‘Anatomía de Grey’ explotó esta faceta con su romance con Teddy (ese arco auto-plagiado de Denny y Izzie). No solamente está demasiada vista su expresión de “soy el hombre que te conviene”, encima esto impide que me lo crea como el sicario de la agencia B613. Su escena final en el episodio 3.14 es bochornosa, al lado de un fiambre en potencia. Es inevitable hacer el ridículo con ese guión pero Foley lo hubiera hecho de todas formas.

Columbus Short (Harrison Wright)

Columbus Short en
Un día de estos desaparecerá y ni nos daremos cuenta.
¿Alguien se acuerda que Henry Ian Cusick en un principio aparecía en ‘Scandal’? Cuando Shonda Rhimes vio que tenía que hacer algunos cambios si quería interesar al público, pensó que la culpa en parte era de ese actor. No, no pensó que quizá había que quitar los molestos flashes (no aptos para epilépticos) o eso de grabar las escenas detrás de cristales que no están allí (eso sí es un ‘Expediente X’). Pero la pregunta que tengo es la siguiente: ¿por qué Shonda no liquidó también a Columbus Short? Llevamos tres temporadas y lo único que sé de su personaje es que está bueno y que suelta la expresión “gladiators in a suit” en una de cada tres frases. ¿Será que no hace nada interesante con él porque el actor tiene cero presencia pero se lo queda porque le inspira sueños húmedos por la noche? Esta es mi teoría.

Kerry Washington (Olivia Pope)

Kerry Washington en
¡Joh, qué duro es ser mala actriz!
Las nominaciones de Kerry Washington a mejor actriz principal tanto en los Emmy como en los Globos de Oro son una de esas tomaduras de pelo que deberíamos tatuarnos en la mente y sacar a relucir cada vez que consideremos que no gana quien lo merece. No tienen ningún sentido a nivel de talento pero sí lo tiene en cuanto a significado social: es la única protagonista absoluta negra de una serie dirigida al gran público (lo cual es digno de mención). También queda muy bien en las sesiones de fotos de las revistas, lo cual nunca viene mal. Pero como Olivia Pope está fatal. Se cree una Meryl Streep de ébano pero la sobreactuación siempre le sale por la culata. Jamás he visto una boca retorcerse de forma tan desagradable. Espero encontrarla algún día en una película y comprobar si todo es culpa de la horrible dirección de actores de esta serie. Y de los diálogos infumables, repito.

Joe Morton (Rowan Pope)

¿Sabéis que en Hollywood todos se mueren de ganas de salir en ‘The Good Wife’ porque siempre quedas bien? Pues Joe Morton es de las pocas excepciones del drama legal. Salió en la primera temporada y nadie se acuerda de él. Los King sustituyeron su personaje con Eli Gold, que sí es memorable. Y Morton en ‘Scandal’ demuestra el porqué: es uno de esos actores que deben buscar papeles episódicos porque son incapaces de forjar un personaje a lo largo de los episodios. Pero él, como muchos otros, cree estar haciendo el papel de su vida (y puede estar haciéndolo, que el nivel de su currículum no es precisamente alto). A destacar, su obsesión por imitar a Jeff Perry y su interpretación de Cyrus, que todavía está un puesto superior. Vamos, que no es una buena idea y cree que mostrando mucha, mucha rabia demuestra que es un actor de carácter. No, Joe, solamente das vergüenza ajena y lo demuestras al final del vídeo. Qué equivocado está el pobre.

Jeff Perry (Cyrus Beene)

Jeff Perry en
Todavía tengo pesadillas.
Por favor, que quiten los red bulls de la máquina expendedora del rodaje de ‘Scandal’. No me extrañaría que Jeff Perry se pasase toda la mañana tomando bebidas energéticas y café entre toma y toma. Lleva el concepto de sobreactuación a otro nivel, es como el hermano sin talento de Jack Nicholson en ‘Mejor... imposible’ o Claire Danes interpretando una versión todavía más sobreactuada de Claire Danes. Él es capaz de hablar por teléfono gritando, agacharse y saltar sin razón alguna. En política hay tipos peculiares (mucho) pero una cosa es divertirse con los excesos con clase como hace Alan Cumming en ‘The Good Wife’ y otra parecer que has escapado del manicomio. Jeff Perry necesita una camisa de fuerza porque lo más parecido que he visto a su sobreactuación es Charles Manson declarando.

Guillermo Diaz (Huck)

Guillermo Diaz en
¿El peor actor vivo?
El papel de Huck tenía que ser para un hombre mayor que Guillermo Diaz pero Shonda Rhimes alucinó tanto con sus pruebas de cásting que prefirió modificar el personaje para que pudiese interpretarlo. Las drogas son lo único que justificarían semejante atrocidad. Desde entonces, la guionista ha disfrutado escribiendo un personaje extremo que tiene en Guillermo Diaz a su peor enemigo. El actor cree que abrir mucho los ojos, un mal peinado y hablar como si fuera retrasado hacen de Huck un personaje inquietante. Lo único que hacen es que parezca una broma de mal gusto e impide que me tome ‘Scandal’ en serio. Y sé que muchos de vosotros os la tomáis medio en broma pero leed las entrevistas y los comentarios del reparto en Twitter: ellos creen que están contribuyendo en una obra de arte inteligente que habla de algo importante. Pero lo de Guillermo Diaz es de otro universo, de otra galaxia y revienta cualquier termómetro de vergüenza ajena, algo que personalmente llevo muy mal. Estoy seguro que un día de estos me sangrarán los ojos, probablemente cuando le vuelvan a sacar con una peluca tan horrible como esta. ¿Lo peor? Los comentarios en youtube que hablan de espectadores que lloraron de verdad con la interpretación de Diaz. Esta sociedad se va al garete.

El resto de los actores puede que no estén bien pero lo atribuyo mucho más a los guiones que a su falta de talento. Pero Diaz, Washington, Perry y compañía contribuyen de forma activa a que ‘Scandal’ sea un escombro de serie (con bastante ritmo). Bueno, y de la quema salvaría la única persona que ha hecho algo decente delante de las cámaras: Lisa Kudrow. Siempre he pensado que era una actriz bastante limitada pero es la única que no se dejó llevar por los excesos. Es que un día de estos Cyrus estará tan indignado que Jeff Perry hará un mortal hacia atrás para demostrar que realmente está muy, muy indignado. ¿Enhorabuena, Shonda, por tener el peor reparto de una serie de televisión?

En ¡Vaya Tele! | 'Scandal', la serie más loca del momento

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir