'El ángel de la muerte': Jessica Chastain y Eddie Redmayne se lucen en este inquietante drama basado en hechos reales que triunfa en Netflix
Críticas

'El ángel de la muerte': Jessica Chastain y Eddie Redmayne se lucen en este inquietante drama basado en hechos reales que triunfa en Netflix

Aunque por el nombre quizá no os resulte familiar, Tobias Lindholm es el guionista de películas como 'La caza' y 'Otra ronda' y series como 'Borgen'. El danés se puso en el radar de Hollywood como director en 'A war (Una guerra)' y es el nuevo fichaje de Netflix para 'El ángel de la muerte', su último pelotazo basado en una siniestra historia real.

La buena enfermera

Amy Loughren (Jessica Chastain) es una enfermera que tiene que lidiar con las duras condiciones de su trabajo, sacar adelante sola a su familia y los primeros indicios de una enfermedad del corazón. Su situación mejora al hacerse amiga de Charlie Cullen (Eddie Redmayne), el nuevo enfermero que llega al hospital, coincidiendo también con la muerte repentina de varias pacientes en condiciones sospechosas...

Tobias Lindholm traslada en imágenes el guion de Krysty Wilson-Cairns ('Última noche en el Soho') que adapta la novela homónima de Charles Graeber, a su vez basada en hechos reales.

De hecho, 'El ángel de la muerte' ('The Good Nurse') tiene como principal reclamo la curiosidad que suscita en el espectador ese "inspirado en sucesos reales", con un argumento que podría haberse adaptado perfectamente en forma de docuserie true crime.

El filme da el caso real por sabido (el título en español es prueba de ello) y prefiere enfocar la intriga hacia la historia personal de ellos dos (¿cómo afectará esa revelación a la relación entre Amy y Charlie?) que intentar despistar sobre el responsable de las muertes.

Como relato intimista, la película crece gracias al buen hacer de Jessica Chastain y Eddie Redmayne. Ambos hacen un trabajo impecable y sin estridencias como la sufrida Amy y el inquietante Charlie, logrando reflejar una amistad creíble incluso en tan escabrosas circunstancias.

El filme también tiene una vertiente social ya que, más allá de la evidente amenaza que supone Charlie, el sistema se alza como un antagonista real. No solo por cómo subyuga las vidas de los personajes sino porque, al final, fueron las juntas directivas de los distintos hospitales por los que pasó Charlie los que no le pararon los pies y se limitaban a quitárselo de encima para eludir responsabilidades.

Un matiz interesante que no es suficiente para convertirla en una cinta realmente memorable. Aun así, se agradece su contención a la hora de manejar el drama social (esto mismo en manos de Ken Loach podría haber jugado la carta del victimismo de manera mucho más exagerada).

'El ángel de la muerte' consigue un equilibrio correcto entre historia intimista y crítica social pero se queda a las puertas de dar un paso más en ambos frentes. No obstante, Jessica Chastain y Eddie Redmayne elevan el conjunto con sus fantásticas actuaciones y cumple como entretenimiento para todos aquellos que sientan curiosidad por descubrir este siniestro caso real.

Temas
Inicio