Compartir
Publicidad
'Eugenio': el documental más visto del año en Filmin es algo limitado por su falta de ambición
Críticas

'Eugenio': el documental más visto del año en Filmin es algo limitado por su falta de ambición

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Fue uno de los más grandes del humor español a finales de los setenta y durante los ochenta. Las miticas cintas de cassette con chistes, que plagaron las gasolineras de todo el país durante años, nacieron de una iniciativa suya. Protagonizó una película ignota y sus primeros pasos en el mundo del espectáculo los dio en una dirección insospechable.

Eugenio, con un estilo único al contar chistes basado en su extraordinario dominio de los silencios, el ritmo y una curiosa comicidad extraída de las características y el acento del catalán, consiguió un éxito apabullante que marcó su vida para bien y para mal. El documental 'Eugenio' cuenta su vida y éxitos a través de testimonios de amigos y familiares directos. Se estrenó hace unas semanas en el festival DocsBarcelona y acaba de aterrizar en Filmin, convirtiéndose rápidamente en el documental más visto del año en la plataforma.

Se trata de una coproducción de TV3 y TVE dirigida por Xavier Baig y Jordi Rovira que no se complica mucho a la hora de exponer, con claridad y sencillez, una típica historia de popularidad inesperada y repentina y caída en las tentaciones del éxito. Hablan de Eugenio y de su primera mujer, fallecida cuando él empezaba a tener éxito en sus intervenciones televisivas, todos los que le rodearon: hijos, parejas e hijastros posteriores, amigos y colegas, e incluso algún discípulo de su estilo.

Como en la puesta en escena sobria y contundente del propio Eugenio, todo en el documental está a la vista, sin artificios (hasta el punto de ofrecer una puesta en escena algo plana en ocasiones): se ha contado con la colaboración de los más allegados del artista, y se beneficia de una documentación gráfica y sonora muy exhaustiva. Imágenes de todas las etapas de su vida, actuaciones (quizás menos de las deseadas), entrevistas de los archivos de TV3, noticias en periódicos y revistas (su fama le llevó a ser habitual de la prensa del corazón) e incluso vídeos domésticos.

'Eugenio': un enigma sin resolver

La simplicidad expositiva del documental redunda, sin duda, en beneficio del icono: Eugenio, su éxito, su impacto, son descritos pero no explicados. El secreto de su popularidad queda como un enigma irresoluble, y ayuda a ello que los invitados no son precisamente semióticos de la carcajada: su manager, su hijo o su ex-pareja tienen muchas historias que compartir, pero se limitan al rosario de anécdotas y a las reflexiones sobre su complicado carácter (pertinentes, sin duda, que para eso lo sufrieron)

El documental también pierde una buena oportunidad de ser didáctico o teórico cuando el único cómico al que recurre para explicar los resortes humorísticos de Eugenio es Carlos Latre, que casi se limita (cómo no) a imitar al objeto del documental. Un crítico, un experto en la vida nocturna de la época o un teórico del humor, frío y analítico ante un listado de anécdotas con exceso de emoción, habría sido el contrapunto perfecto a las declaraciones en primerísima persona, emotivas y empañadas por los recuerdos.

Eugenio2

'Eugenio', no obstante, hace un estupendo trabajo (por mucho que peque de poco ambicioso) a la hora de dar una panorámica general del éxito del humorista. Cierta sensiblería afecta al resultado final en una obra que peca de poco ambiciosa (por ejemplo, habla de Eugenio como un fenómeno casi aislado, no profundiza en antecedentes ni ecos de su éxito, aunque los mencione), pero para interesados en la historia del humor español supone una extraordinaria avalancha de datos y anécdotas imposible de pasar por alto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio