Compartir
Publicidad

'Guerra de sesos', ¿culo o codo?

'Guerra de sesos', ¿culo o codo?
8 Comentarios
Publicidad

Hay que ver cómo se notan las garras de Pablo Motos y Jorge Salvador en Guerra de sesos, el concur-show que ha estrenado Telecinco esta tarde y que está llamado a ser el flotador de las tardes, o a intentarlo. Yo no soy muy fan de El hormiguero pero creo que sus seguidores pueden encontrar en 'Guerra de sesos' un aperitivo, aunque no sé si el horario y la cadena son los más adecuados para la propuesta.

'Guerra de sesos' sigue la línea de entretenimiento blanco y eso es una buena noticia sobre todo en Telecinco porque es un verdadero cambio de tendencia, pero no sé si sus espectadores le verán algo de gracia a un concurso con preguntas elementales que plantea la eterna dicotomía entre hombres y mujeres sin ningún tipo de mala baba y con algún que otro destello de humor. Quizá con el rodaje mejoren estos aspectos, que hoy han quedado un poco flojos.

Las pruebas ("La cama maldita" y "Mea Culpa"), son poco espectaculares y se complementan con la arbitrariedad. Jesús Vázquez tiene la última palabra y utiliza un lanzandor de bolas cuando el público protesta sus decisiones. A la pobre Almudena Cid la han disfrazado de la niña del exorcista y han tenido que decir que era ella, si no nadie la habría reconocido. Y la canción final me ha recordado a esa de "Vete a dormir" o a la de "Tigres, tigres. Leones, leones".

Igual ésta es la manera de que se recupere un horario infantil en televisión, a través de programas infantiloides para adultos que sí, no le hacen daño a nadie, pero tampoco aportan demasiado, ni siquiera cultura. Ya sé que me diréis que no me conformo con nada, y será verdad, pero a mí este tipo de apuestas tan poco ambiciosas, tan blancas y tan sosas no me gustan y no me aportan nada. No creo que me acuerde de volver a verlo.

En ¡Vaya Tele! | La crisis de audiencia de Telecinco se confirma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio