Publicidad

'El habitante incierto', el saber moverse

'El habitante incierto', el saber moverse
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

El año pasado cuando asistí al cine a ver la película 'Una Vida por Delante' nos proyectaron el trailer de una película española titulada 'El Habitante Incierto'. En él se contaba más o menos y cómo sucede en casi todos los trailers, la historia de un hombre obsesionado con la idea de que en la grande casa en la que vive hay alguien más viviendo con él. Alguien que se esconde cuando él está, y que sale cuando él se va por ahí. Lo cierto es que me llamó la atención mucho, asi que me la apunté, cómo quién dice, como un futuro visionado en sala de cine. Cuando ese momento llegó, la película no duró más de una semana en cartelera (qué raaaaaro) y me la perdí. Poco a poco, el recuerdo de dicho film se me iba apareciendo, ya sea porque leía alguna crítica de la película (favorable, por cierto), o porque en su momento y revisando alguna que otra revista de cine la anunciada como un futuro estreno de dvd. Últimamente, mi paso por el videoclub es más bien escaso. Estoy hasta las narices de pasarme más de media hora buscando una que no haya visto, y luego tener que quejarme por el mal estado de algunas de las copias, aunque eso es otra historia...

En un reciente paseo por el videoclub (Queijo) que hay cerca de mi casa, y cuya encargada es una borde impresionante, vi en un rinconcito escondida esta película. Aún así me lo pensé, recorrí un par de estanterías más, pero como la paciencia estaba acabando conmigo decidí cogerla. Era una aventura, poco sabía de ella, únicamente que había visto un trailer. Los nombres de sus responsables y actores no me decían nada. Mejor, fuera prejuicios de una jodida vez y adelante aunque sea española (es broooooooma), y ¡sorpresa! me he encontrado con una nada desdeñable ópera prima de un señor llamado Guillem Morales, al que deberían dejarle hacer más películas. ¿Cómo es que no es famoso? ¿Cómo es que no le dan millones para hacer otra buena película?¿No estais cansados de escuchar siempre los mismos nombres en nuestro cine y que la cosa se reduzca a cuatro o cinco? Que sí, que alguno es bueno, pero no llega. Apuntad bien este nombre: Guillem Morales. De la historia ya os he hablado un poco, y conviene que no sepais más si no la habeis visto. Sólo deciros que hay más, mucho más, escondido en esta especia de thriller dramático, cuyo guión, obra del propio director tiene momentos de maestría absoluta. Aún así, la película está dividida en dos partes bien diferenciadas separadas por un giro en ela historia un tanto inesperado y que cambia totalmente la perspectiva que hasta ese momento se podía tener del film. Sin desvelar nada, diré que la primera parte corresponde a la angustia de un hombre por descubrir si en su casa vive alguien más. El director demuestra tener un gran domio del espacio al moverse como un pez en el agua con la cámara por los lugares más recónditos y sin necesidad de hacer piruetas visuales que podrían distraer la atención del intrigado espectador.

De repente, y sin que desaparezca el bien creado suspense, la historia cambia radicalmente y nos sitúa en otra casa teniendo a un visitante en ella a escondidas de la dueña de la misma. Se le ha dado la vuelta a la tortilla, y el suspense va en aumento en esta segunda mitad. Es más, es en esta parte en un momento culmen cuando se produce una secuencia absolutamente magistral y que deja con la boca abierta por la enorme eficacia con la que está resuelta. Un momento único, que sobresale por encima del resto, entre onírico y terorífico, y que da paso a un momento mucho más relajado en lo que yo llamo un completo acierto de guión. También en esta segunda parte, el director filma con enorme sobriedad por los espacios de una casa, hasta descubrirnos sus más terribles secretos que van más allá de cualquier puerta, hacia un final perfectamente cerrado.

Y aunque me estoy deshaciendo en elogios debo decir que la película no me parece ninguna obra maestra. De hecho, hay cierta descompensación entre las dos partes, a pesar de que ambas mantienen sus constantes. Y en cuanto al personaje principal, no llegamos a entender, o mejor dicho compartir, las decisiones que toma, algunas de ella un poco exageradas. Aún así, el film es enormemente entretenido como para que dichos defectos no le afecten demasiado.

En cuanto a su reparto, pues decir que los actores están bien. Aunque quizá Andoni Gracia resulte un poco inexpresivo, y tampoco ayuda que su personaje no caiga demasiado bien. Quien se lleva la palama es Mónica López, que además de muy guapa, se corona realizando un doble papel de dos mujeres distintas, algo que podría emparejar esta película con 'Vertigo', esa grandisima obra maestra de Don Alfredo, aunque aquí las intenciones son muy distintas.

Una buena película pues, altamente disfrutable y que os hará pasar una tarde de domingo (o de cualquier otro día de la semana) de lo más intrigante. Ni que decir tiene que el film fue un fracaso, y quizá por eso no oímos de nuevo el nombre de su director. Si es que no sabemos reconocer algo bueno en cuanto lo vemos. Así nos va.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir