Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómic en cine: 'Timecop', de Peter Hyams

Cómic en cine: 'Timecop', de Peter Hyams
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comentábamos en la última entrega de este especial de Cómic en cine que dedicábamos a 'La máscara' ('The Mask', Chuck Russell, 1994) que el nacimiento de Dark Horse Entertaiment y el proyecto de la productora de hacerse un hueco en el mercado cinematográfico con adaptaciones de los títulos que su hermana editorial iba sacando a la luz, supuso la aparición de varias producciones que, entre 1994 y 1999, llevaron a los cines diversas cabeceras aviñetadas que, a todas luces, se pueden reunir bajo un común denominador: el poco interés que atesoraban, ya no de cara al gran público, sino, paradójicamente, a los aficionados al mundo del cómic.

Y es que si hubo un problema claro que acusaron las cuatro propuestas de Dark Horse que iremos repasando hasta llegar a 1999, es que ninguna de ellas se basó en cómics con una trayectoria asentada y con un grupo de fans definidos. Antes bien, considerando que los títulos más llamativos que publicaba la editorial por aquellos años pertenecían a franquicias cinematográficas ya asentadas, las opciones de cara a las potenciales traslaciones a celuloide se veían reducidas ostensiblemente, siendo susceptibles de su versión en película series como la 'Timecop' que hoy nos ocupa, cuya repercusión en el mercado era, como mucho, inexistente.

Timecop 1

Debido a ello las entradas que dedicaremos a los cuatro citados filmes no van a seguir en principio la estructura "canónica" que hasta ahora han ido adoptando las de este especial, esto es, no encontraréis un apartado dedicado en exclusiva al cómic ya que, y 'Timecop' (id, Peter Hyams, 1994) es un ejemplo clarísimo, el material que les sirve de base a los guionistas para enhebrar el libreto ha dejado una huella tan nimia que nos ha sido imposible rastrearla para poder acceder a la lectura y posterior valoración de su calidad y relevancia —que podríamos calificar de nula— en el devenir de la historia del noveno arte.

Con este punto aclarado, y con el conocimiento de que 'Timecop', el cómic, era una creación de Mark Verheiden y Phil Hester que apareció en 'Dark Horse Comics' entre agosto y octubre de 1992, está claro que si 'Timecop', la película, sigue siendo recordada hoy en día, y habrá hasta quien la considere como un filme de culto, es por obra y gracia exclusiva de su estrella protagonista, un Jean Claude Van Damme que por aquellos años conocía su momento de mayor gloria gracias a la intervención continuada en varios filmes que, aparentemente, habían asentado su carrera en tierras estadounidenses, siendo 'Blanco humano' ('Hard Target', John Woo, 1993) el "mejor" ejemplo de ello —a la par que vehículo de desembarco en Hollywood de las dichosas palomas blancas de Woo.

Timecop 2

Amparada por la dirección de un Peter Hyams que, a la luz de los resultados de la cinta, parecía poco interesado en algo más que no fuera cobrar el cheque, lo cierto es que había en 'Timecop' potencial para que la cinta hubiera dado mucho más de sí. Al margen del incuestionable atractivo de una producción que gira en torno a los viajes en el tiempo, estaba el hecho de ver a Van Damme en un filme que, al menos a priori, no parecía construido para el lucimiento de las aperturas y las patadas del musculitos belga. Pero claro, una cosa es el potencial y otra muy diferente lo que terminó plasmado en celuloide.

Y es que 'Timecop' es un filme con problemas que se mueven en un amplio rango de intensidad. En lo más bajo de la escala se sitúan la inane dirección de Hyams, una pasable interpretación de Van Damme —con una vis dramática que, eso sí, no hay quien se la crea— y unos efectos visuales que, considerando el exiguo presupuesto del filme, al menos no molestan. A medio camino encontramos los trabajos de Mia Sara —una chica muy mona cuyas facultades interpretativas nunca han sido nada del otro mundo— o un sobreactuado Ron Silver, así como un diseño de producción que conjuga la corrección con el esperpento. Y coronando este festival de disparidades está, cómo no, un guión que hace aguas por sus cuatro costados.

Timecop 3

No es ya que al libreto firmado por Mike Richardson y Mark Verheiden le cueste mantener la coherencia interna en lo que al manejo de los viajes temporales se refiere, que también; es que, llegado el momento, el discurrir "lógico" de los acontecimientos se coge unas vacaciones, dejando al espectador la tarea de intentar dar sentido a lo que nos muestra el metraje sin que tal trabajo sea garante de aportar un mínimo de credibilidad. Y no, no voy a entrar en especificar a qué diantres me estoy refiriendo, si habéis visto la cinta, ya sabéis sobre qué estoy hablando —y si no, tampoco os perdéis nada.

Con todo, 'Timecop' sigue siendo hoy la cinta más taquillera de cuántas se ha visto envuelto Jean Claude Van Damme. Eso sí, dada la dudosa calidad artística de la cinta, dicho dato debería comportar la misma relevancia que afirmar que 'Alerta máxima' ('Under Siege', Andrew Davis, 1992) es lo más taquillero que ha hecho Steven Seagal, esto es, ninguna.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos