'Interceptor' convierte a Elsa Pataky en Steven Seagal: una película de acción para Netflix tan intensa como olvidable
Críticas

'Interceptor' convierte a Elsa Pataky en Steven Seagal: una película de acción para Netflix tan intensa como olvidable

Elsa Pataky es una de las actrices españolas más internacionales del siglo XXI, pero lo cierto es que tampoco se prodiga en exceso. Desde que fichó para dar vida a Elena en 'Fast & Furious 5', Pataky no ha estrenado ni diez películas, y tres de ellas son secuelas de la saga liderada por Vin Diesel. Ahora regresa tras cuatro años alejada del cine con 'Interceptor', el nuevo thriller de acción de Netflix.

Una cosa muy llamativa de 'Interceptor' es que durante todo el metraje parece como si Pataky estuviera canalizando a su Steven Seagal interior, pero es que además la propia película también apunta en más de una ocasión en esa dirección. De hecho, salvo por un par de apuntes que la enclavan de lleno en el periodo actual -incluido un deficiente intento de conectar todo con el movimiento #MeToo-, estamos ante una obra que perfectamente podría haber sido un espectáculo de acción llamado a hacer más ruido en los videoclubs durante los años 90 que en cualquier otro sitio.

Inverosímil y monótona

La abrumadora mayoría del metraje de la película transcurre en un espacio cerrado que el personaje interpretado por Pataky tiene que defender ante unos terroristas que amenazan con destruir varias ciudades de Estados Unidos. Ahí surge el primer problema de 'Interceptor', pues llega un punto en el que simplemente ha de ir forzando cada vez más las diferentes situaciones para que simplemente el metraje pueda seguir sumando minutos hasta la aparición de los créditos finales al minuto 90 de película.

Ya no es tanto que pueda llegar a resultar inverosímil como que no termina de haber una lógica interna real más allá de la rivalidad que surge entre los personajes de Pataky y Luke Bracey. Y ahí hay un problema gravísimo, ya que los diálogos del libreto firmado por Matthew Reilly, también director de la película, y Stuart Beattie ('Collateral'), oscilan entre lo monótono y lo vergonzoso. Y eso casa muy mal con el tono intenso del que hace gala 'Interceptor' en todo momento.

Ahí Bracey sale algo mejor parado que Pataky, pero su villano va perdiendo gas hasta tener un desenlace anticlimático. Por su parte, ella resulta mucho más convincente en las escenas físicas, tanto cuando todo apunta a la presencia de una doble de acción como cuando es ella la que asume esos momentos. Cuando toca hablar mejor no hacer comentarios, pues es un recordatorio constante de todo lo que apuntaba sobre los parecidos con una de Seagal.

Poco que rescatar

Interceptor Pelicula

Por desgracia, tampoco es que Reilly sepa sacarle partido, ya que 'Interceptor' también haga gala a menudo de ese truco de disimular a través del montaje el hecho de no contar con unas coreografías especialmente elaboradas en las escenas de acción. Eso sí, se da la particularidad de que reserva lo mejor para el final, avivando así un poco esa tensión tanto con un enfrentamiento con sangriento desenlace como con lo que sucede justo después. Pena que luego ese esfuerzo caiga en saco roco.

Por lo demás, 'Interceptor' parece querer jugar con lo opresivo, dado que la abrumadora mayoría del metraje transcurre en un único escenario, pero tampoco hace gala de una puesta en escena que realmente potencie ese sentimiento -a veces parece como si la música fuese su única arma para intentarlo-. La sensación que queda es que se trata de una forma de ajustar al máximo el presupuesto para ir añadiendo momentos de peligro cada cierto tiempo para evitar que el espectador acabe aburriéndose.

Al final lo que queda es una especie de tardía heredera de 'Jungla de Cristal', pero sin nada de lo que hizo memorable el clásico del cine de acción protagonizado por Bruce Willis. De hecho, ni siquiera se acerca lo más mínimo a 'Alerta Máxima', la cumbre de la filmografía de Seagal, y lo único que la redime ligeramente es la escasez de propuestas así actualmente con cierta difusión. Dicho esto, siempre será mejor volver a casi cualquiera de los sucedáneos de la joya de John McTiernan en lugar de conformarnos con algo que nos da tan poco.

En resumidas cuentas

Interceptor Escena Netflix

Netflix ha estrenado muchas películas mejores que 'Interceptor' durante lo que llevamos de año y sospecho que en una semana ya nos habremos olvidado de ella. Quizá entonces todavía se hable algo de ese cameo bastante gratuito de Chris Hemsworth, también productor ejecutivo, porque como cinta de acción bien poco hay que rescatar aquí.

Temas
Inicio