Compartir
Publicidad
Publicidad

Los spin-offs de 'Buffy' que nunca llegaron

Los spin-offs de 'Buffy' que nunca llegaron
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de siete años en antena y haber sobrevivido a un cambio de cadena, ‘Buffy Cazavampiros’ llegó, en el año 2003, a su fin. No fue una cancelación, sino más bien un acuerdo entre cadena, actores y responsables de la serie. Desde casi el principio se sabía que la séptima iba a ser la última temporada. Y, aunque de aquella aún estaba ‘Angel’, su spin-off, en emisión, comenzaron las charlas sobre posibles spin-offs o series del mismo universo argumental que pudieran sustituirla y no dejar hambrientos a su legión de fans.

Joss Whedon y su equipo barajaron todo tipo de ideas, desde una especie de ‘Slayers School’ en el que contaran el día a día de otras cazadoras novatas, pasando por una telemovie de Spike que nadie quiso financiar y llegando hasta una serie de animación de la que ya os hablamos por la que ninguna cadena se interesó. Aunque, por encima de estos, los que más sonaron en su día fueron los posibles spin-offs centrados en los personajes de Giles o Faith. ¿Qué ocurrió con ellos?

El spin-off de Giles tuvo hasta título, ‘Ripper’, y la idea inicial era centrarse en el pasado oscuro del personaje, aunque este concepto cambió a lo largo de los años en los que se planteó el proyecto. Anthony Head, el actor que le daba vida al personaje en la serie, ha confesado en una reciente entrevista que él estaba más que dispuesto a participar. El problema es que, por cuestiones de contrato y de derechos, cualquier cosa que se haga relacionada con ‘Buffy’ tiene que ser, en sus propias palabras, “firmada por mucha gente”, por lo que el proyecto quedó a la espera.

Entonces entró en juego la BBC británica, que estaba encantada de contar con Joss y Anthony para el proyecto, aunque al final por cuestiones de derechos tuviera que desmarcarse del universo ‘Buffy’ y ser una historia independiente. En el 2007, el propio Joss Whedon anunció que el acuerdo con la BBC estaba ya casi completo. Cuando parecía que el proyecto por fin conseguía avanzar, Joss se reunió con Eliza Dushku y de la reunión surgió ‘Dollhouse’. Joss dejó ‘Ripper’ en un segundo plano, y ahí se ha quedado desde entonces por la eterna lucha de derechos. Según Whedon, “A FOX se le da muy bien complicar las cosas”.

Otra de las posibilidades que se barajó fue crear un spin-off centrado en el personaje de Faith, interpretado por Eliza Dushku. En este caso, Tim Minear ideó la serie, que contaba cómo una Faith post-Buffy recorría el mundo buscándose a sí misma. Aquí fue la actriz la que no estuvo segura de seguir adelante. El hecho de que Joss le confirmara que él no se iba a encargar de la serie y el que llevara ya cinco años interpretando al mismo personaje fueron factores determinantes para que Eliza decidiera pasar página también, aceptando el papel de protagonista en la, también fracasada, ‘Tru Calling’.

De ambos casos podemos sacar una conclusión: aunque de vez en cuando vuelven los rumores, Joss Whedon, ya sea por el poco interés de los estudios por los proyectos o por cansancio propio, ya parece haber dejado morir definitivamente el personaje de Buffy y todo el universo que le rodea, pasando página y dedicándose a otras cosas. Sí, están los cómics de la supuesta octava temporada de Buffy y de la sexta de Angel, pero no es lo mismo. Nunca será lo mismo.

Vía | SFX
En ¡Vaya Tele! | ¿Cómo habría sido Buffy Cazavampiros en dibujos animados?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos