Publicidad

Seis tipos de reclamos para vender una serie

Seis tipos de reclamos para vender una serie
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

En un mundo plagado de series, ¿cómo hacer que un nuevo estreno llegue a causar expectación entre los espectadores? Son muchas las técnicas que se explotan en los últimos años que pretenden superar esa primera prueba, la de provocar que la audiencia considere esa nueva ficción como una a tener en cuenta para añadir a la colección. Luego ya vendrán las decepciones o los buenos sabores de boca, dependiendo de cómo se encaje el producto final. Pero, para que esto suceda, no podemos olvidar el primer paso que se lleva a cabo, el de vender el producto a los espectadores, que a veces resulta uno de los más importantes a tener en cuenta.

Por eso, las técnicas se acentúan cuantas más series se van acumulando, ya que nos encontramos ante un momento en el que el espectador tiene un amplio abanico de ficciones televisivas donde elegir, a veces más de las que cualquier simple mortal podría soportar. ¿Dónde colocar entonces esa mirilla que te permita seleccionar una ficción en detrimento de otra? ¿Cuáles son los factores por los que nos tenemos que dejar guiar? Y, sobre todo, ¿qué técnicas utilizan quienes están detrás de una serie para conseguir que la veamos? Repasamos tras el salto seis de estos métodos utilizados en los últimos tiempos para que consigamos lo que toda cadena desea: que el espectador se decante por su serie desde el primer capítulo.

La serie que emocionó a...

Comenzamos este repaso por el reclamo que ha despertado la redacción de este artículo. Hace poco menos de un año Antena 3 lanzó la campaña para vendernos 'Pulseras rojas', la ficción catalana sobre niños con problemas de salud que deben afrontar su día a día en un hospital. Todos recordamos la frase "la serie que emocionó a Spielberg" con la que la cadena nos vendió la ficción, después de que se conociera que el director había quedado maravillado con la primera temporada de 'Pulseras rojas'. No hay nada como poder recurrir a una figura colocada en los altares para poder vender tu serie, mostrando al espectador que si ese personaje de gran talento y reconocimiento ha disfrutado con ella, él, que es un espectador medio del montón, va a quedar encantado con toda seguridad.

Pero este tipo de reclamo no ha quedado aquí. En las últimas semanas hemos visto que las cadenas españolas recurrían a una personalidad de referencia para vendernos su ficción. Así, Telecinco no dudó en hacer mención a lo entusiasmado que se mostró Benedicto XVI con la miniserie 'María de Nazaret' durante las promos de la ficción en la pasada Semana Santa. Y Cuatro decidió hacer lo propio con 'Homeland', colocando un rótulo en sus promos donde se dejaba claro que la ficción le había gustado a todo un presidente de los Estados Unidos. ¿Quiénes somos nosotros para decir que no a tales ficciones si han cautivado a personalidades con tanto poder y prestigio? Con esto se consigue despertar una vez más nuestra curiosidad, lanzando un cebo que puede que sea mordido por muchos espectadores.

El remake de...

Ese cosquilleo que nace en todo seriéfilo al saber que se va a realizar un remake de una serie emitida hace algún tiempo o una ficción de éxito de otro país. No tiene por qué ser el augurio de buenas sensaciones, ya que, en el caso de España, todas las noticias de nuevos remakes provocan un pequeño malestar, como si fuera el anuncio de malos tiempos para nuestra ficción nacional. Este es el pan bajo el brazo que trajo la semana pasada 'El don de Alba', cuyo principal punto de atracción era conocer qué había salido de ese intento de remake de la ficción estadounidense 'Entre fantasmas'. La historia reciente de nuestra televisión está llena de estos casos, en los que el espectador ha tenido que sufrir el resultado de los que se aventuraron a que series como 'Las chicas de oro' o 'Cheers' tuvieran una penosa versión española.

Estados Unidos tiene en su colección de series algunos productos que han sido el resultado de remakes, como es el caso de 'Shameless' o 'The killing', dos ficciones que son el resultado de otras emitidas en otros países, o 'Dallas' y '90210', remakes de series que ya funcionaron en el pasado. La industria estadounidense también se vale de los productos que destacan en otros países o de los que tuvieron un hueco hace unos años, motivos que también despierta la curiosidad del espectador en el período inmediato al estreno de dicha serie.

La adaptación de...

Soy consciente de que hay ocasiones en las que adaptación y remake se utilizan indistintamente. Por eso es conveniente destacar que en este artículo cuando hablo de remake me refiero a las versiones televisivas de producciones audiovisuales que ya han existido y con adaptaciones quiero centrarme en aquellas ficciones que se basan de una obra literaria o una historia real. Hechas las aclaraciones toca repasar uno de los reclamos muy utilizados que ha tenido mucho éxito gracias a ficciones como 'Juego de tronos' o 'The Walking Dead'. Antes de su primer episodio, estas series juegan con la ventaja de que ya saben que van a tener una legión de fans esperando ver el resultado de la adaptación, lo que garantiza un buen dato de audiencia en el estreno abriendo la puerta para los que serán seguidores de largo recorrido.

The Walking Dead

Próximamente veremos en Estados Unidos lo que ha salido de, por ejemplo, 'Under the dome', que llegará con la continua referencia a Stephen King pero en España también contamos con esta búsqueda de nuevas series que puedan atraer a la audiencia. Por ejemplo, es el caso de las aventuras de Alatriste, el personaje creado por Arturo Pérez Reverte que tendrá versión televisiva en la próxima temporada y que ya podemos intuir que, al menos en su primer episodio, tendrá una audiencia media notable, deseosa de conocer qué han hecho con el producto. Ocurre lo mismo con 'La catedral del mar', la novela que Atresmedia adaptará próximamente y que se unirá a la lista de tantas otras en el pasado. La gran desventaja con la que cuenta este reclamo es que el peso de la obra original puede jugar una mala pasada, ya que serán numerosas las ocasiones en las que los fans se levanten para decir esa frase tan recurrente. "El libro es mejor que la serie".

La nueva serie de...

Termine esa frase con su productor o actor favorito, ambos serán buenos reclamos para que la audiencia sienta deseos de ver lo que han preparado. Ryan Murphy, Aaron Sorkin, Chuck Lorre o J.J. Abrams son algunos de los nombres de quienes crean expectación con solo anunciarse su presencia tras las cámaras de una nueva serie, por lo que sus nuevos proyectos se tienen muy en cuenta por las cadenas. No hay nada como una figura reconocible en el mundillo para que el espectador sienta deseos de ver lo próximo que prepara, ya sea para disfrutar o para despotricar de ello, si ese nombre no gusta demasiado. Este referente puede ser también un actor reconocido que levante pasiones y que tenga un buen número de fans a sus espaldas (¿no seguiríamos hasta los infiernos a Jessica Lange si abandonara mañana 'American Horror Story' por otra ficción?).

En España también recurrimos a este punto, aunque productores y showrunners se difuminan para dar mayor importancia a las productoras. Cada vez los espectadores son más conscientes de cómo trabaja cada productora y a día de hoy no podemos esperar lo mismo de una nueva serie que llegue de la mano de Globomedia que de Bambú Producciones. A veces se suele recurrir al equipo de guionistas que han estado detrás de una ficción de éxito, como es el caso de 'Cuéntame cómo pasó', y otras, la mayoría de las veces, al plantel de actores que trabajarán en esta nueva ficción (véase el revuelo que hay levantado día sí y día también sobre los fichajes que estarán en 'Gran reserva. El origen' próximamente). El reparto es uno de los factores que más hay que cuidar a la hora de vender un producto, ya que una ficción puede llegar a tener garantías según qué actores se elijan para interpretarla o comenzar cojeando porque haya más indeseables de la cuenta.

La serie ganadora de...

¿Cuántas veces nos habrán vendido en España la llegada de una serie enumerando la cantidad de premios que ha cosechado? 'Mad men', 'Modern family', la reciente 'Homeland'... Como ocurre en el cine, que una ficción gane premios es sinónimo de que también ha ganado una coletilla de la que prácticamente no se va a desligar durante toda su andadura, algo que puede hacer que muchos novatos se acerquen a ella por primera vez después de ver la repercusión que ha tenido. Los premios en España, sin embargo, suele pasar más desapercibido para nosotros mismos, ya que es muy común que olvidemos qué serie o actores han ganado el Ondas o el TP con el transcurso de las semanas.

Homeland

Una serie también puede ganar a la gente a través de la crítica. No podemos olvidar la repercusión que puede tener en los futuros espectadores que haya blogs como ¡Vaya tele! que critiquen favorablemente una ficción, y está empezando a ser algo común que en España las cadenas de pago utilicen referencias extraídas de varios blogs para demostrar que ha gustado la serie que está a punto de empezar. Cualquier técnica parece buena para lanzar el cebo al futuro espectador, que deberá valorar si es lo suficientemente jugoso para que merezca su tiempo.

El boca a boca

El reclamo más efectivo. Y también el más incontrolable. Pueden darte igual los gustos de Obama o Spielberg, quién haya ganado el Emmy este año, quién esté detrás de una producción o qué historia ha inspirado la nueva serie de turno. Pero el comentario que no podrás obviar es el que te hace tu amigo, ese que no para de hablar de una serie, y más si su recomendación es seguida por muchos otros, creando un círculo vicioso del que solo tienes una salida: ver la serie cuanto antes, aunque sea por tener tema de conversación con ellos. Generalmente, la curiosidad que nos crea quien nos habla de una ficción cara a cara es superior a cualquier noticia que podamos recibir de la misma.

Por eso, una ficción tendrá en el boca a boca un as en la manga que ni siquiera sabe si va a jugar durante su paso por la televisión. Todo depende, en realidad, de unos pocos, esos que sí se acercan a ella por otros motivos y consiguen con sus comentarios que sus amigos cercanos terminen siendo seguidores de su historia. La recomendación en persona ha sido y seguirá siendo el mejor reclamo que los creadores de una serie se pueden encontrar para su ficción, aunque este, a diferencia de los otros que hemos repasado en este artículo, es el que más se escapa a su control. Nadie sabe dónde está la mecha que encenderá el fervor para hablar de la que se convertirá en la próxima serie de moda.

En ¡Vaya tele! Respuestas | ¿Creéis que existe "el efecto J.J. Abrams? En ¡Vaya tele! | Scorsese prepara la adaptación televisiva de 'Gangs of New York'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir