Publicidad

'The IT Crowd' se despide para siempre siendo fiel a su inconfundible humor

'The IT Crowd' se despide para siempre siendo fiel a su inconfundible humor
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

Siempre es duro decir adiós a una buena serie, en especial si llevamos varios años siguiéndola semana a semana, o al menos haciéndolo durante los meses en los que se emiten nuevos episodios. Sin embargo, uno de los grandes problemas de las comedias es que parecen condenadas a vivir a la sombra de los dramas, ya sea en los inacabables debates sobre qué series son las mejores o en el momento de decirles adiós. Especialmente complicado ha sido el caso de ‘The IT Crowd’, ya que su último episodio se emitió entre medias de los desenlaces de ‘Dexter’ y ‘Breaking Bad’, serie que, no sin una buena justificación, está acaparando toda la atención mediática durante estas últimas semanas.

El hecho de ser un especial aislado tampoco ha ayudado a que ‘The Last Byte’ haya hecho todo el ruido que una serie como ésta –pocas han conseguido tanto amor de los internautas gracias a grandes gags en la que el tono nerd en ningún momento resultaba forzado o una mera excusa para hacer chistes a su costa- debería haber logrado en su último adiós. Eso sí, esto tampoco debería llevarnos a sobrevalorar la despedida de ‘The IT Crowd’, ya que es cierto que su episodio final ha tenido varios momentos desternillantes siendo fiel en todo momento a sus constante vitales, pero también que no ha sido del todo redondo.

Un arranque discreto

Imagen de

Uno de los aspectos que más me sorprendió para mal de ‘The Last Byte’ fue que durante diez minutos o más de episodio lo único que consiguieron provocarme sus intentos cómicos –incluyo ahí el programa de Moss centrado en juegos de mesa, recurso que va mejorando según se va utilizando en más ocasiones- fueron meras sonrisillas, lo mismo que casi cualquier capítulo de ‘The Big Bang Theory’ consigue, aunque, obviamente, cada cual dentro de su estilo. Sé que comparar ambas series es algo que no suele gustar a nadie, pero era imposible encontrar un ejemplo mejor para señalar hasta qué punto me estaba decepcionando la propuesta de Graham Linehan.

También soy consciente de que no es lo mismo hacer un episodio de ‘The IT Crowd’ de 20-25 minutos que uno del doble de duración como el que ahora nos ocupa y que la parte de preparación de la historia requiere entonces más cuidados, pero es muy raro que una sitcom aguante este salto de metraje sin que se note, y no estamos ante una excepción. Eso sí, esto también su parte positiva en una series finale, ya que Linehan ha preferido huir de sensiblerías más o menos efectivas –todo el rollo de qué será de los personajes y el dejar atado todo lo que justifique que sus caminos se separen- y en su lugar ha querido mantener la esencia cómica de la serie hasta su último momento.

‘The IT Crowd’ e Internet

Anonymous

¿Quién puede olvidarse de aquel tronchante episodio en el que Roy y Moss convencen a Jen de lo que es exactamente Internet? Son muchos los gags memorables de ‘The IT Crowd’, pero ése será siempre uno de los más recordados y uno de los principales ejes de ‘The Last Byte’, en especial en lo referido a los escasos conocimientos de ella sobre la red de redes –su metedura de pata en la versión de Twitter de la serie es antológica, tanto por el gag instantáneo como por sus repercusiones posteriores-. Además, Linehan aprovecha para colar la referencia más evidente por esta vía, pero no es la única, ya que hay otras con las que ir cerrando el círculo, pero sin ofendernos lanzándonoslas a la cara para que funcionen por simple nostalgia.

Pasando ya a detalles concretos, es cierto que ‘The Last Byte’ realmente arranca con la charla entre Moss y Douglas Reynholm y que la subtrama derivada de ello es divertidísima, pero también puede llegar a dejar la sensación de ir un poco a su aire, algo comprensible en el caso del segundo –sus graciosos excesos de millonario y cómo estos acaban siendo su perdición-, pero que con Moss podía llevar al error de desligarlo de las penurias vivida por Jen y Roy, siendo éstas el auténtico catalizador del episodio. Es aquí donde encontramos otro de los grandes aciertos de ‘The Last Byte’, ya que Linehan va enganchándole por etapas a la trama central, y con una gran efectividad cómica para que en ningún caso pueda chirriarnos.

La propia Jen dice que siempre que intentan solucionar alguna metedura de pata sólo consiguen cometer una pifia detrás de otras hasta que todo se acaba y lo que había sucedido con anterioridad –su mensaje en Chitter o la delirante visita de Roy a un funeral- iba en esa línea, pero es algo básico para recuperar a Moss… y que todo se vaya aún más al carajo para nuestro disfrute, ya que la oposición entre la catástrofe que va a suceder en su última intento de redención choca con la comprensible y esperable estupidez del trío protagonista para predecirlo, aunque aún más tronchante es todo lo relacionado con el acoso de Anonymous, en especial su última aparición.

Despedida y cierre

El plano final de

Una de las sensaciones más agridulces de mi niñez fueron las ocasiones en las que conseguía que me dieran una galleta o un trozo de un dulce por el que se me hacía la boca agua porque sabía que había más, pero no tenía la posibilidad de hacerme con ello. Con el cierre de ‘The IT Crowd’ viene a suceder lo mismo, ya que entiendo el agotamiento de su creador y sus protagonistas, pero si la serie hubiese seguido adelante tras este último regalo que nos han hecho –yo no llegué a creerme su próxima existencia hasta que se anuncio su emisión para este mismo 2013-, no me habría quejado. Es evidente que hubiese sido una serie diferente, pero igual de divertida o quizá incluso más al poder explorar otras tramas.

Sea como fuere, una buena despedida que en su global quizá no esté a la altura de sus mejores episodios, pero con el que los amantes de la serie disfrutarán, se echarán unas buenas risas y luego tendrán que empezar a asimilar que ya no habrá nada más. Eso sí, en el caso de un improbable regreso en el futuro, ojalá Linehan –y Dylan Moran- hiciese un especial de ‘Black Books’, sitcom que si no habéis visto, ya tardáis en remediarlo, pues en su conjunto es, en mi humilde opinión, más redonda y graciosa que ‘The IT Crowd’.

En ¡Vaya Tele! | La última reunión de 'The IT Crowd' ya tiene tráiler

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir