Compartir
Publicidad

'Vikings', ¿cultivas o saqueas?

'Vikings', ¿cultivas o saqueas?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El final del invierno está llegando, y no sólo se descongelan nuestras ideas y los planes pensados para la primavera, sino que también los vikingos ven cómo el momento del deshielo les llevará de nuevo a la conquista del mundo. La tercera temporada de 'Vikings' se acaba de estrenar y ya podemos comentar nuestras primeras impresiones.

Antes de todo, es imposible no hablar de las dos secuencias con las que arranca la temporada de 'Vikings', que se vieron antes de los créditos y que pueden tener bastante de premonitorias. Hablamos de si una serie tiene calidad por éste o aquel motivo. Bueno, algo que caracteriza a las buenas series es que todas y cada una de las imágenes y palabras que salen en pantalla tienen un sentido y un porqué, no se ponen para rellenar ni para lucir al actor o su vestuario.

Preparados, listos, ¡a Wessex!

Vikings 3

Por eso, os tengo que decir que me da muy mala espina, pero que muy mala, que en la primera secuencia, el vidente le hable a Lagertha de la fecha de su muerte. Como aquí no dan puntada sin hilo, yo me temo lo peor con uno de los personajes que más me gustan. Esa traición que preparan a sus espaldas, en Hedeby, mientras ella está fuera, puede estar relacionada. Por otro lado, en la segunda secuencia, Ragnar y Bjorn (¿me lo parece a mí o el actor copia el deje de Travis Fimmel al hablar?) filosofan sobre lo que significa el poder... ¿Quiere esto decir que tendremos disputa entre padre e hijo?

Ha sido emocionante reencontrarse con los vikingos y ver cómo se preparaban para volver a navegar, llenos de ansiedad, con la sangre hirviéndoles en las venas. En la secuencia siguiente, porque 'Vikings' tiene un ritmo endiablado, ya lo sabemos, ya están en Wessex, con ese rey tan majo que les cede sus tierras y del que aún no nos fiamos. Los vikingos quieren cultivar, ¿podrán hacerlo? Mucho nos tenemos que el sueño agrario no tenga un futuro tan prometedor como piensan.

Y, por supuesto, mientras tanto, los conflictos personales de los personajes. La serie creada por Michael Hirst nos brinda secuencias llenas de tensión sólo con miradas y gestos. Conocemos muy bien a los personajes y sus motivaciones. El anhelo de estos individuos es fuerte y real y eso hace que el conflicto tenga interés. Se masca la frustración de Aslaug, la insatisfacción de Ragnar, el miedo de Bjorn o la esperanza de Rollo, ¿a dónde nos llevará todo esto?

En ¡Vaya Tele! | 'Vikings', en siete personajes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio