Publicidad

'Orphan Black' termina su tercera temporada volviendo a lo básico
Series de ficción

'Orphan Black' termina su tercera temporada volviendo a lo básico

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

'Orphan Black' siempre ha sido una serie con tendencia a que la mitología se le fuera de las manos. El arranque de la tercera temporada, con la entrada en acción de los clones masculinos del Proyecto Castor, amenzaba con que eso pudiera pasar y de hecho, a la mitad de estos diez episodios, daba la sensación de Graeme Manson y John Fawcett estaban a punto de perder el control sobre la trama. Pero al final no ha sido así. La tercera entrega ha acabado simplificando mucho las cosas porque ha vuelto a los villanos en la sombra presentados al principio: los neolucionistas.

Ese regreso al principio ha servido también para resolver algunas de las incógnitas que 'Orphan Black' había planteado desde su arranque. En especial, ha contestado una de ellas, quién es el original de todos los clones. La respuesta ha sido uno de los giros de la temporada, y ha ayudado a poner de nuevo el foco en el núcleo familiar con el que conocimos al Clone Club, el de Sarah, Felix y Mrs. S.

El clon original

La trama que ha impulsado esta temporada ha sido la de la búsqueda del original, de las muestras de ADN originales a partir de las que el matrimonio Duncan creó tanto a los clones de Leda como a los de Castor. Ambos grupos las buscan por la misma razón, porque de ellas pueden sintetizar una cura para las enfermedades que sufren, pero para el Proyecto Castor y la investigadora al mando, además, tienen otra finalidad; la posibilidad de convertir esa enfermedad en un arma biológica.

Orphanblackfinal

Que los clones de Castor experimenten con ella tratándola como una ETS (enfermedad de transmisión sexual) refuerza uno de los temas que siempre han estado al fondo de 'Orphan Black', que es la pugna de sus mujeres por ser vistas como individuos independientes, que no son propiedad de nadie y que no deben ser utilizadas como simples descartes por los personajes masculinos. Castor no las ve como personas, sino como herramientas, como juguetes, como conejillos de Indias.

'Orphan Black' está presentada desde el punto de vista de una mujer, y eso marca la manera en la que se presentan ciertos temas

La propia Tatiana Maslany ha comentado en alguna entrevista que "la serie está definitivamente hecha desde el punto de vista de una mujer, y eso es algo que defendemos". Y aunque los clones de Castor hayan ganado relevancia en la temporada, ha terminado siendo la señora S. la que tenía la llave del final cuando descubrimos que su madre aportó el material genético para la creación de los dos grupos de clones. 'Orphan Black' ha ido otorgando más importancia al personaje de Maria Doyle Kennedy y ha ido explorando más ese concepto de familia no sanguínea (aunque haya terminado siéndolo). Sarah, Siobhan, Felix, el Clone Club... Han elegido ser una familia todos juntos, y van a necesitarse unos a otros.

La vuelta de la Neolución

El giro final de la temporada apunta a revitalizar bastante la serie de cara a la cuarta entrega. Saber no sólo que la mujer del profesor Duncan está viva y que es quien maneja a los neolucionistas (y que tiene en su poder a una Rachel mucho más confundida de lo que ella cree), sino que estos neolucionistas son el poder en la sombra que ha estado dirgiéndolo todo, y los verdaderos villanos, ha sido algo bastante inesperado. Al fin y al cabo, la Neolución se había presentado en la primera temporada como una ida de olla new age y poco más, y aunque comprobamos que podía tener un tufillo peligroso, ahí se quedó.

Orphanblack2 A la izquierda, Kathryn Alexandre, la "doble de clon" de Tatiana Maslany.

La revelación de su verdadero papel durante todo este tiempo cambia las alianzas de las clones y la manera en la que han estado enfocando su situación durante todo este tiempo. Por lo que sabemos de la Neolución, está a favor de dirigir artificialmente la evolución de la especie humana (ese ojo biónico de Rachel), pero desconocemos el resto de su agenda. Hasta desconocemos si alguno de sus agentes es quien dispara al final a Delphine, un personaje que ya había completado su arco y que muestra durante la temporada lo lejos que está dispuesta a llegar por proteger a Cosima.

¿Estaría equivocada de verdad sobre Shay, el intento de novia de Cosima, o se acabará destapando ésta como otro espía? ¿Su papel era únicamente mostrar lo paranoico que está todo el mundo en DYAD? La trama de Castor puede no haber sido uno de los mayores aciertos de 'Orphan Black', pero nos ha mostrado otra manera de entender el experimento de clonación de los Duncan que, tal vez, tenga relevancia el año que viene. También nos ha dejado ver a Helena en acción, y eso siempre es bienvenido (más todavía si interacciona con Donnie y Alison).

Orphanblack3 Review
'Orphan Black' ha cerrado la tercera temporada haciendo un poco de limpieza en el reparto (adiós también a Paul, que estaba muy agotado como personaje) y regresando a los puntos básicos con los que empezó. Sarah y sus hermanas siguen sin saber cuál es su propósito, que pretende hacer la Neolución con ellas, pero aunque la trama puede haberse descontrolado un poco, las clones han continuado siendo lo mejor de la serie. Toda la trama de Alison "Nancy Botwin" Hendricks y su relación con Cosima y, sobre todo, Helena, ha dejado momentos impagables, y la revelación de la identidad del original ha aportado una nueva chispa a la serie. ¿Lo peor? Que los diez episodios se pasen tan rápido y la espera para la próxima entrega sea tan larga.

En ¡Vaya Tele! | Tatiana Maslany seguirá deleitándonos con una cuarta temporada de 'Orphan Black'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios