Compartir
Publicidad
Ventajas y desventajas de los superhéroes televisivos frente a los cinematográficos
Series de ficción

Ventajas y desventajas de los superhéroes televisivos frente a los cinematográficos

Publicidad
Publicidad

Los superhéroes llevan ya varios años siendo la tipología de personaje más popular en el mundo del cine, algo muy comprensible teniendo en cuenta el enorme éxito de propuestas como 'Los Vengadores', 'Iron Man 3' o 'El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace' -tres de las once películas más taquilleras de todos los tiempos-. Sin embargo, en la televisión no ha sido hasta bien poco cuando su popularidad ha empezado a elevarse y amenaza con alcanzar un estatus similar al que ya tiene en la gran pantalla.

Como era de esperar, hay diferencias notables en las formas que tienen de abordar la figura del superhéroe en en la pequeña y la gran pantalla. Eso sí, ¿cuál resulta más estimulante a priori -luego depende del talento de los implicados que salga mejor o peor-? Para dilucidarlo he querido llamar vuestra atención sobre las ventajas y las desventajas que tienen los superhéroes televisivos frente a sus homónimos cinematográficos. Vamos a ello.

Las desventajas

Gotham

Empecemos por el lado negativo, ya que el superhéroe está más asentado en el cine y eso le da una importante ventaja. La primera y más evidente es que, con la excepción de las ficciones animadas, la televisión tiene un difícil o casi imposible acceso a los más populares, ya que los productores ven mucho más lógico apostar por blockbusters que les reporten beneficios millonarios que la posibilidad de arriesgar con una serie de televisión que quizá no tenga el éxito esperado y "manche" el prestigio del personaje y no cuadre hacer una película, mientras que al revés hay menos problemas.

'Gotham' sería un buen ejemplo de los malabarismos que se hacen para usar a un superhéroe popular en la pequeña pantalla -¿no sería mucho mejor la serie si la presencia de Bruce Wayne fuese algo meramente anecdótico y que vaya creciendo con el paso del tiempo y las temporadas?-, pero también del hecho de que la exigencia es mucho menor cuando se trata de una serie de superhéroes. ¿Cómo si no se explica uno que 'Agentes de SHIELD' siga en antena con sus pírricas audiencias? Cierto que funciona bien entre el público masculino, pero su equivalente en la gran pantalla sería una catástrofe para Marvel.

Arrow

De hecho, si echamos un vistazo a los mayores éxitos en antena, no encontramos ni una sola serie de superhéroes. Ahí también influye que 'Arrow' y 'The Flash' se emiten en The CW, un canal que hasta bien poco era considerado poco mejor que una broma. Como consecuencia de ello, los presupuestos son mucho más ajustados que el generoso gasto que suele hacerse en las películas y eso también juega en contra de las versiones televisivas, porque su sentido del espectáculo pierde intensidad y hay ocasiones en las que eso se paga en el apartado visual.

Como era de esperar, eso redunda en el hecho de que el público siente una menor atracción hacia las series de superhéroes, ya que no tienen la capacidad de convertirse en poco menos que un evento de visionado obligatorio. Y los intentos puntuales por hacerlo -los crossovers directos de 'Agentes de SHIELD' con el universo cinematográfico de Marvel- tampoco destacan lo suficiente, ya que al público le cuesta más integrarse en la trama al no ser series puramente procedimentales

Las ventajas

Spiderman

Muy dura parece hasta ahora la vida del superhéroe televisivo en comparación al cinematográfico, pero el hecho de que el público sea algo más reticente también juega a su favor, pues, como ya comentaba más atrás, la exigencia de los estudios es menor y eso favorece una continuidad que en la gran pantalla es descartado en cuanto simplemente hay algún tipo de decepción. Eso se ha traducido en un exceso de reboots que amenaza incluso con desgastar a personajes tan populares como Spider-Man al estar constantemente contando sus orígenes.

Es innegable que en la televisión existe la amenaza constante de la cancelación antes de tiempo, pero en el caso de los superhéroes parece que existe una mayor paciencia y eso es lo que le permite potenciar su principal ventaja respecto al cine: La capacidad de desarrollo tanto en lo argumental como en la creación de una atractiva mitología propia que permita un constante crecimiento, lo cual se materializa en infinidad de horas de entretenimiento para el espectador.

Marvel Fase 3

De hecho, estoy convencido de que una de las claves del éxito de Marvel es tener un plan que se basa en estructurar su universo cinematográfico en algo parecido a las temporadas televisivas. Ellos lo llaman fases y abarcan títulos que se estrenan a lo largo de varios años -muchos de ellos aventuras esporádicas en los que de paso se puede avanzar alguna cosa en el gran plan general... ¿os suena ese recurso?-, pero la gente se vuelve loca solamente con el anuncio.

Eso es algo que los superhéroes televisivos ya tienen de entrada y deben explotar de forma más concienzuda y consistente, porque a un espectador puedes perderlo para siempre si tienes un comienzo tan flojo e insustancial como el de 'Agentes de SHIELD'. Luego puedes mejorar -y mucho, como en la serie mencionada-, pero ya has espantado a tu público potencial y solamente un milagro te hará recuperarlo. Para ello hay que aprovechar mejor la estructura por episodios, ya que empiezo a sospechar que la duración estándar le sienta especialmente mal a las series de superhéroes, algo que sospecho que no tardará en quedar del todo claro cuando ABC estrene 'Agente Carter'.

La cuestión es que el superhéroe televisivo tiene una ventaja esencial que bien explotada puede convertir en una nimiedad sus debilidades respecto al cine. El problema es que hasta ahora no han sabido encontrar su propio equilibrio, pero imagino que eso cambiará con la avalancha de superhéroes que se avecina, o eso espero al menos.

En ¡Vaya Tele! | Guía de todos los superhéroes televisivos de la temporada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio