Compartir
Publicidad
'The Good Place', ¿un final genial o una tomadura de pelo?
Series de ficción

'The Good Place', ¿un final genial o una tomadura de pelo?

Publicidad
Publicidad

Cada vez tenemos que ser más selectivos con las series a las que damos una oportunidad, ya que existe tal cantidad de propuestas que ya a duras penas nos da el tiempo para ver aquellas que realmente consideramos imprescindibles. Por ello, no me cabe duda de que muchos habrán optado por prescindir de ver la práctica totalidad de series que provengan de una network americana, ya que su necesidad de llegar al máximo público posible tiende a limitar lo que realmente pueden ofrecer.

En mi caso reconozco que suelo mirar con lupa cualquier serie de una network antes de darle una oportunidad, pues también está el hecho de sus temporadas más largas con una marcada tendencia a los episodios de relleno. Sin embargo, con ‘The Good Place’ tuve la sensación de que era una apuesta suficientemente atrevida para gustarme y así ha sido. De hecho, se lo ha jugado todo con un arriesgado final de temporada que despierta dudas sobre si ha sido genial o una tomadura de pelo.

El notable camino andado

A partir de aquí encontraréis spoilers de la primera temporada de 'The Good Place'
Thegoodplace

Mi compañera Adriana ya nos habló en su momento de su efectivo arranque. En el primer episodio se planteaba un universo bastante atractivo y se hacía de una forma bastante simpática, quedando entonces la duda de si no iban a acabar repitiéndose demasiado temprano. Por suerte, ‘The Good Place’ supo manejar eso bastante bien al ampliar el espectro de protagonistas más allá de Kristen Bell y Ted Danson.

Ese interés por el desarrollo de personajes –tampoco nada especialmente profundo, pero sí más de lo habitual en los primeros episodios de una sitcom- permitió que la historia en sí misma respirase y fuese evolucionando con calma, ni quemando tramas demasiado deprisa ni cayendo en el error de que simplemente no pasara nada. El ritmo perfecto para ir desvelando giros y ampliando el universo –especialmente memorable la aparición de Adam Scott como el jefe del equivalente al infierno-.

Imagen The Good Place

Además, ‘The Good Place’ fue jugando muy bien la carta de los giros sorpresa, desde el propio punto de partida hasta la aparición de la verdadera Eleanor, sin olvidar tampoco el descubrimiento sobre Jianyu. Lo mejor de todo es que todo estaba bien integrado, manteniendo la lógica interna necesaria para poder verse como una sitcom al uso, pero sabiendo también conquistar a los espectadores que requerían de algo más para no cansarse.

Al respecto no me olvido tampoco del gran acierto por parte de NBC de dejar la temporada en 13 episodios, ya que una propuesta high concept como la que nos ocupa se hubiera visto especialmente dañada en el caso de haber tenido que llegar hasta los 22. De hecho, la idea de una segunda temporada también resultaba difícil de concebir sin que eso sucediera y ahí es donde Michael Schur, creador y showrunner de ‘The Good Place’ lo ha apostado todo a una carta con su arriesgadísimo giro final.

‘The Good Place’, mucho más de lo que parecía

Seguro que más de uno se quedó con la misma cara de idiotas que tenían Chidi, Tahani y Jianyu cuando Eleanor ata cabos y descubre que en realidad todo era un elaborado plan de Michael para hacerles sufrir sin recurrir a los medios de tortura habituales. Al principio podía parecer una locura absoluta con la que cambiar el rumbo de la serie de forma gratuita, pero a medida que Eleanor lo explicaba, lo cierto es que todo encajaba en su lugar.

Ahí reside parte de la genialidad del giro, ya que hasta entonces sí que había señales para pensar que algo raro estaba pasando, pero es muy fácil achacarlo a los errores con Eleanor y Jianyu sin pararnos a pensar en que tanto Chidi como Tahani también tenían unas taras más que evidentes. Sin embargo, era una comedia, así que lo más sencillo era pensar en la opción más obvia y con ese hecho han jugado sus responsables para sorprendernos.

Más allá de eso sólo queda valorar el estupendo trabajo de todo su reparto tanto para mantener esa doble vertiente de la serie como para generar la simpatía en el espectador. Cierto que hubo algunos detalles que pudieron mejorarse –todo lo relacionado con los sentimientos de Chidi-, pero son aspectos menores dentro de una primera temporada muy recomendable.

Escena Final Temporada The Good Place

Ahora sólo nos falta saber si ‘The Good Place’ sabrá mantener el nivel al haber puesto todas las cartas encima de la mesa, ya que ahora los espectadores estaremos mucho más atentos a posibles sorpresas, pues sin ellas sí que parece razonable pensar en que aparezca la tan temida reiteración. Eso sí, antes NBC tendrá que renovarla y su futuro aún está en el aire.

En ¡Vaya Tele! | Kristen Bell brilla en 'The Good Place', que arranca simpática y con un universo prometedor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos