Compartir
Publicidad
Publicidad

Telecinco y la debilidad de su fin de semana

Telecinco y la debilidad de su fin de semana
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer fue día de analizar lo que había supuesto el mes para cada una de las principales cadenas de televisión de nuestro país. Como ocurre todos los meses, toca el turno de que cada cadena haga su pequeño balance, observando cómo ha evolucionado su programación en cuanto a audiencias se refiere. La noticia que nos ha dejado julio es la victoria de Antena 3, una cadena que ha conseguido recuperar ventaja con Telecinco, su principal competidora con la que vive un duelo intenso que se ha agudizado desde que Atresmedia se ha constituido como grupo de comunicación propio.

Las tornas parecen igualadas y todos los movimientos, aciertos y fracasos se miran con lupa, ya que la tendencia del share mensual puede variar dependiendo de lo que consigan unos pocos programas a lo largo de una sola semana. En este aspecto, llama la atención la pobreza que Telecinco vive actualmente durante sus fines de semanas, dos días semanales en los que su programación carece de la fortaleza que sí muestra durante los días laborales. Sin duda, este hecho ha sido uno de los puntos claves por los que Telecinco ha perdido el liderazgo durante el mes de julio, un hecho que debe corregir urgentemente, dando un golpe sobre la mesa más allá de los vagos intentos que ha llevado a cabo últimamente por cambiar una realidad que se ha convertido en su talón de Aquiles.

Un cambio de mentalidad

En primer lugar, no podemos olvidar que nuestros hábitos cambian durante el fin de semana, también los televisivos. Las obligaciones de los días laborables modifican nuestras rutinas y estas hacen que los espectadores lleguen a hacer unas elecciones diferentes dependiendo del día de la semana en la que se encuentren. Este es el primer punto que parece que afecta a los resultados de audiencias que vive Telecinco durante los sábados y los domingos, algo que viene arrastrando en los últimos meses pero que se ha evidenciado aún más durante el mes de julio.

Tal ha sido el desastre que la cadena ha marcado menos del 10% de share en seis de los ocho días que han caído en fin de semana en el mes de julio. Solo durante el sábado 13 y el domingo 14 de julio vimos que Telecinco conseguía superar esta simbólica marca, gracias en gran medida a la celebración del Gran Premio de Alemania de Motociclismo, que marcó la programación de la mañana de todo el fin de semana. Pero lo cierto es que el Mundial de Motos no siempre consigue darle un empujón a la cadena. Un ejemplo lo podemos observar una semana más tarde, cuando el Gran Premio de Estados Unidos, celebrado en el prime time del 21 de julio, no logró hacer que Telecinco superara la barrera del 10% en el resultado total del día.

Motociclismo

Algo que también muestran los datos de julio se centra en la diferencia que los dos principales campeonatos del Motor tienen en nuestra programación. Aunque tanto el Mundial de Motociclismo como el de Fórmula 1 consiguen unas audiencias notables, el campeonato en el que participa Fernando Alonso cuenta en la actualidad con un mayor seguimiento, ya que su seguimiento es capaz de lograr 10 puntos más que una carrera de motos. La Fórmula 1 es capaz de congregar a más espectadores, lo que hace que Antena 3 tenga algo de ventaja en un fin de semana que, al contrario que Telecinco, ya de por sí tiene más consolidado.

La principal cadena de Atresmedia basa gran parte de su fin de semana en el cine, algo que parece tener mayor aceptación por parte del público. Antena 3 ha logrado con su cine de fin de semana un curioso sello de identidad que parece seducir a un buen número de espectadores, a partir de thrillers y suspense que son bien recibidos por el público en la franja de la tarde. Ocurre lo mismo con otras cadenas que también recurren al cine pero curiosamente no con Telecinco, ni con sus programas de producción propia que no terminan de contar con el apoyo mayoritario de los espectadores.

Programas que no despegan

Durante el mes de julio, ninguna de las emisiones de '¡Qué tiempo tan feliz!' ha conseguido superar la media de la cadena. Aún así, Telecinco apuesta por el espacio presentado por María Teresa Campos, que parece más bien que está dirigido a aclarar la mala imagen que otros programas le dan a la cadena. Porque, al menos, no podemos decir que la presencia de '¡Qué tiempo tan feliz!' esté destinada a darle alegrías a Telecinco en cuestión de audiencias, ya que el espacio no consigue estar a la altura de lo que la cadena necesita actualmente para fortalecer su fin de semana.

Lo mismo ocurre con las series que Telecinco ha estado estrenando en las sobremesas, ficciones que bien podrían haberse estrenado en otros canales de la TDT directamente pero que la cadena ha decidido utilizar como un intento de que sus sobremesas despegasen. 'Missing' o 'En cuerpo y alma' han sido las últimas en probar suerte en su parrilla, aunque no ha obtenido el resultado necesario que permita complementar su parrilla. Incluso los informativos de Telecinco pierden algo de peso durante el fin de semana, sobre todo la edición del mediodía, que no logra levantar el entusiasmo que sí consiguen el resto de sus ediciones durante los días laborables.

Tampoco despierta ilusión el batiburrillo de programas y refritos que la cadena reserva para las mañanas de los sábados y domingos. Lo cierto es que ninguna cadena puede decir que despunte durante estas mañanas (al menos cuando no hay ni Fórmula 1 ni Motociclismo), pero la tendencia de Telecinco está más cerca de un canal como Cuatro o laSexta que de una cadena que busque el liderato.

ElGranDebate

Por último toca hacer una última parada en observar lo que supone el actual prime time del fin de semana. Para la noche de los sábados, Telecinco sigue confiando en 'El gran debate'. Lo hará por poco tiempo, ya que la cadena ha anunciado que para la próxima temporada estrenará un nuevo programa de entretenimiento presentado por Emma García. Toca admitir que a 'El gran debate' le ha perjudicado la llegada de 'laSexta Noche', que consigue arañarle décimas de share que perjudican el resultado final que podría obtener en solitario. Esto ha hecho que la cadena busque distanciarse cambiando el rumbo de su programa para los sábados, que tendrá que bordear con destreza cualquier sospecha que levante un parecido con la polémica surgida en torno al final de 'La noria'.

En cuanto al prime time del domingo, el verano ha provocado la llegada del enésimo intento por exprimir la fórmula de las matrimoniadas a través del estreno de 'Esposados', un programa que a día de hoy cuesta creer que aún mantenga un hueco en el prime time del domingo. Las repeticiones de 'La hora de Jose Mota' tampoco parece que levanten pasiones, algo que termina de rematar un fin de semana que se ha vuelto maldito para una cadena que el resto de la semana sabe hacer las cosas con gran eficacia.

En ¡Vaya tele! | Antena 3 consigue liderar las audiencias de julio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos