Compartir
Publicidad

Cines del Sur 2013 | 'It Was Better Tomorrow', de Hinde Boujemaa, y 'Beijing Flickers', de Zhang Yuan

Cines del Sur 2013 | 'It Was Better Tomorrow', de Hinde Boujemaa, y 'Beijing Flickers', de Zhang Yuan
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la estupenda jornada anterior, los dos siguientes títulos de la sección oficial --compuesta por nueve largometrajes-- bajaron el nivel de la 7ª edición del festival de Granada Cines del Sur. Noté algo más de público en el Teatro Isabel la Católica, parece que poco a poco se está extendiendo el mensaje, lástima que sea un poco tarde... Antes de entrar en materia quiero matizar un comentario que hice sobre las presentaciones de las películas; corren a cargo de Gloria Fernández y Mirito Torreiro, y escuchar al segundo es un placer, habla de cine con sabiduría y un contagioso entusiasmo.

'It Was Better Tomorrow'

La realizadora tunecina Hinde Boujemaa aspira a conseguir la Alhambra de Oro con el único documental en competición, 'It Was Better Tomorrow' ('Ya Man Aach', 2012). A partir de la dramática historia de una compatriota, Boujemaa intenta analizar el verdadero impacto de la revolución que estalló en su país en diciembre de 2010 y que acabó con la dictadura. ¿Hasta qué punto ha cambiado la situación en Túnez con la democracia?, se pregunta la autora. Aida, la protagonista del film, responde a la cámara con rotundidad: todo sigue igual. Ningún partido político se interesa por las necesidades de la gente como ella, los pobres y los enfermos.

La película arranca con esta mujer intentando derribar la puerta de un domicilio. Uno piensa que es el suyo, que se han dejado las llaves dentro o algo así; pronto descubrimos que Aida intentaba colarse, desesperada por disponer de un techo para ella y sus hijos. No tiene trabajo y vive en la calle, a pesar de encontrar hogares y edificios deshabitados, algunos desde hace años. Por supuesto, las autoridades no le permiten ocupar esos espacios pero Boujemaa también capta cómo Aida se enfrenta al rechazo de los vecinos en una tensa secuencia donde la directora saca un gran provecho al fuera de campo --seguramente porque no podría mostrar más rostros--; llega a dar la sensación de que la protagonista se enfrenta a toda la ciudad.

Boujemaa sigue a Aida durante un año y medio mientras ésta reflexiona sobre su vida e intenta salir adelante, siendo testigo el espectador del sufrimiento, la frustración, la resignación y momentos puntuales de alegrías, como cuando consigue un empleo que le permite compartir un piso o se reúne con sus hijos en la playa. Es un relato crudo, áspero, incómodo, una experiencia que no deja indiferente. Particularmente, encuentro inverosímiles algunas conversaciones y situaciones --no me creo que sean comportamientos auténticos delante de la cámara, me parece inevitable la recreación, la interpretación-- y resulta molesto tanto primer plano para las dolorosas confesiones de la protagonista, pero la cineasta consigue involucrarte en la historia, de apenas 70 minutos.

'Beijing Flickers'

Con el mal cuerpo que deja 'It Was Better Tomorrow' lo que apetece es una película divertida y optimista, una especie de refresco que anime durante un rato y haga olvidar las penas. 'Beijing Flickers' ('You-Zhong', 2012), nuevo trabajo del chino Zhang Yuan, es eso en cierta manera. Porque el director ofrecer un amargo retrato de la modernidad en su país, hablando de desencanto, de falta de valores, de inmoralidad y corrupción, de fama y dinero, de personas convertidas en mercancías de usar y tirar, de relaciones basadas en la conveniencia... pero Zhang siente cariño por sus protagonistas y no los va a dejar tirados, tendrán oportunidad de rebelarse, reírse del destino y atisbar una luz al final del túnel.

'Beijing Flickers' es una historia coral si bien la trama principal sigue a San Bao (Duan Bowen), cuya vida cambia drásticamente cuando lo pierde todo en poco tiempo: su novia lo deja, se queda en el paro y lo echan de su apartamento. No encuentra motivos para seguir viviendo hasta que descubre la verdadera amistad de otros tres jóvenes que también lo están pasando mal. La película es un entretenimiento irregular al que la localización y las intenciones del cineasta otorgan un punto extra de interés. La naturalidad del reparto, el ingenio en la puesta en escena de algunas situaciones --la venganza de la empleada-- y la carga de optimismo mantienen a flote un relato lleno de tiempos muertos, subrayados y lugares comunes, que necesita a un público paciente y dispuesto a dejarse llevar sin poner muchas pegas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos