Compartir
Publicidad

'The Road (La carretera)', un apocalipsis amordazado al original

'The Road (La carretera)', un apocalipsis amordazado al original
44 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La dificultad que conlleva adaptar una obra tan compleja como estimulante da como lugar un resultado brillante por momentos, pero a la vez temeroso de alejarse un ápice del camino, nunca mejor dicho, dibujado por Cormac McCarthy en ‘The Road (La carretera)’.

Un apocalipsis tan triste, gris y desesperanzador que suponía todo un desafío para el equipo técnico, resuelto con notable destreza, destacando el excelente trabajo del patrio Javier Aguirresarobe. Pero hubiese requerido, en este caso del australiano John Hillcoat, algo más de valentía y atrevimiento para trasladar el pesimista mensaje de McCarthy a una narración cinematográfica que entusiasmara más y no se quedase tan pegada y rígida al relato.

Con esto no estoy queriendo decir que debería haberse alejado la adaptación del original. Si no que se requiere algo más que un guión fiel para que una película consiga transmitir esos sentimientos contenidos en las líneas del literato.

Sin desmerecer en absoluto un resultado elogiable sobre esta visión de una hecatombe de la humanidad vestida de gris y agónica supervivencia, si sería más deseable que Hillcoat se hubiese mojado más. Que le le hubiera otorgado mayor sentido a un mensaje que se repite en exceso, en escenas con imágenes preciosas, pero reiterativas, que no ahonda más el sentimiento, ni muestra una evolución, sino que se queda a medio camino de intentar llevar esa emoción un poco más allá.

Brillante composición la de Viggo Mortensen, en un papel nada fácil que brinda muchas oportunidades al actor menos contenido a jugar con el histrionismo. Sin embargo, Mortensen demuestra su gran capacidad para dotar de verosimilitud a personajes tan complejos, como los que nos acostumbra. También le damos un voto de favor al niño, un actor algo soso, pero que refleja en su mirada una gran emoción en las escenas más sentimentales.

El retrato del amor entre el padre y el hijo, interpretado por Kodi Smith-McPhee, resulta otro gran acierto. Son dos almas en pena deambulando por un infierno postapocalíptico que sobreviven porque se tienen el uno al otro, se dan apoyo y la fuerza necesaria para continuar un camino con un destino incierto, a pesar de todo.

the road 2

El resto de personajes, siendo tan anecdóticos, no aportan demasiado a la historia, en especial el papel de la madre que conocemos en los distintos flashbacks, que sólo consiguen incidir aún más el mensaje ya planteado desde el inicio. Una lástima desaprovechar las posibilidades que ofrece para aportar más matices a la idea.

Es ‘The Road’ un film notable, pero reiterativo, con imágenes fascinantes e interpretaciones brillantes, pero tengo que reconocer que en ocasiones no conseguía conectar. Quizás sea una apreciación aparentemente tomada a la ligera, pero lo cierto es que siendo una película loable y complicada de llevar a cabo, podía haber tenido más sentido sin el temor a apartarse del original. O quizás sea falta de personalidad en su realizador. Es una excelente adaptación, pero al cine le pido algo distinto que a una novela. Y de eso, ‘The Road’ carece.

Por último, hay que reconocer que las películas con una temática tan desoladora y asfixiante dejan mal el cuerpo tras su visionado, a pesar del tímido haz de luz positiva de su desenlace.

Otras críticas en Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos