Compartir
Publicidad

'Election 2', mafia desinflada

'Election 2', mafia desinflada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es curioso, pero repasando todas las críticas que se han escrito en Blogdecine, he descubierto que Johnnie To es el director del que más películas hemos opinado, y con bastante diferencia además. Todavía no me explico como To no tiene el reconocimiento internacional que se merece, algo que sólo ha conseguido con una película, su aclamada 'Election', film con un primera hora impresionante y que luego bajaba bastante el nivel. Quizá, To buscando de nuevo ese éxito, decidió rodar una segunda parte, que a nosostros nos llega el próximo viernes, con más de un año de retraso para no variar.

Una vez más nos encontramos entre las Triadas de Hong Kong. Es hora de elecciones y hay que elegir un nuevo Padrino, puesto por el que muchos lucharán, y no muy competitivamente. Realmente, salvo un par de apuntes, estamos ante una repetición de esquema de la primera parte. La sensación de déjà vu no desaparece durante toda la proyección, y eso sin lugar a dudas juega en su contra.

Pero no porque todo lo que veamos en la película nos suene a ya visto, ésta puede ser una película fallida, no. Realmente todo lo que vemos en la película está realizado sin ganas, algo inexplicable si tenemos en cuenta que se trata del mismo equipo que la pimera parte. Eso sí, Johnnie To sigue haciendo gala de una elegancia visual que ya quisieran para sí otros muchos directores, ya sean chinos, americanos o de Aragón. Y realmente esto es lo mejor de 'Election 2', el cuidado visual de To, que viste cada secuencia con los planos y movimientos de cámara perfectos, algo que está muy por encima de lo que nos están contando. Pero esta vez poco importa la elegancia de To si el guión está cogido por los pelos y tampoco se muestra mucha pasión en ello.

Una pasión que sí tenía la primera parte, en personajes e historia, en todo. Aquí todo parece expuesto para simplemente seguir explotando a la gallina de los huevos de oro. Dicho de otro modo: se ha hecho una secuela para seguir ganando dinero, algo que evidentemente quieren todos los que hacen una película cuando ésta se estrena. Pero es como si To simplemente cumpliera lo mínimo para salir del paso y punto.

Incluso los actores, algo que suele ser de muy buena calidad en este tipo de películas, están un poco por debajo del nivel al que estamos acostumbrados. Simon Yam, uno de los actores fetiche de To, y uno de los mejores intérpretes del cine de Hong Kong (véase la magistral 'Duelo de Dragones') está bastante desganado, igual que el resto del elenco, pensando quizá que podría vivir de rentas de la primera parte de cara al espectador. Una pena para aquellos que admiramos a Yam.

En cuanto a la violencia que impregna la película, se puede decir que aquí hay un cierto avance, es más violenta que su predecesora. Y una vez más estamos ante cine de gangsters en los que no se efectúa ni un sólo disparo (algo que en la anterior película llamaba poderosamente la atención). Eso sí, llegamos a ver armas de fuego, personajes que apuntan con una pistola a la cabeza de otro personaje, pero los disparos nunca llegan a realizarse. Ya no sorprende, pero sigue siendo un acierto, y en cierta medida muy arriesgado; hacer escenas de acción sin tiros y que éstas resulten efectivas, algo que lamentablemente aquí sólo ocurre un par de veces.

Una floja película que pone al descubierto al To más cansado y repetitivo. A mí no me llega para que deje de ver películas de este señor, el cual debería de gozar de un mayor prestigio entre el público en general. Sus películas, con la debida campaña de promoción, podrían ser taquillazos que nada envidiarían a los blockbusters americanos. Sí, en su país lo son, pero hablo del resto del mundo.

Más cine de Johnnie To en Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio