Compartir
Publicidad
Publicidad
'Master of None' se reivindica como lo mejor de Netflix
Series de ficción

'Master of None' se reivindica como lo mejor de Netflix

Publicidad
Publicidad

Cuando hace un par de años Netflix anunció la serie de Aziz Ansari, a mí me costaba separarle del papel que durante años desempeñó en 'Parks & Rec'. Pero había que reconocer que 'Master of None' era una auténtica maravilla: una obra que mostraba gran sensibilidad y humor a la par... unas sensaciones sensacionales, valga la redundancia, que se han visto confirmadas durante la segunda temporada de 'Master of None'.

Netflix estrenó el pasado viernes los diez episodios de la segunda entrega de 'Master of None', donde hemos visto a Dev (Ansari) en un pequeño pueblo de la Módena italiana aprendiendo a hacer pasta. Al regresar a EEUU tendrá un trabajo como presentador de un concurso de pasteles ('Clash of th Cupcakes') y su vida se verá revuelta cuando llega a Nueva York Francesca (Alessandra Mastronardi).

Esta complicada relación será el centro de gran parte de la segunda temporada de 'Master of None'. Una historia muy íntima y personal que pone de relieve lo complicado de las relaciones cuando hay terceras personas. Sigue así, y con otros episodios, la obsesión de Ansari y Yang por el romance en los tiempos de Tinder y la mensajería instantánea que ya desarrolló durante la primera temporada de la serie y en el ensayo 'Modern Romance'.

Pero también nos encontramos con la "lucha" generacional entre padres e hijos y su modo de vivir la religión ('Religion', 2x03) o la sexualidad ('Thanksgiving', 2x08). O también un repaso a la vida del inmigrante y de las minorías en 'New York, I Love You' (2x06), que se puede situar fácilmente entre los mejores episodios de la serie.

'Master of None' es una de esas comedias "pochas". Esas que con un toque cómico ahondan muy seriamente en sus temáticas y que te dejan tocado a poco que te identifiques con alguna de las situaciones expuestas. Y si no te identificas, a poco que tengas algo de empatía, también. Aziz Ansari y Alan Yang tienen en sus manos una obra preciosa y poderosa.

Todo esto enarbolado con una sensibilidad exquisita, una dirección soberbia y un modo de entender la comedia peculiar. Esta segunda temporada de 'Master of None' se ha reivindicado como una de las mejores comedias que existen en la actualidad y, sin duda, la mejor que tiene hoy en día Netflix en su catálogo de series originales (originales de verdad, que la compañía le echa morro con sus exclusivas).

Incluso en una época en la que las series de autor están conquistando nuestras pantallas, Aziz Ansari y Alan Yang logran que 'Master of None' brille por sí misma donde otras muchas no logran hacerlo. Han dado con el modo y han convertido a su serie en toda una joya de la que ya ruego su tercera temporada.

En ¡Vaya Tele! | 'Master of None' desnuda ante la vida a sus millenials

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos