Publicidad

'Los Ángeles de Charlie' sigue el camino de las películas

'Los Ángeles de Charlie' sigue el camino de las películas
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

¡Será por remakes! La ABC llevaba ya un par de años barruntando el regreso de ‘Los Ángeles de Charlie‘ a la televisión, y después de varios “tira y afloja” finalmente el pasado mes de mayo se confirmó la llegada de los nuevos ángeles a la cadena, esta vez con un tono mucho más moderno y artificial, si cabe. Las caras de este nuevo proyecto son Minka Kelly, Rachel Taylor y Annie Ilonzeh, y detrás de las cámaras tenemos a Drew Barrymore, a la que ya vimos produciendo y protagonizando las películas junto a Lucy Liu y Cameron Diaz, por lo que no había que ser muy listo para adivinar el tono que tendría la serie.

Evidentemente, al tratarse de una serie de televisión, no contamos con un presupuesto muy sobresaliente, y lo poquito que había se lo fundieron en el episodio piloto. Nos presentaron un primer capítulo absolutamente loco, con el sello de las películas por todas partes, con las chicas super divas trotando entre las calles de Miami buscando a los malos y disfrazándose de lo que hiciera falta (de diablita sexy, por ejemplo) para meterse en todas las fiestas. Parecía que ‘Los Ángeles de Charlie‘ iba a seguir ese camino, el de reírse de sí misma y de crear situaciones dantescas sin mucho sentido. Luego llegó el drama en el segundo capítulo y todo se vino abajo.

Lo que debe quedar claro es que ‘Los Ángeles de Charlie’ hasta en su capítulo piloto es un procedimental, y teniendo en cuenta que tiene chicas guapas, acción, disfraces y situaciones surrealistas por todas partes, podría parecer que la audiencia respondería bastante bien; sin embargo, está sucediendo todo lo contrario. Su estreno no fue nada del otro mundo, y muchísima gente se bajó del carro a la semana siguiente. No les culpo, la serie no tiene nada que ver con la original, y aunque mantiene el tono de las películas, no puedo evitar tener la sensación de que se ha convertido en poco más que un sucedáneo.

La falta de actores secundarios que desvíen la atención cuando nos cansamos del trío protagonista no ayuda demasiado. Sólo tenemos a Bosley (Ramón Rodríguez) para distraernos un poco, pero sigue siendo el personaje florero que era en el cine. Eso sí, nuestros nuevos ángeles vienen modernizados con la última tecnología, con pantallas táctiles enormes, iPhone, iPad y más aparatejos que ellas manejan a la velocidad de la luz. Lo que sea por demostrar que la serie está al día con la última tecnología, pero eso no es suficiente.

En definitiva, ¿qué es lo que falla en ‘Charlie’s Angels’? Pues que han empezado tomándose demasiado en serio a sí mismas. Lo que queremos y esperamos son más situaciones surrealistas que acaben con ellas empapadas hasta la nuca mientras visten tacones y un disfraz de conejita, o un traje de cuero negro ajustado mientras las tres pelean con una “bitch” a la altura como era Demi Moore en “Al Límite”. Para ver secuestros de jovencitas ya tenemos un millón de series de policías que lo hacen mucho mejor. Da igual, no pasará del otoño en ABC; mejor olvidarla y a otra cosa.

En ¡Vaya Tele! | ‘Los Ángeles de Charlie’, enésimo remake para la próxima temporada en ABC

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir