Publicidad

Todo el mundo odia a Chris, pero éste crece igual

Todo el mundo odia a Chris, pero éste crece igual
4 comentarios

Publicidad

Hace unos días, Hernán Casciari comentaba en su blog el problema que había en las series con niños como protagonsitas o como personajes importantes, ya que estos al crecer rápidamente hacen perder la credibilidad en sus personajes y en la cronología entre episodios.

Hernán hablaba del problema que habían tenido con Walt en Lost, que después de haber pasado únicamente unos cuantos días en la trama el niño había dado un estirón de tres pares de narices. Y eso es lo que le está pasando a los chicos de Todo el mundo odia Chris que, a causa de que sus protagonistas están creciendo demasiado rápido, han tenido que comenzar la grabación de la tercera temporada mucho más temprano de lo normal.

Hay que tener en cuenta que los capítulos de las series no se graban en un día, suelen tardar varios días en hacerlo y los actores pueden cambiar bastante de un día para otro (a uno le puede salir un grano o una herida en algún lado), por lo que los directores tienen que tener bastante cuidado con estas cosas. La gracia de la serie Todo el mundo odia a Chris es que los protagonistas tienen los problemas típicos de niños, pero poco a poco estos se van convirtiendo en adolescentes y ya va perdiendo credibilidad ¿os imagináis a un Chris protestando porque le pegan en el colegio con una voz de adolescente? Yo si, porque ya he visto la última película de Harry Potter y tengo el ojo acostumbrado :)

Vía | Buddy TV

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios