Publicidad

'Schitt's Creek': por qué es el momento de engancharse a esta serie cómica que ha hecho historia en los Premios Emmy
Series de ficción

'Schitt's Creek': por qué es el momento de engancharse a esta serie cómica que ha hecho historia en los Premios Emmy

El hecho de que la pasada gala de los Premios Emmy se haya celebrado de forma virtual no ha impedido que, como viene siendo habitual, esta durase nada menos que tres horas. Y durante los 60 primeros minutos no ha hecho más que repetirse un título: 'Schitt's Creek'. ¿Mejor serie de comedia? 'Schitt's Creek'. ¿Mejor actor y mejor actriz? 'Schitt's Creek'. ¿Mejor actor y actriz de reparto? Adivinad.

Los siete galardones más importantes (mejor comedia, mejor guión, mejor dirección y las cuatro interpretaciones principales) se los ha llevado esta serie familiar creada por Daniel Levy y emitida, originalmente, por la CBC, la televisión pública canadiense.

Pero lo que empezó siendo un producto discreto, una comedia sencilla sin gran despliegue técnico cuyo punto fuerte residía en encadenar de forma magistral un chiste tras otro, ha terminado haciendo historia con su sexta y última temporada. Es la primera comedia que consigue hacer un all-in en los Emmys. 'Schitt's Creek', que en España puede verse en Movistar+, llegó sin hacer mucho ruido pero se ha ido haciendo un solo de batería.

En 'Schitt's Creek' todo queda en familia

Schitts Creek 2

La serie sigue las desventuras de los Rose, una familia de millonarios que pierde todo por culpa de las malas gestiones de su asesor, y se ve obligada a vivir en una pequeña localidad que el padre le compró a su hijo en los 90 para gastarle una broma.

Eugene Levy (también progenitor en la vida real del creador y protagonista de la serie... además del inolvidable padre de Jim en 'American Pie') da vida a Johnny Rose, el cabeza de familia; mientras que a su mujer, Moira, la interpreta una fabulosa Catherine O'Hara. Con esta pareja protagonista nada más bastaría para levantar cualquier comedia, pero además esta cuenta con los desternillantes papeles de Daniel Levy y Annie Murphy como sus caprichosos y consentidos hijos. Los cuatro miembros de los Rose se han llevado esta noche a casa un Emmy cada uno.

Pero... ¿por qué ver ahora una serie que hace meses que terminó? Su última temporada acabó el pasado abril, y en las primeras cuatro entregas, hasta 2019, jamás había sido nominada a ningún premio grande, solo a galardones locales canadienses y a algún que otro People Choice o MTV Movie & TV Award... Pero su entrada a Estados Unidos vía Netflix, lo cambió todo.

'Schitt's Creek' es otro de esos casos que, teniendo un comedido éxito en abierto, arrasa nada más llegar a Netflix. La gran difusión que le dio la plataforma, sumado a que es una sitcom de tono amable, gags continuos y capítulos cortos (rondan los 22 minutos por episodio), hacen de esta serie un caramelito para quienes buscan algo con lo que pararse delante de la tele a, simplemente, echarse unas risas. Porque, eso sí, la carcajada está asegurada.

Un reparto de lujo lleno de pesos pesados de la comedia

Schitts Creek 3

La culpa de que esta comedia funcione tan bien la tiene la familia Levy. Padre e hijo tienen una gran química dentro y fuera de la pantalla, ¡y el asombroso parecido entre ellos le da a sus personajes un plus de credibilidad! Y Catherine O'Hara es el perfecto broche final para un elenco de 10. La que diera vida a la histriónica madre de Kevin McCallister (Macaulay Culkin) en 'Solo en casa' ('Home Alone') nos regala en esta ocasión un delirante papel de señora rica venida a menos que la ha encumbrado como la gran cómica que siempre ha sido.

El tándem Levy-O'Hara no es la primera vez que funciona así de bien: la pareja (en la ficción) ya se llevó sendos premios Emmy en 1982, hace 38 años, por sus sketches en 'Second City Television', una suerte de 'Saturday Night Live' canadiense emitido de 1976 a 1984 del que salieron cómicos como Rick Moranis, John Candy o Harold Ramis.

Y otro de los nombres propios de la serie que no podemos dejar pasar es el de Chris Elliot. El que fuese protagonista y creador de 'Búscate la vida' ('Get a Life') da vida aquí al alcalde del pueblo, una perfecta parodia del redneck americano que empieza planteado como la némesis del protagonista.

Pero, sin duda, la última de las claves del éxito de esta serie es que no puede estar más acorde con la época en la que vivimos. En estos momentos, ¿a quién no le apetece reírse de con una familia de millonarios hasta arriba de líos que está viviendo un problema del primer mundo tras otro? 'Schitt's Creek' y sus 80 episodios son perfectos para ello.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios