Compartir
Publicidad
Publicidad

'La Ciudad Desnuda', el realismo de Jules Dassin

'La Ciudad Desnuda', el realismo de Jules Dassin
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Jules Dassin es un director clásico todavía vivo, que en los años 40 tuvo que venirse a Europa, por estar perseguido en la famosa Caza de Brujas. Dassin pasará a la historia por haber dirigido las impresionantes e imprescindibles 'Noche en la Ciudad' y 'Rififi' (a ver quién se marca hoy día una secuencia de un robo de 40 minutos sin diálogos, y con una tensión pocas veces vista en una pantalla).

'La Ciudad Desnuda' fue realizada dos años antes de la película protagonizada por Richard Widmark y Gene Tierney, y tiene la peculiaridad de estar rodada en escenarios naturales, concretamente la ciudad de Nueva York, con sus calles y apartamentos. Ni una sola secuencia fue rodada en estudio para lograr el efecto deseado. De esta forma se contribuía el realismo imperante a finales de los 40 y principios de los 50 en el cine americano. Algo parecido ya había realizado Henry Hathaway en la correcta 'La Casa de la Calle 92', aunque en aquel caso no era en su totalidad.

La película es un thriller en la mejor tradición del género, en el que se nos narra la investigación en un caso de asesinato de una mujer en su apartamento. Los dos policías encargados del caso revolverán cielo y tierra para dar con el culpable.

'La Ciudad Desnuda' podría considerarse en cierta medida una precursora de 'Noche en la Ciudad', en cuanto a la utilización del escenario se refiere, ya que temáticamente van por caminos muy distintos, aunque las dos sean thrillers. La ciudad, en aquélla Londres, aquí Nueva York, vuelve a ser la protagonista testigo de todo. Dassin filma por sus calles escondidas y oscuras, por sus apartamentos pequeños, por sus rincones, ofreciéndonos el retrato de unos personajes normales y corrientes, enfrascados en un caso de asesinato. La precisión con la que las escenas están realizadas obtuvo su merecida compensación, ya que la película ganó los Oscars a la mejor fotografía, obra de William Daniels, quien hizo la fotografía en multitud de películas, como por ejemplo 'Mata Hari' o 'Winchester 73', y al mejor montaje, obra de Paul Weatherwax, que volvería a recibir una estatuilla años más tarde por su trabajo en 'La Vuelta al Mundo en 80 Días'. Conjuntados sabiamente, estos dos elementos, ayudan a una puesta en escena por parte de Dassin de las que no se olvidan, logrando meter al espectador en la historia con una facilidad asombrosa.

Argumentalmente puede que tenga algunas cosas que no terminan de funcionar, como la presencia de cierto personaje al que pillan siempre en mentiras, pero no sólo una vez sino varias, con lo que termina despistando un poco e incluso parece que está hecho de coña. También puede que haya un pequeño bajón de ritmo a la mitad de la película, pero que termina recuperándose de forma increíble en su tercio final, cuando la identidad del asesino ya ha sido descubierta y la película se convierte en una persecución llena de tensión y con un clímax perfecto.

En el apartado interpretativo tenemos al entrañable Barry Fiztgerald, como el teniente de policía encargado del caso, logrando un personaje muy creíble y sobre todo muy cercano, ya que Fitzgerald era uno de esos maravillosos actores que con sus interpretaciones nos acercaban a unos personajes que tranquilamente podían ser nuestros vecinos. A su lado, y evidentemente para compensar y ceder algo ante el público, le ponen a un actor bastante más atractivo, Don Taylor, aunque un poco más sosete. Con ellos a la cabeza, el reparto consigue fundirse con el realismo del film.

Una buena película, que descubre a Dassin como un verdadero maestro del género. Como nota informativa decir que el inicio del film es verdaderamente curioso, con la voz en off de uno de los productores, Mark Hellinger, fallecido antes de que la película se estrenase, y que nos avisa de lo que vamos a ver. 'La Ciudad Desnuda' no está editada en dvd en nuestro país, para desgracia de algunos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos