Compartir
Publicidad
'Quantico' aplica la "fórmula Shonda" a un thriller de terroristas
Series de ficción

'Quantico' aplica la "fórmula Shonda" a un thriller de terroristas

Publicidad
Publicidad

Las promos de ABC ni siquiera esconden la inspiración principal detrás de 'Quantico', su nuevo drama para los domingos por la noche. "Academia de Grey" es el lema que más críticos han aplicado a esta serie, y es la mejor descripción que se puede hacer de esta historia de una cadete del FBI que, nueve meses después de salir de la academia, se ve envuelta en el mayor atentado terrorista en suelo estadounidense desde el 11-S. Ni siquiera las comparaciones con 'Homeland' son tan acertadas como ésa. 'Quantico' es una destilación de todos los arquetipos y elementos que se utilizan en las series producidas por Shonda Rhimes, pero sin que la guionista haya estado ni a diez centímetros del proyecto.

La dinámica entre los residentes en la primera temporada de 'Anatomía de Grey', los giros de guión de 'How to get away with murder' y una narración que alterna dos líneas temporales (la del presente, cuando el atentado ya se ha producido, y la del pasado, cuando la protagonista aún está en la academia del FBI) son las principales características de una serie que, de momento, ha conseguido enganchar a su público, reteniendo en su segunda semana a casi todos los siete millones de espectadores que vieron su piloto, manteniendo también el 1,9 en la demo.

Los secretos de 'Quantico'

'Quantico' está creada pot Joshua Safran, cuyo trabajo de mayor perfil hasta la fecha era ser el showrunner de la segunda temporada de 'Smash', y arranca con Alex Parrish siguiendo los pasos de Meredith Grey al enrollarse con un apuesto hombre justo antes de entrar en la academia del FBI. Allí conocemos al resto de compañeros de clase de Parrish, interpretada por toda una estrella de Bollywood como Priyanka Chopra. Entre ellos figura una mujer musulmana con hiyab, una rica joven que parece más una concursante de reality (igual porque Johanna Brady, su intérprete, ha estado este verano en 'UnReal'), un ex marine con el que Alex tendrá el consabido tira y afloja sentimental, el primer recluta abiertamente gay de Quantico...

El grupo de cadetes es muy variado y cada uno, además, tiene sus propios secretos, secretos que serán importantes, por supuesto, nueve meses más tarde, cuando Alex empiece a investigar qué papel juega ella en ese atentado. En los dos episodios emitidos hasta ahora, las escenas en la academia aprovechan las incipientes relaciones de amistad o de tensión sexual entre ellos, mostrando a la cadete muy ambiciosa que quiere ser la mejor a toda costa, a dos mujeres enamoradas del mismo hombre... En las clases, además, se enfatiza mucho que el FBI es la última línea de defensa de Estados Unidos contra los actos terroristas en su suelo y que los reclutas están ahí para ser los mejores en su campo, y lo que Alex va aprendiendo en esas clases, se aplica después en su investigación del atentado.

Los secretos de los personajes (y de la propia Parrish) se van contando al espectador a través de referencias que hacen ellos mismos en los diálogos, lo que puede resultar muy frustrante si se insinúa que el instructor tiene algún interés ulterior en Alex, pero no terminamos de ver cuál es (más allá del obvio en este tipo de series). 'Quantico' funciona así, destapando poco a poco su plan para que el espectador se enganche y tenga curiosidad por ver más, pero no tiene personajes demasiado carismáticos y la táctica del "alguien aquí es un asesino, alguien ha matado a alguien" que están siguiendo con esas alusiones a secretos del pasado no ayuda a que podamos tomárnosla en serio.

¿Thriller o culebrón?

Quantico Cast

'Quantico' pretende ser una serie de acción trepidante, un thriller en el que el espectador se sorprenda constantemente con las diferentes revelaciones sobre sus personajes y en el que Alex Parrish, su protagonista principal, sea presentada como la mejor agente posible que, sin embargo, ha tenido la mala suerte de buscarse un enemigo poderoso. O eso parece. El montaje de los capítulos, desde luego, no da descanso, y hasta en las clases teóricas hay giros inesperados y frases lapidarias sobre la competitividad de los cadetes y lo crucial que será su trabajo como agentes del FBI.

Por otro lado, el horario del domingo en ABC, y su emparejamiento con 'Once upon a time' y la nueva 'Blood & oil', hace que fomente también las relaciones personales entre los aspirantes para buscar al público femenino. Sin embargo, inundar la serie de personajes con secretos y motivaciones poco claras para estar ahí (de tal modo que todos puedan ser sospechosos de la autoría del atentado nueve meses después) no es suficiente para que 'Quantico' sea de verdad un thriller interesante. Sí, puede picarnos la curiosidad por comprobar hasta dónde es capaz de desenredar Alex la madeja tejida a su alrededor, pero sus ínfulas trascendentales con sus discursos patrióticos y su copia descarada de la "fórmula Shonda" no van, en realidad, a ninguna parte.

En ¡Vaya Tele! | Nuevas series 2015/16: ABC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio