Compartir
Publicidad
'Counterpart': la temporada 2 va a por el "doble o nada" sacrificando emotividad por acción
Críticas

'Counterpart': la temporada 2 va a por el "doble o nada" sacrificando emotividad por acción

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Tras una primera temporada que la aseguró un hueco en nuestras listas de las mejores series de 2018, había bastantes expectativas por ver cómo se las apañaba 'Counterpart' por mantener el listón en una segunda tanda de episodios que Starz (en España por HBO) estrenó el domingo 9 de diciembre.

Ya sabéis que mis primeras impresiones de la serie fueron algo tibias. Había un aspecto interesante en este drama de espionaje pero no terminaba de dar un paso adelante y se quedaba como un "mundos paralelos" bastante convencional. Poco a poco me fue ganando, pero el final no me convenció del todo.

Así que llegué al primer episodio de la temporada 2 de 'Counterpart' sin saber muy bien qué esperar, sobre todo porque tras el ataque al final de la primera temporada, nos encontramos con que los dos mundos se han aislado y ya no hay comunicación alguna entre lados. La paranoia reina y los dos primeros episodios se encargan de explorar por separado el status quo del lado "alpha" (el primero que conocemos en la serie) y el "prime" (el otro).

En 'Inside out', el primer episodio de la temporada 2, vemos cómo llega a la Oficina de Intercambio la nueva supervisora Naya Temple (Betty Gabriel), a la que han encargado en secreto "limpiar la agencia" de posibles infiltrados. Su interés enseguida caerá sobre Quayle (Harry Lloyd) y Howard (J.K. Simmons), que es el del otro universo. Por otro lado, una recién recuperada Emily (Olivia Williams) empieza a sospechar que las cosas no son lo que parece.

En el segundo episodio, 'Outside in' vemos qué pasa al otro lado. Olivia se las ingenia para contactar con Howard "alpha", encarcelado en su mundo, mientras investiga la gran conspiración que está tramando Índigo, dispuesta a acabar con el "otro lado" por la liberación de la gripe que diezmó su población en los 90.

Los tres primeros episodios de 'Counterpart' son bien sólidos. De hecho, el equipo liderado por Justin Marks no estuvo colocando piezas durante gran parte de la primera temporada para ahora ofrecernos algo con menos entereza. En estos primeros episodios se dejan de juegos preliminares y van al grano.

Quizá demasiado, ya que he de reconocer que durante el primer episodio me sentí algo más desorientado que de costumbre. Que no es que necesitase un resumen o un croquis "para tontitos" pero sí que la escritura tanto de Erin Levy como de Justin Britt-Gibson hacen que todo en estos primeros episodios, sobre todo en el primero, sea algo confuso.

Es interesante, eso sí, cómo el foco se ha alejado de los Howards (y la encomiable labor interpretativa de Simmons). De hecho tanto Emily "prime" como Quayle (y su mujer) son los que más tiempo de pantalla acumulan. Algo que ya se intuía en la primera pero que en estos nuevos episodios es patente.

También parecen sacrificar (lógico si eclipsamos al Howard "original") el lado más emocional y, sobre todo, rebajan ese transfondo filosófico propio de las historias de mundos paralelos y lo que nos diferencia de nuestros "otros yoes". Algo que fue una marca de identidad de la temporada 1 y que quizá era algo a lo que agarrarse para los que no les convenciera el lado más "thriller" puro.

Counterpart Season 2

Por lo general, esta segunda temporada de 'Counterpart' ha decidido aumentar la dosis de acción, sobre todo en el mundo "prime" (me resulta muy estimulante la trama de Emily). La propuesta quiere crecer hacia una especie de "doble o nada" que no estoy seguro que termine de compensar.

Evidentemente, con tres episodios vistos, aún nos queda tiempo para ver si Justin Marks logra elevar. De momento un comienzo fuerte que apunta a una temporada tan disfrutable como la que vimos a principios de este 2018 que ahora despedimos.

'Counterpart' se puede ver en HBO España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio