Compartir
Publicidad
Publicidad

Brad Pitt en siete películas

Brad Pitt en siete películas
Guardar
74 Comentarios
Publicidad
Publicidad
No deberías abrir la boca sin saber de qué estás hablando. Por eso me incomodan las entrevistas. Los periodistas me preguntan sobre China y el Tibet. ¿A quién le importa? ¡Soy un jodido actor! Me dan un guion. Actúo. Estoy aquí por el entretenimiento. Básicamente, cuando despejas todo, soy un adulto que se pone maquillaje.

Hoy ha cumplido 50 años el señor William Bradley Pitt. Un hombre demencialmente atractivo que con el paso del tiempo se ha convertido en una de las mayores estrellas de Hollywood, una poderosa influencia, un actor y productor que domina el negocio. El marido de Angelina Jolie. El mejor amigo de George Clooney. ¿El heredero de Robert Redford? Un actor al que buscan los autores más relevantes: David Fincher, Quentin Tarantino, Andrew Dominik, Terrence Malick... Alguien que tiene entre manos una desastrosa superproducción, aparece, sonríe, y crea un éxito de 500 millones de dólares. Un tipo que nos cae de maravilla. Esa mirada, esa mandíbula. Brad Pitt tiene más de siete películas memorables pero aquí van mis favoritas.

'Seven' ('Se7en', 1995)

Primera colaboración con David Fincher y primer papel realmente exigente. El resultado: una obra maestra. Junto a 'El silencio de los corderos' ('The Silence of the Lambs', Jonathan Demme, 1991), los mejores thrillers sobre psicópatas/asesinos en serie de la década de los 90, las películas que redefinieron y reanimaron el género hasta nuestros días. Pitt juega con su imagen de triunfador sex-symbol encarnando a un carismático personaje que es llevado al límite. Para el recuerdo queda la escena de la caja y la ira...

'12 monos' ('Twelve Monkeys', 1995)

Trabajar a las órdenes de Terry Gilliam en esta lograda adaptación de 'La Jetée' (Chris Marker, 1962) le proporcionó su primera nominación al Oscar --posteriormente ha sido candidato en otras dos ocasiones, por 'El curioso caso de Benjamin Button' ('The Curious Case of Benjamin Button', 2008) y 'Moneyball: Rompiendo las reglas' ('Moneyball', Bennett Miller, 2011) --. Pitt muta en otra persona. Imprescindible escucharlo en versión original para ir más allá de su transformación física, quizá más fácil de conseguir, aunque el aprovechamiento de su cuerpo se asemeja a la salvajada que haría después Heath Ledger en la piel del Joker.

'El club de la lucha' ('Fight Club', 1999)

Segunda reunión con Fincher y segunda obra maestra. Solo tenéis que ver el tráiler, el retrato de la sociedad y el ciudadano/consumidor sigue siendo terriblemente vigente, catorce años después. No se me ocurre ningún otro actor mejor que Pitt para el papel de Tyler Durden. Una vez más demuestra inteligencia, dominio de su cuerpo, de la escena, y una compenetración perfecta con sus compañeros de reparto.

'Snatch: cerdos y diamantes' ('Snatch', 2000)

Guy Ritchie, que ante todo tiene talento para extraer el mayor rendimiento de sus actores, entiende lo que busca Pitt y le ofrece un caramelo. La posibilidad de lucirse con un llamativo papel secundario de escasa relevancia pero cuyas escenas quedan como las más divertidas y memorables del film, una comedia criminal llena de diálogos ingeniosos y giros sorprendentes. De nuevo, ojo al trabajo físico y de voz.

'El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford' ('The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford', 2007)

Andrew Dominik llega a la carrera de la estrella en su momento de mayor madurez, y lo aprovecha en este ambicioso western crepuscular de hermosa factura que debe verse más de una vez para empezar a valorarlo en su justa medida. La estrella se sirve de su estatus y su carisma para dar vida a una fascinante figura que esconde una amargura y una vulnerabilidad inesperada bajo la superficie de invencible triunfador. Casey Affleck está pletórico pero cada vez que entra Pitt en escena la mirada se desvía inevitablemente hacia él.

'Quemar después de leer' ('Burn After Reading', 2008)

Siempre he creído que Pitt es de los que transmiten disfrute por su profesión, y no lo digo solo por su afición a aparecer comiendo... Cuando llora o ríe, no dudas que sea auténtico, que lo esté viviendo en ese momento. Y es un tipo con un gran sentido del humor, lo cual es fantástico para un actor. Joel y Ethan Coen lo ven y le entregan un rol desternillante en un absurdo y peligroso lío de "inteligencias". Pocas estrellas no cómicas estarían dispuestas a hacer el tonto a este nivel. Por eso, entre otros motivos, lo queremos.

'Malditos bastardos' ('Inglourious Basterds', 2009)

Quentin Tarantino es único para jugar con la imagen, las expectativas y las posibilidades de un actor. Pitt se entrega al cineasta y entre ambos construyen un personaje lleno de matices a pesar de la brutalidad y simplicidad de su comportamiento. Nos quedamos con ganas de saber más de él, y eso es una gran señal. Por cierto, otra vez, y no puede ser casualidad, el actor encarna a un líder, a una poderosa figura que otros siguen encandilados.

Me quedo con ganas de defender su labor en la maravillosa 'El árbol de la vida' ('The Tree of Life', Terrence Malick, 2011) y la incomprendida 'El consejero' ('The Counselor', Ridley Scott, 2013) pero creo que los siete títulos arriba destacados reflejan sobradamente el poco valorado talento de Brad Pitt. Aquí termina mi aportación y comienza la vuestra. ¿Qué opináis de este actor y con qué títulos de su filmografía os quedáis?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos