Compartir
Publicidad

Lo mejor del 2008, por KyraVT

Lo mejor del 2008, por KyraVT
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy es mi turno para repasar lo que, en mi opinión, ha sido más destacable del año que acaba de finalizar. Si hablamos de ficción americana, el 2008 ha estado claramente marcado por la huelga de guionistas. Si bien ésta llegó a su fin durante los primeros meses, el resto de la temporada se vio muy afectada por ella. ¿El resultado? Menos estrenos destacables y menos capítulos para la mayoría de las series.

A una a la que no pareció afectarle demasiado la huelga fue a Perdidos, que volvió en enero con su cuarta temporada. Y vaya temporada. No me extraña que varios de sus capítulos estén en la mayoría de listas de lo mejor del año que han elaborado otros medios. Ya en su día incluí su final entre los mejores finales de temporada, y es que pocas series son capaces de dejar a los espectadores con tanta intriga de una temporada para otra.

A pesar de que la mayoría de los estrenos decepcionaron, hubo otras series que llegaron a consolidarse. Ese es el caso de Cómo conocí a vuestra madre, con un gran final en su tercera temporada aunque ha empezado una cuarta algo irregular. También merece la pena destacar el gran final e inicio de temporada de Supernatural, que está más interesante que nunca, y Bones, con un final sorprendente y un comienzo muy entretenido.

El verano fue época de escasez de series, pero la HBO nos regaló una excelente miniserie, Generation Kill, que por aquí ha estrenado hace poco Canal+. La describen frecuentemente como una mezcla de The Wire y Band of Brothers, y la verdad es que no les falta razón. Una miniserie bélica basada en el conflicto actual de Estados Unidos con Irak, totalmente recomendada para lo que os guste ese género.

Por otro lado, no es un secreto que me ha encantado Dr. Horrible (precisamente ayer hablé por aquí sobre el DVD), pero, dejando de lado el lado creativo, me gustaría destacar lo que significa el hecho de que que este musical creado exclusivamente para Internet haya tenido un éxito tan considerable. Los responsables de las cadenas, productoras y demás ejecutivos del mundillo televisivo deberían tomar nota, y es que si se dejaran de demonizar internet y todo lo que esto representa, podrían ver que hay posibilidad de hacer negocio con él.

En el apartado de ficción nacional, merece la pena destacar los tímidos intentos que se están dando por intentar conseguir productos de mejor calidad. Claros ejemplo de ello fueron Guante Blanco, con poco éxito entre los espectadores y desterrada a la web de TVE, y Cazadores de hombres, que aunque tenía mucho que mejorar apuntaba maneras. También me alegro muchísimo de que los chicos de Qué vida más triste hayan dado el salto a la televisión tras la oportunidad concedida por La Sexta.

Si pasamos a hablar de programas y concursos, ya he de reconocer que he visto bien poco. Eso sí, me gustaría destacar Pekín Express como un reality diferente al resto y con cosas interesantes que aportar, pese a que al final optaran por el estilo culebrón del que tanto huían. También he seguido bastante a Buenafuente, un clásico ya en el latenight que está más en forma que nunca, y con cuyo programa disfruto cada noche. Una pena que sólo lo emitan de lunes a jueves.

También me gustaría destacar la apuesta que Antena 3 está haciendo por la TDT en general y por su canal Antena.Neox en particular, aprovechando para emitir series interesantes, como pueden ser Aquellos Maravillosos Setenta y The Big Bang Theory, que de otra forma seguramente no emitirían en su cadena principal. El resto de cadenas deberían tomar ejemplo, porque ya estamos hartos de ver las mismas reposiciones una y otra vez. Si quieren que la gente tenga confianza en la TDT, ellos son los primeros que deberían apostar por ella.

En cuanto a lo más negativo del año, si tuviera que elegir me decantaría por la cancelación de Dirty Sexy Money, Pushing Daisies y Eli Stone, además de los más que flojos estrenos de las cadenas americanas y el aún más flojo regreso de Heroes con su tercera temporada. Mención aparte merecen las cadenas españolas por la proliferación de los programas call-tv y su desastroso trato a muchas de las series americanas. Aún seguimos esperando a que TVE se decida a emitir Gossip Girl, Antena 3 retiró Eli Stone al poco de estrenarla, Telecinco hizo lo propio con Life cuando apenas quedaban un par de capítulos para que se acabara la temporada y La Sexta hizo desaparecer misteriosamente de su parrilla a Greek.

En ¡Vaya Tele! | Lo mejor del 2008, por Marina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio