'El señor de los anillos: Los anillos de poder' casi fue una serie de Netflix pero el Tolkien Estate se escandalizó con lo que la plataforma quería hacer

'El señor de los anillos: Los anillos de poder' casi fue una serie de Netflix pero el Tolkien Estate se escandalizó con lo que la plataforma quería hacer
52 comentarios

Bien poco ha tardado 'El señor de los anillos: Los anillos de poder' en convertirse en la serie emblema de Prime Video, pero lo cierto es que la oferta de Amazon para hacerse con ella era peor que la de Netflix. ¿Por qué entonces no acabó la serie ahí? Pues porque lo que querían hacer espantó tanto al Tolkien Estate que huyeron de la propuesta de Netflix como de la peste.

Así acabó en Amazon

Tal y como desvela un artículo de The Hollywood Reporter, fue Netflix la que ofreció 250 millones de dólares para hacerse con los derechos que se llevó finalmente Amazon. Su idea era convertir la Tierra Media en la nueva Marvel, con una serie para Gandalf y para para Aragorn, una idea que "horrorizó al Tolkien Estate".

Recordemos que el hijo de Tolkien ya criticó con dureza la trilogía dirigida por Peter Jackson, por lo que no tenían ningún interés en volver sobre esa etapa de la Tierra Media. Eso también era lo que quería HBO, ofrecer una nueva versión de la Tercera Edad que vendría un poco a ser un remake de la trilogía de Jackson.

En cambio, Amazon llamó la atención del Tolkien Estate con un enfoque más concreto y la promesa de poder participar en el proceso creativo para proteger el legado del aclamado escritor. Vernon Sanders, uno de los grandes jefazos de Amazon Studios, destaca que "fue nuestra pasión colectiva y la fidelidad a Tolkien lo que realmente nos hizo ganar".

Luego llegaría el proceso por el que se eligió a Patrick McKay y J.D. Payne para sacar adelante la serie, pero lo realmente imprescindible era hacerse con los derechos y Amazon lo hizo por un precio sensiblemente inferior al ofertado por Netflix. Se dice que fueron varias decenas de millones menos, por lo que estaríamos hablando de un mínimo de 160 y un máximo de 230 millones de dólares. Una salvajada igualmente.

En Espinof:

Temas
Inicio