Publicidad

'The Event', un intento tardío por mejorar

'The Event', un intento tardío por mejorar
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si hay una serie que ha estado a un paso de la cancelación y pese a eso ha conseguido que toda su temporada viese la luz, ese ha sido el caso de ‘The Event’. La ficción de la NBC ha ido perdiendo tantos espectadores cada semana que no nos hubiera extrañado la noticia de su cancelación y la retirada inmediata de la parrilla. Pero pese a eso, la cadena ha apostado por mantenerla hasta el final, ofreciéndonos los últimos capítulos de la temporada, aunque ya hacía tiempo que la serie marchaba sin frenos hacia el más absoluto de los olvidos.

Si tenemos que valorar la evolución de ‘The Event‘ debemos tener en cuenta el parón al estilo ‘Flashforward’ que la serie sufrió a mediados de la temporada. Y, una vez más, comprobamos que esos parones creativos sirven de poco a la hora de levantar no sólo a la audiencia, sino el desarrollo de la historia. ‘The Event’ corrigió errores, eliminó a personajes que perjudicaban a la historia, e intentó ofrecer más acción e intriga, aunque, como he dicho, todos los cambios sirvieron de poco.

La mala definición de algunos personajes

Desde que vimos el capítulo piloto, todos aquellos que seguimos ‘The Event’ coincidíamos en destacar el potencial con el que contaba la serie. Una historia de seres extraterrestres, de conspiraciones presidenciales y de la búsqueda de un chico por encontrar a su novia secuestrada. Pero todo lo que elogiamos en un principio se fue deshinchando con la llegada del resto de los primeros capítulos. Veíamos episodios en los que no ocurría prácticamente nada. ‘The Event’ dio pronto signos de aburrimiento y gran culpa de eso lo tuvieron unos personajes que desde el principio no estuvieron bien definidos.

Pongamos para la siguiente explicación el caso de Sofía, el personaje con el que más podríamos haber disfrutado, pero que ha sido el que más nos ha mareado con sus cambios de actitud. Al principio vimos a esa líder como una mujer tolerante, carismática y con los recursos y la capacidad para conseguir lo que quisiera. Un personaje demasiado amable, incapaz de representar el peligro necesario para que se diera el principal conflicto con el que mantener el interés en la serie. Creo que ese aspecto fomentó la aparición de su hijo Thomas, que adoptó ese papel malvado al que Sofía no podía hacer frente.

Algo parecido surgió con otros personajes. Sean Walker se fue convirtiendo en una especie de salvador del mundo sin que su personaje resultara creíble. Además su historia y la de su novia se fueron trasladando a un segundo plano que no interesaba a nadie y a más de uno no le hubiese importado que llegaran a desaparecer para siempre de la serie. Y es que ‘The Event’ llegó a un punto en el que casi la mitad de su reparto sobraba y parte de sus tramas resultaban soporíferas, motivos por los cuales no era extraño observar como la audiencia bajaba semana tras semana.

El intento tardío por arreglar los desperfectos

Lo intentó y casi podemos decir que lo logró. ‘The Event’ introdujo cambios que se mostraron en los episodios que se emitieron tras el parón. En primer lugar se eliminaron esos flashbacks con los que se inició la serie que, aunque algunos conseguían su propósito de mostrar más de la vida de cada personaje sin perder el entretenimiento, no consiguieron enganchar al espectador. Pero los cambios más importantes vinieron de la marcha necesaria de algunos personajes. Se eliminaron a Thomas y su novia, que no habían terminado de cuajar dentro de la trama extraterrestre y también se hizo lo mismo con el viejo Dempsey, que no hacía más que estorbar en la historia.

Cuando estos personajes quedaron fuera de la historia, y Sofía se erigió como mala malísima y la conspiración en la Casa Blanca subió de nivel, ya era demasiado tarde. A ‘The Event’ sólo le quedaban unos pocos capítulos para decir adiós y la mayoría de los espectadores ya se habían olvidado de su existencia. Pero no todos los cambios fueron efectivos. Sean Walker, y el pequeño grupo que se formó en torno a él, siguió sin resultar creíble, por lo que la serie ha contado desde el principio con un protagonista que no tenía el carisma suficiente para soportar el peso de la historia.

Pero con los cambios buenos introducidos, y al margen del episodio piloto, lo más interesante de la historia lo hemos visto casi al final, un final que no se ha cerrado pese a que la serie quedó sentenciada hace ya algunas semanas. Todo lo contrario, el final de ‘The Event’ nos deja con la curiosidad, al menos a mí, de saber qué hubiera pasado después de transportar el planeta de Sofía tan cerca de la tierra. Y es que nos hemos encontrado con un final abierto, bueno para tratarse del cierre de una temporada pero catastrófico si con ese pensaban cerrar la historia de la ficción.

Y, si estos cambios llegaron demasiado tarde, más aún lo hizo la explicación de ese evento que tanta expectación había causado. Cuando ya nos creíamos que el título de la serie sólo había sido una casualidad o que el misterioso evento se trataba de algo que ya habíamos visto sin darnos cuenta de su importancia, nos explican que ‘The Event’ hace referencia a la extinción de la raza humana cuando esta y la raza extraterrestre conviviesen juntas. O, en otra palabras, que aún tenían mucho que ofrecernos pero que no veremos por haber alargado demasiado toda la trama.

Unos recursos poco originales

De lo que menos ha sabido sacar partido ‘The Event’ ha sido de su trama principal, que era la más novedosa o al menos la que más enganche tenía para el espectador. Ese grupo de extraterrestres y su enfrentamiento con la raza humana podría haber dado más juego del que al final ha resultado. En vez de eso, la serie se ha centrado en otros aspectos, mostrándonos lo que ya hemos visto en muchas otras series. Porque toda la lucha de poder en la Casa Blanca (ataque terrorista incluido) no ha sido para mí más que un refrito de todo lo visto en ‘24’ durante todas sus temporadas.

Poca importancia se le ha dado a los extraterrestres más que en observar su lucha de poder y como estos se organizaban como un grupo terrorista cualquiera, cuando las posibilidades eran infinitas. En este aspecto creo que le ha faltado riesgo, ya que ‘The Event’, en su intento por convencer al público ha tirado de fórmulas ya conocidas en vez de ofrecer una propuesta nueva. Como ya he dicho, solo al final se ha observado algo de luz, dándonos una muestra de que la segunda temporada podría haber sido decente. Pero, pese a que se ha comunicado que se le intentara dar una salida a la serie, todo apunta a que no volveremos a saber de ‘The Event’ y que, una vez más, tendremos que conformarnos con un final abierto para despedir toda una ficción.

En ¡Vaya tele! | ‘The Event’ sigue aburriendo a las piedras

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios