Publicidad

'Diarios de la cuarentena': un inofensivo pasatiempo de RTVE que busca la sonrisa cómplice del espectador
Críticas

'Diarios de la cuarentena': un inofensivo pasatiempo de RTVE que busca la sonrisa cómplice del espectador

Publicidad

Publicidad

El encierro por el coronavirus  está convirtiendo al entretenimiento en algo más necesario que nunca. Cualquier recomendación es bien recibida para así poder encontrar algo que nos permita desconectar aunque sea por unos minutos y tengo muy claro que esa es la idea con la que nace 'Diarios de la cuarentena', la nueva serie de RTVE.

Realizada en tiempo récord, 'Diarios en la cuarentena' es una propuesta que en condiciones normales dudo que hubiese salido adelante. Los guiones no están especialmente trabajados y por momentos puede dar la sensación de basarse en chascarrillos que podrían ocurrírsele a cualquiera, pero a la hora de la verdad es un inofensivo pasatiempo que seguramente te arranque alguna sonrisa.

Con las ideas claras

Escena Diarios Cuarentena

Dividido en varias historias, 'Diarios de la cuarentena' busca apoyarse en la cotidianidad propia de estos días,  explorando para ello diversos arquetipos, desde el concepto del vecino policía que parece más interesado en que alguien del otro bloque finja aplaudir, el padre de familia desbordado o los dos amigos obsesionados con forrarse a costa de la desgracia ajena.

Para ello se opta por una estructura en forma de sketch que impide que lleguemos a cansarnos de cualquier de sus protagonistas por lo poco que tardamos en dar un salto a otro. Además, esas microdosis de entretenimiento buscan en todo momento que uno pueda sentirse identificado, ya sea por tener una actitud similar a algunos de ellos o porque veamos a otros representados.

Ahí lo primero que conviene desterrar es la idea de ver algo más que una pequeña dosis de optimismo. Aquí el drama no tiene presencia alguna, ya que incluso esa mujer que se obligada a mantener en casa a ese inesperado amante interpretado por Víctor Clavijo, de lejos el mejor de este primer episodio de la serie de 'Diarios de una cuarentena'.

Sencilla pero cumplidora

Imagen Diarios Cuarentena

A cambio tampoco esperéis nada muy elaborado, ya que hacer una serie así en tan poco tiempo tiene el peaje de que tampoco se ha podido trabajar demasiado en los guiones. Se opta por lo sencillo, directo y fácilmente identificable, por lo que si no tienes el ánimo para algo así es probable que acabes espantando tras verla.

Obviamente, tampoco tiene un acabado técnico reseñable, pero sí se ha conseguido que tenga todo la suficiente homogeneidad como para que parezca un ente unitario en lugar de pegar sin más historias diferentes. Eso también se aplica al tono, sacrificando la posibilidad de dar un poquito de mala leche a alguna de ellas, pero bueno, tampoco era eso lo que se buscaba.

Además, se nota la entrega del reparto y también que se lo está pasando bien, cosa que aporta el clima necesario para que uno se deje llevar y se centre más en disfrutar de ella que en sus más que obvias limitaciones. Queda la duda de si es una fórmula que no se agotará ya para el segundo o el tercer episodio, pero bueno, la mayoría de las historias tienen espacio para seguir creciendo sin ser simplemente más de lo mismo.

En resumidas cuentas

Diarios De La Cuarentena

'Diarios de la cuarentena' no es una serie que brille especialmente en nada, pero sí que sabe cómo buscar la sonrisa cómplice del espectador para olvidarme un poco del drama del coronavirus. En el caso de que esa idea directamente te parezca actualmente una frivolidad -tengo mis dudas que nadie que haya perdido a un ser querido por esta horrible enfermedad tenga el cuerpo precisamente para algo así-, ni te acerques a ella, pero los demás podéis probar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios