Compartir
Publicidad

El imprescindible Victor McLaglen

El imprescindible Victor McLaglen
2 Comentarios
Publicidad

"No tengo ilusiones acerca de la interpretación; hace tiempo que llegué a la conclusión de que los actores son víctimas de la suerte y las circunstancias"

Un 10 de diciembre nacía Victor McLaglen —en la foto entre su hijo Andrew V. McLaglen y Clint Eastwood—, británico de nacimiento, nacionalizado más tarde estadounidense. Participó en la I Guerra Mundial, y fue boxeador. En suelo inglés participó en muchas películas mudas, casi siempre interpretando personajes rudos; en los años veinte se trasladó a Hollywood, donde conocería a un tal John Ford, que le dirigiría en doce películas, siendo 'Legado trágico' ('Hangman´s House', 1928) una de las primeras. Era perfecto para hacer personajes de bruto con gran corazón.

Películas imprescindibles para un homenaje: 'Madre mía' ('Mother Machree', John Ford, 1928), el film de su director más influenciado por Murnau, con McLaglen sentando las bases de un tipo de personaje que repetiría muchas veces; 'La patrulla perdida' ('The Lost Patrol', John Ford, 1934); comandando a un grupo de soldados perdidos en el desierto durante la I Guerra Mundial; 'El delator' ('The Informer', John Ford, 1935), su Oscar como mejor actor, dando vida a un informador del IRA; 'Gunga Din' (id, George Stevens, 1939), acompañando a Cary Grant y Douglas Fairbanks Jr. en la famosa adaptación del poema de Rudyard Kipling; 'El hombre tranquilo' ('The Quiet Man', John Ford, 1952), por esa antológica pelea a puñetazo limpio con John Wayne.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio