Compartir
Publicidad

'El Tiempo Entre Costuras' remata con éxito rotundo la temporada en ficción de Antena 3 | FesTVal 2013

'El Tiempo Entre Costuras' remata con éxito rotundo la temporada en ficción de Antena 3 | FesTVal 2013
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antena 3 nunca ha contado con tantas armas como ahora para ponerse por delante en la lucha por liderar la televisión en nuestro país. Lo tiene todo en entretenimiento, ficción internacional y, por supuesto, series de producción propia. Los brotes de extraordinaria calidad que demostró 'Gran Hotel' quedan confirmados con 'Galerías Velvet' y, aún mas, con 'El Tiempo Entre Costuras', cuyo primer capítulo hemos podido ver íntegramente en el FesTVal de Vitoria.

La acogida general ha sido casi idéntica por todos: una maravilla. Lo veníamos barruntando a través de las amplias promos que Antena 3 nos ha regalado desde hace dos años, y lo hemos confirmado pausadamente con este primer capítulo. 'El Tiempo Entre Costuras' es cine hecho para televisión, o al menos su primer episodio lo es. Una pieza extraordinaria que nos presenta a Sira, su pasado y su presente, con un futuro incierto que la llevará por lo más tétricos laberintos de la política y la guerra en los años 30.

Adriana Ugarte hace el papel de su vida; está radiante en todas las escenas (no hay ninguna en la que no aparezca) y es exactamente ella la Sira Quiroga que todos los lectores del libro habíamos imaginado. Es la cabeza visible de una adaptación muy fiel al libro, puede que incluso demasiado, aunque por lo que nos avanzaron en la rueda de prensa (y también algunos detalles en petit comité), va a haber diferencias sustanciales con respecto a lo que hemos leído. Siempre con el permiso de María Dueñas, su autora, que también ha asistido a Vitoria con todo el equipo.

La serie se mueve sin prisa pero sin pausa en la vida de Sira desde que era una niña, y nos deja con la miel en los labios justo en el momento más interesante, cuando todo se tuerce para ella. Son tres los personajes secundarios que adquieren importancia en estos primeros compases: Dolores, su madre (Elvira Mínguez); Ignacio, su novio (Raúl Arévalo); y Ramiro (Rubén Cortada), el hombre por el que pierde la cabeza. Es en Rubén donde se encuentra la nota disonante de la serie al haberle cascado un doblaje que, aunque hace mucho más atractivo al personaje, se nota tanto que te saca de la historia.

Una minucia si lo comparamos con el total de la serie. Es realmente el gran producto que sus responsables aclamaban, y por el que han luchado tanto para que no llegue en un momento de crisis publicitaria. Lo tiene todo para el éxito, no ya sólo porque supera, con mucho, los estándares de la ficción española, sino porque desde antes de su estreno cuenta con una base amplísima de seguidores en papel que también querrán verla en pantalla. No quedarán defraudados, como tampoco lo harán quienes lleguen a ella de primeras.

Afirman que se estrenará en el mes de octubre, y parece que esta vez será de verdad.

Foto | Festval.tv En ¡Vaya Tele! | FesTVal 2013

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio