Compartir
Publicidad
Publicidad

'El ataque de los clones', el rostro de Anakin Skywalker

'El ataque de los clones', el rostro de Anakin Skywalker
Guardar
44 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'El ataque de los clones' fue un gran éxito de taquilla, aunque terminó recaudando menos que su predecesora, 'La amenaza fantasma', y el tercer título de la trilogía, 'La venganza de los Sith'. Las razones pueden atribuirse a la generalizada decepción que causó el primer título. Aún sí, fueron pocos los que en el momento del estreno quisieron perderse cómo se las desenvolvía el actor al que le era asignado uno de los personajes más admirados de toda la historia: Darth Vader, pero cuando era el jovial y precipitado Anakin Skywalker a punto de ser ya un caballero jedi.

Los candidatos fueron muchos, y algunos de ellos muy famosos. Gente como Colin Hanks, Ryan Phillipe o Paul Walker fueron probados para el papel. Incluso Leonardo DiCaprio tuvo su oportunidad, pero el actor no supo tener la boca cerrada perdiendo con ello su posibilidad (Lucas quería el máximo secreto). Al final, el director optó por un actor totalmente desconocido, alegando que la elección de un actor famoso distraería a la audiencia, y también porque el elegido, Hayden Christensen, lucía muy bien al lado de Natalie Portman.

Han pasado diez años de lo acontecido en 'La amenaza fantasma'. Anakin Skywalker ha estado entrenándose con su maestro Obi-Wan Kenobi, repartiendo estopa por media galaxia. Ahora son reclamados para proteger a la senadora Amidala, cuya vida corre peligro. Tras un fracasado atentado, Skywalker se ocultará con Amidala, mientras Kenobi investiga quien está detrás del atentado, persiguiendo a un cazarrecompensas, tras el cual se hayan importantes revelaciones.

Todo en 'El ataque de los clones' supera con creces a 'La amenaza fantasma'. Un guión mucho más trabajado (¿casualidad que Lucas haya contado con la ayuda de Jonathan Hales?, escritor televisivo que tal vez no sea demasiado conocido, pero da que pensar sobre la eficacia de Lucas a la hora de escribir guiones él solito) y una dosificación de todos sus elementos mucho más equilibrada, dan como resultado un film más complejo de lo que pueda parecer a simple vista. Son varios los detalles que emparejan a este film con 'El imperio contraataca', que también fue un segundo título. El personaje central empieza a tener sus primeros escarceos con el lado oscuro de la fuerza, hay un duelo en el que sale perdiendo, y sin ir más lejos el plano final es casi el mismo. Pero ante todo, 'El ataque de los clones' devuelve a la saga parte de la magia y la emoción perdidas en el anterior episodio.

elataquedelosclones2.jpg

Emoción que puede verse en varios instantes que no tienen desperdicio. La persecución inicial tras el atentado contra Amidala, todo un prodigio de naves sobrevolando a través una gran ciudad, donde Lucas se permite varios homenajes, incluyendo 'Blade Runner'. Alguna que otra salida de tono no estropea el momento, que da lugar a otra persecución, la que Kenobi inicia tras Jango Feet, el cazarrecompensas que oculta enérgicas y oscuras intenciones, y que incluye momentos de puro suspense en cierta estación sobre el mar. Saltamos al claro homenaje a 'Quo Vadis?', que sube en interés hasta llegar a un par de duelos inolvidables, ambos protagonizados por el conde Dooku (interpretado por un impresionante Christopher Lee, quien de esta forma se cuela en las dos trilogías más famosas del cine reciente), siendo el más sorprendente el que le enfrenta a una rana saltarina, perdón, a Yoda.

George Lucas ofrece un producto lleno de ritmo, y se cura en salud, relegando a un muy segundo plano al insoportable Jar Jar Binks. Pero no todo es excelencia en este film. Para empezar, Lucas, que posee una imaginación infinita, vuelve a estar rendido a la tecnología, y aunque el film se sigue con más interés del esperado, muchos de los efectos visuales terminan dañando el film, incluso hay cosas que lo acercan peligrosamente a la animación, subrayando la no credibilidad de algunas cosas. Pero para un servidor el mayor error de todos es la elección del actor central, Hayden Chrsitensen, quien simplemente no sabe dar vida a un personaje de tan compleja envergadura. Sus caras de enfado parecen rabietas de niño, no aguanta un sólo plano al lado de nadie, y encima Lucas le hace caminar por los senderos de la ñoñería más terca e incorregible, en una de las historias de amor más forzadas, absurdas y estúpidas que ha dado el celuloide. Ahí el film pierde puntos de manera vigorosa.

Afortunadamente 'El ataque de los clones' ofrece espectáculo a raudales y un trabajo actoral más sentido. Ewan McGregor define mejor a su Kenobi (por cierto que el actor declaró más de una vez que el título del film le parecía horrible), Samuel L. Jackson tiene oportunidad de lucirse mucho más que en la anterior entrega, Natalie Portman se come a su enamorado y lidia mejor con su personaje que antes, Ian McDiarmid tiene todavía mucha más presencia, y Lee parece rejuvenecer con su personaje al que viste impecablemente con su poderosa voz. La ausencia de un necesario Liam Neeson se corrige con una voz en off metida a calzador en cierto momento.

'El ataque de los clones' es una buena película, entretenida y vigorosa. Con ella empezaban a cerrarse algunas cosas que terminarían de encajar en el film posterior, aunque las incongruencias también empezaban a destacar. Éstas merman un poco el film, pero no impiden el goce de un film del que bien puede disfrutarse sin su antecesor.

En Blogdecine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos