Compartir
Publicidad
Publicidad
Quizá veamos un Ministerio del Tiempo en FOX, (y por qué España puede y debe exportar ficción de calidad)
Series de ficción

Quizá veamos un Ministerio del Tiempo en FOX, (y por qué España puede y debe exportar ficción de calidad)

Publicidad
Publicidad

Esta semana ha tenido lugar en Cannes el MipTV, un mercado televisivo en el que cadenas de todo el mundo exponen sus producciones y formatos para aquel que le interese comprarlos u adaptarlos. Los mercados televisivos son un lugar fantástico para ver qué se respira en las tendencias internacionales, qué se busca, qué está de moda, dónde ponen el ojo los programadores y qué estilo de historias (o formatos) ofrecen los creadores de contenidos. ¿Qué lugar tiene España y sus series en este entorno?

Hace unos meses hablábamos del tema al hilo de unas estadísticas sobre adaptaciones internacionales, y parece que estos días se ha confirmado que España está de moda. ‘El Ministerio del Tiempo’ ha impresionado fuera, y comentaban sus distribuidores que FOX estaba interesada en adaptarla para el público norteamericano. También Alemania, Francia e Italia están interesados, tanto en la lata (es decir, emitir la serie española tal cual) como el formato (la idea y los guiones para ser adaptados).

Los protagonistas del MipTV 2015

No es de extrañar que ‘El Ministerio del Tiempo’ esté en el punto de mira; la ciencia ficción es un género muy en boga actualmente, su planteamiento es original, y su estructura permite que cada mercado lo adapte a sus propios intereses: hacerla más o menos conclusiva, explorar diferentes periodos de la historia –los interesantes para su público-, etc. Y pensando en que haya futuros ministéricos internacionales, ¿cuán emocionante sería que las series pudiesen hacer un crossover? Al fin y al cabo, en nuestro ministerio han mencionado más de una vez la existencia de otros.

La ficción de Televisión Española no ha sido la única que ha captado interés en Cannes. Mediaset ha convencido con ‘Rabia’ otra de las ideas de Isla Audiovisual, que ya ha visto una creación suya en la parrilla de la CW, ‘Star Crossed’. Otro de los estrenos recientes también está en la lista, esta vez es Antena 3 y ‘Bajo Sospecha’, un thriller que encaja muy bien en la tendencia actual de los policiacos atmosféricos en pueblos pequeños.

También de Antena 3 ha llamado la atención ‘Allí abajo’ (lo cual me sorprende por el carácter tan cultural nuestro que tiene, aunque como idea se puede adaptar), y ‘El Tiempo entre Costuras’ sigue extendiendo territorios. Mediaset España ha vendido los derechos de emisión de ‘Los Nuestros’ a Francia, junto con la renovación de acuerdos de otras de sus series como ‘El Príncipe’.

La calidad, primero; la nacionalidad después

Crematorio Cartel

Conclusión, nuestra ficción gusta. Quizá fuera estén viendo el cambio que se aprecia en nuestras parrillas, cómo las cadenas están dispuestas a innovar y seguir buscando el generalismo (es inevitable) con otro tipo de historias y formatos. Quizá así empecemos a perder ese complejo de inferioridad ante otras industrias aparentemente más potentes. Miremos a los países nórdicos, fijémonos en Israel; exportar ideas está a la orden del día, y lo nuestro también gusta.

Y si aún quedan dudas, refresquemos la memoria. ‘Oxígeno’ acabó reconvertida en ‘Star Crossed’, como comentábamos. La maravillosa ‘Polseres Vermelles’ fue ‘Red Band Society’ y ‘Los Misterios de Laura’ llegaron a NBC; hay que decir que ambas no han acabado de cuajar, pero no hay que desinflarse. ‘El Barco’ está siendo desarrollada para CW y ‘Los Serrano’ va a tener su hueco en FOX.

Cualquiera podría alegar (como yo misma he hecho con el tema de la venta de ‘Arriba y Abajo’), que quizá nuestras series son muy nuestras y aunque ahora nos dejemos llevar más por las tendencias internacionales, al final queda la sensación de que no son tan exportables. Pero yo digo, ¿por qué no? Al fin y al cabo, los thrillers nórdicos son eso, muy nórdicos. Muy suyos. Con personajes fríos y comportamientos que quizá nosotros (que tenemos la sangre caliente como mediterráneos que somos) no tendríamos.

Con frecuencia hay referencias a ficción de Estados Unidos que se tacha de americanada. O las series inglesas se aprecian precisamente por ese quehacer tan suyo; por ser sucias, por tener un humor característico, por ser provocadoras o también rancias (algunas comedias tienen tela). Pero se aprecian igualmente como lo que son. Porque al final la cultura y las costumbres dan un poco igual, sobre todo en un mundo tan globalizado como el actual; porque al final lo que importa es la calidad. No es vender ficción española; es vender ficción de calidad. Es algo que podemos exportar. Es algo que podemos producir.

En ¡Vaya Tele! | España triunfa internacionalmente con sus formatos (y otros datos sobre adaptaciones internacionales)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos